¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Cuánto es la multa por darse a la fuga?

    Darse a la fuga es más habitual de lo que creemos, pero no es un delito.

    Darse a la fuga no es un delito per se, luego la multa por darse a la fuga será realmente la que corresponda según otras infracciones que se hayan cometido. Puede ser de apenas 200 euros si hemos producido daños materiales, pero conllevar la pena de prisión si, por ejemplo, incurrimos en la omisión de socorro.

    Lo de 'darse a la fuga' no está considerado en España como un delito, por sí mismo, pero suele ocurrir cuando se pretende ocultar una infracción. Es decir, que los conductores se dan a la fuga para tratar de ocultar que han consumido sustancias, por ejemplo, o para evitar que los agentes de la autoridad puedan detectar la falta de permisos de conducción.

    Las estadísticas revelan que, en realidad, todos los años hay miles de conductores que se dan a la fuga en accidentes de tráfico. Así que, aunque pudiéramos creer que es algo que no suele ocurrir, es relativamente habitual ver cómo un conductor se marcha de donde debería permanecer para evitar ser multado -por ejemplo-. Pero, si acaban parándonos -que ocurrirá-¿cuál es la multa por darse a la fuga?.

    Cada año, miles de conductores se dan a la fuga tras un accidente de tráfico.

    La multa por darse a la fuga: depende de por qué te marches del lugar

    Si hemos sufrido un accidente en el que hemos provocado daños materiales, por ejemplo, nos exponemos a una sanción administrativa con un importe de 200 euros. Esa sería nuestra multa por darnos a la fuga y además con la habitual bonificación por pronto pago. Pero si hubiera víctimas graves estaríamos cayendo en la omisión de socorro y, por tanto, podría darse una pena de prisión de tres a doce meses.

    Esto significa que, aunque darse a la fuga nos va a traer problemas de un modo u otro, la gravedad del asunto será distinta en función del motivo por el que estemos huyendo de las autoridades competentes. Habría que tener en cuenta también que durante la 'huida' del conductor se pudieran cometer otras infracciones, por ejemplo, o que se haga caso omiso a las indicaciones de los agentes de la autoridad durante esta huida.

    Por lo tanto, la multa por darse a la fuga variará en función del caso concreto. En tanto que darse a la fuga no es un delito per se, las autoridades competentes tendrán que valorar qué irregularidades se hayan cometido y qué infracciones se hayan podido cometer más allá de abandonar un lugar en el que se debería de permanecer para hacer frente a las responsabilidades que correspondan.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto