Ponle música por Bluetooth y teléfono manos libres a tu coche usado

Es posible modernizar instantáneamente un modelo de menos de 15 años, dotándole de función manos libres y de música a través de Bluetooth. La inversión necesaria es muy baja, no se precisa desmontar nada, ni hacen falta conocimientos para su instalación.

Teléfono móvil conectado directamente por clavija auxiliar mediante cable

En una serie de artículos pasados vimos cómo podíamos darle a un modelo antiguo la posibilidad de tener nuevas fuentes de música e incluso función de manos libres. Basta con que sea utilizable la radio de serie, a través de FM, pero es un método que no da mucha calidad. Los adaptadores de cintas tampoco destacan en ese sentido.

Una solución de muy bajo coste es enchufar el teléfono móvil directamente a la toma auxiliar, es decir, jack 3,5 mm (o ⅛″), lo cual tiene una serie de inconvenientes. En primer lugar, hay que enchufar y desenchufar siempre que se accede al coche. Segundo, es un método poco seguro si hay que tocar el teléfono en marcha. Tercero, la calidad de las llamadas de voz no es buena si el teléfono no queda cerca.

Para modelos que disponen de la toma auxiliar, pero no disponen de un sistema Bluetooth de serie, existe la posibilidad de instalar un aparato muy económico que nos brinde esa funcionalidad. No solo es útil en modelos un poco añejos, también en caso de que el sistema original se haya estropeado y no queramos o no podamos reemplazarlo. ¿Y si sólo queremos Bluetooth Audio y conservar la función manos libres de serie? Basta con decirle al móvil que use la función que queremos y desmarcar la otra.

En algunos modelos la toma auxiliar está muy a la vista (bajo el lector de CD, a mano izquierda), en otros no tanto

Por ejemplo, tenemos el equipo de música de serie de este Toyota Aygo con más de 10 años de edad. Basta con que le funcione el conector auxiliar. Dependiendo del coche y de dónde esté ubicado el conector, será viable la utilización de uno u otro sistema. Buscando en las páginas correctas de Internet o tiendas especializadas, se puede solucionar el problema por menos de 10 euros, o por muy poco más.

Nuestro móvil se conecta al adaptador vía Bluetooth, sin cables, y sin tener el teléfono a la vista

Tenemos adaptadores de Bluetooth a jack tanto con batería como con cables. Los modelos con batería tienen la ventaja de no añadir cableado, pero tienen la gran desventaja de que hay que cargarlo cada cierto número de horas de uso, y hay que iniciarlos manualmente. Modelos como el MPOW de la siguiente imagen tienen micrófono integrado, también sirven para usar la función manos libres. Se pueden cargar constantemente, pero la batería integrada durará menos.

Este aparato no sería lo más cómodo de tener la conexión auxiliar en un mal sitio, como dentro de la guantera, en el cofre central, o en un punto lejano de la boca. Para hacernos entender en una llamada puede que tengamos que gritar más que hablar. En casos como el del viejo Aygo, es una solución prácticamente ideal. Se puede cambiar de canción, parar y reproducir, colgar y descolgar, y cambiar el volumen, sin tocar el teléfono. La pérdida de calidad es casi nula.

Tengo comprobado que este método da más calidad de sonido que conectando directamente el móvil a un cable auxiliar. Por otra parte, los cables auxiliares acaban dando problemas por mal contacto o puede sufrir la propia salida de audio del teléfono con tanto enchufado y desenchufado. Este tipo de reproductores, con batería, se apagan solos cuando pierden la señal Bluetooth.

Si la toma auxiliar está un poco escondida o lejos, nos podemos decantar por un adaptador que utilice cables propios. Por un lado, se conecta la alimentación a una toma USB o, en su defecto, una toma de 12 voltios que casi cualquier coche tiene. Otro de los cables se conecta a la toma auxiliar. Algunos modelos disponen de un mando remoto con las funciones imprescindibles, que puede colocarse en el lugar más cómodo para conducir.

Regulando el volumen del adaptador con inteligencia se evita distorsión o que la música suene muy bajita

La instalación no queda tan limpia como en el caso anterior, pero uno puede olvidarse de conectar y desconectar cables, y como la alimentación depende de que el coche esté encendido (o en modo accesorios), tampoco hay que encender ni apagar manualmente. Además, con el conector de corriente de 12 voltios puede quedar libre una toma USB. El mando controlador se fija con adhesivo, ventosa, velcro, imán, etc.

En este modelo el micrófono está integrado en el controlador, por lo que debería estar a mano para captar bien la voz

Al final se trata de elegir una solución que minimice las distracciones al volante y tener que estirar la mano para controlar las llamadas y el audio; la estética es secundaria. No se requiere ningún conocimiento técnico para instalar estos aparatos, ni hay que desmontar nada. Como mucho habrá que hacer un pequeño agujero para que pase algún cable por una tapa cerrada que no deja hueco.

Estas instalaciones son las más favorables a la hora de evitar multas por tocar el móvil (o de tener un accidente)

Un aspecto a considerar para los usuarios de móviles de alta gama, es importante mirar el amperaje de la toma USB. Algunos modelos con una intensidad de 1 amperio tardan mucho en cargar o no se recargan con un uso intensivo (p.e. GPS), pero con una toma de 2,1 amperios van bien y cargan rápidamente. Algunos conectores distinguen "1A" de "2.1A", pues en eso se diferencian.

Estas sencillas instalaciones traen a coches un poco añejos a la modernidad, cualquier formato que pueda reproducir el móvil nos sirve, incluyendo cosas exóticas como FLAC, OGG o MP4. Además, ante el creciente protagonismo de la música en streaming (p.e. Spotify) y el uso de navegadores en el propio teléfono hace muy muy interesantes estos pequeños aparatos.

Ojo al comprar, varios fabricantes pueden ofrecer el mismo diseño (ser copias de), por lo que hay que mirar con cuidado las valoraciones de los usuarios que ya los han comprado

Un último consejo, cuando conduzcas, pon el móvil en silencio. Las notificaciones no sonarán por los altavoces del coche, pero sí las indicaciones del GPS, la música y las llamadas. Todo lo demás puede esperar a que paremos.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×