¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Ya es oficialSkoda Octavia 2013: Más dinámico y preciso

    4

    Skoda presenta el Ocativa 2013; la tercera generación de la berlina media checa que llega con mayores aspiraciones que en sus generaciones precedentes, pero sin olvidar su verdadero enfoque. Se trata de una evolución lógica, ahora que el Rapid ocupa un puesto demasiado acoplado a lo que era el Octavia hasta ahora. Te lo contamos todo tras el salto.

    Sin mucho bombo, Skoda presenta la tercera generación del Octavia , que se posiciona un escalón por encima de lo que lo había hecho hasta ahora con el fin de diferenciarse del racional Rapid, potencial caníval del Octavia.

    ¿Es un Rapid? No, pero casi...

    El nuevo Octavia hace gala de un aspecto que nos gusta, pero en el que podían haber hecho un mayor esfuerzo con un diseño algo más atrevido y/o elaborado, y no dejarlo como un Rapid anabolizado, aunque el resultado no deje de ser agradable.

    El frontal rezuma la nueva identidad de la marca; más dinámica y con uno diseño más preciso en el que domina la poligonal parrilla de lamas verticales de acabado satinado perfilada por detalles cromados. Para darle ese aire un tanto “agresivo” se ayudan de un fondo negro para la estructura interna de los faros; unos faros que por forma, recuerdan a los de cualquier Audi de anterior generación.

    No hay complicaciones; el diseño es sencillo, limpio, elegante y sobrio como en cualquier Skoda que se precie, y aunque no sea nada llamativo, el don de la intemporalidad no se lo quitará nadie.

    Alguno de los rasgos más originales que muestra, es el remate de las ventanillas traseras en forma de cuña ascendente, sacado del Visson D.

    En la trasera, nos encontramos más de lo mismo: rasgos del Rapid; pilotos cuadrados y un portamatrículas ensanchado, como viene siendo habitual en los modelos de última hornada.

    Ahora es más coche

    Es una berlina más ancha (+45 mm), más larga (+90 mm) y más baja, con lo que la sensación de “más coche” está garantizada desde el primer vistazo. Con ello, la distancia entre ejes se estira 108 mm extra respecto a la generación saliente, lo que garantiza un espacio para las piernas en las plazas traseras más que bueno.

    El maletero no se queda atrás, y es que con unos impresionantes 590 litros, se coloca en la cúspide del segmento, como no podía ser menos en el Octavia.

    Por dentro, un diseño sobrio se rodea de unos acabados muy buenos y un llamativo navegador que se ofrecerá en las versiones más completas junto con equipos de sonido de alta calidad y otros interesantes elementos como el clima dual, etc.

    En lo que ayudas al conductor se refiere, no faltará en avisador de cambio involuntario de carril, detección de fatiga al volante, frenado automático en ciudad, sistema de precolisión, sistema de acceso sin llave, control de crucero adaptable, park assist, etc.

    Bajo el capó, la gama será compartida con los VW Golf, del que saca también la plataforma (MQB), aunque, por ahora, sólo se han jactado de que los niveles de emisiones de la versión GeenLine con motor 1.6 TDi CR se quedan en 89 g/km de CO2, con un consumo medio de 3,4 L/100.

    Skoda Octavia 2013: Más dinámico y preciso