¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Opel avanzará en los procesos de validación de la tecnología de conducción autónoma para PSA

Opel avanzará en los procesos de validación de la tecnología de conducción autónoma para PSA

​Ya hemos visto que la experiencia que acumula Opel en el desarrollo de motores eficientes le va a suponer a la marca del rayo una inyección de moral después de todos los acontecimientos que han girado a su alrededor, convirtiéndose en un eje fundamental de la estrategia de negocio de PSA, incluyendo también el avance hacia una conducción autónoma total.

Pruebas del Opel Astra en el circuito de ensayos de la marca alemana en su centro especial de I+D en Dudenhofen

Además del desarrollo de los nuevos motores para el grupo PSA, los ingenieros de Opel también tienen un nuevo objetivo fijado desde la sede central de Francia: investigar los métodos para aumentar la eficiencia en materia de conducción autónoma. Y es que Opel se encuentra inmersa en un proyecto junto con otros fabricantes alemanes y el propio gobierno del país teutón para avanzar en este campo y desarrollar vehículos con plena autonomía y con la máxima seguridad tanto para los pasajeros como para el resto de usuarios de las carreteras.

En este proceso, PSA reconoce que no sólo es importante el acortamiento de los tiempos de desarrollo o la reducción del número de prototipos construidos, sino también poner los medios necesarios para detectar posibles fallos de software y, lo que es más importante, desde el principio y antes de que el sistema sea montado en las unidades de pruebas que realizan test en carretera con condiciones reales de tráfico, además de que el número de errores sea el más bajo posible.

En este sentido, Opel pone de ejemplo su sistema de frenado autónomo en casos de emergencia, que funciona permanentemente comprobando el tráfico mediante un sensor de radar y una cámara frontal, por lo que este sistema también es probado en condiciones reales mulas de ensayos. Es el momento donde se deben de encontrar los errores de software que posteriormente, en manos del cliente, pueden generar fallos de funcionamiento.

De hecho, cuando vemos prototipos de la marca del rayo, Opel ya dispone de un sistema en una fase tan avanzada que prácticamente no produce fallos en el funcionamiento, lo que ahorra tiempo y costes e, igualmente ocurre con los sistemas de información y entretenimiento. Aunque permanentemente se encuentran en proceso de mejora de funciones -la tecnología avanza muy rápidamente- lo normal es que el desarrollo entre un sistema y otro más moderno comprenda un tiempo de cuatro años.

Que todos los fabricantes están trabajando hacia una plena conducción autónoma es una realidad pero no está libre de fallos todavía esta tecnología. Lo hemos visto recientemente en el caso de Uber, por lo que para Opel -y su matriz PSA- es importante mantener los niveles de fallos los más bajos posibles. La marca alemana acumula una gran experiencia en este campo desarrollando protocolos especiales en los que se comprueban todas las funcionalidades antes de validar el funcionamiento perfecto de todos los sensores.

Líderes en conducción autónoma pero sin fallos

Teniendo en cuenta que los sistemas de conducción autónoma funcionan en base a cientos y miles de variables y probabilidades, técnicos de la marca alemana apuntan que los mismos procesos de validaciones también se aplican a los "fallos operacionales", aquellos errores de funcionamiento que no deben de inmovilizar al vehículos por completo permitiendo un nivel mínimo operacional; por ejemplo, la dirección, ofreciendo un desplazamiento suficiente como para trasladar el vehículo a un centro de servicio ofreciendo un nivel de seguridad adecuado a los pasajeros o el conductor.

De hecho, toda esta tecnología y procesos se encuentran en el marco del proyecto PEGASUS en el que Opel está participando activamente y de una forma más especial para niveles de conducción autónoma 3 y 4, desarrollando procedimientos virtuales y modulaciones reproducibles dado que los métodos tradicionales no alcanzan; por ejemplo, el asistente de conducción en atascos y en autopistas liberando al conductor de prestar la máxima atención a las condiciones del tráfico.

Hoy, los modelos del grupo PSA -de Peugeot, Citroën y DS- cuentan con diferentes asistentes de conducción como el control de velocidad adaptativo que regula la velocidad y la distancia con el vehículo precedente iniciando el frenado automático de emergencia si es necesario, un nivel 1, mientras que en el segundo nivel también se encuentran algunos modelos de DS con el sistema "DS Connected Pilot" y que será más completo a partir de 2020.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto