¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Servicio Postal de EEUU cambia su destartalada flota por una avanzada furgoneta

    7
    Oshkosh NGDVU.S. Postal Service

    El Servicio Postal de los Estados Unidos ha confirmado al fin el ganador del concurso que había organizado para renovar su extensa flota de vehículos. El modelo escogido ha sido el Oshkosh NGDV, presentado por la división de defensa de Oshkosh Corp.

    El próximo vehículo de reparto del cuerpo de Correos estadounidense ya ha sido presentado. El modelo escogido es el Oshkosh NGDV, un modelo de estética algo anticuada pero que cuenta con un esquema técnico muy moderno y avanzado, que va a ser desarrollado y producido por Oshkosh Defense, la división de defensa de una división de Oshkosh Corp., en colaboración con Ford Motor Company.

    Aunque parezca mentira, el conocido Servicio Postal de los Estados Unidos cuenta con una de las flotas de vehículos más antiguas que podemos encontrar en ese mercado. Ya que no solo sigue empleando el mismo modelo de reparto desde hace décadas, sino que la gran mayoría de esos vehículos tienen una antigüedad media en torno a los 30 años, con todos los inconvenientes que ello conlleva.

    La flota actual de USPS está formada por los Grumman LLV, con una edad media de 30 años.

    Para reemplazar su veterana flota, el USPS organizó hace unos meses un concurso destinado a buscar su nuevo vehículo de reparto, que no solo debe ser más moderno, sino también más cómodo, eficiente y seguro. Pues su servicio de entrega sigue empleando el mismo Grumman LLV (siglas de Long Life Vehicle) desde mediados de los años ochenta. Un modelo que fue desarrollado expresamente para el United States Postal Service y cuya producción tuvo lugar entre 1987 y 1994. Aunque la carrocería es exclusiva para este modelo, lo cierto es que la base mecánica es el bastidor de largueros del Chevrolet S-10 Blazer de la época y el motor un 4 cilindros Iron Duke de 2.5 litros de GM. Esos vehículos hicieron honor a su nombre y en lugar de servir durante los 24 años estipulados han permanecido en activo hasta nuestros días.

    Esto supone numerosos inconvenientes tanto para la empresa como para sus propios empleados, que tienen que operar con vetustas furgonetas que en muchos casos ni siquiera cuentan con aire acondicionado. Aunque eso no es lo peor, pues como es lógico, estos modelos carecen por completo de los sistemas de seguridad que podemos encontrar en cualquier turismo moderno y la compañía gasta cada año ingentes cantidades de dinero en su mantenimiento. Según las cifras proporcionadas por el USPS, cada uno de sus vehículos ha consumido una media de 5.000 $ en mantenimiento en el último año.

    Oshkosh NGDV

    El nuevo modelo que va a emplear el servicio postal es el Oshkosh NGDV, una moderna furgoneta que ha sido desarrollada por la división de defensa de Oshkosh Corp. en colaboración con Ford Motor Company, ya que está basada realmente en el Ford Transit. Estará disponible en versión convencional o eléctrica y conrtará con todos los avances que podemos esperar de un modelo actual, pues además de más espacio y volumen de carga, incluirá elementos como aire acondicionado, calefacción, airbags o distintas cámaras en el exterior del vehículo.

    El nuevo modelo cuenta con carrocería propia.

    Este anuncio supone que el mencionado servicio postal va a hacer un primer pago de 482 millones de dólares para que concluya el desarrollo y se inicie la producción del modelo, aunque el presupuesto completo es de 6.000 millones de dólares e incluirá la fabricación de entre 50.000 y 165.000 unidades en los próximos 10 años.

    El Servicio Postal de EEUU cambia su destartalada flota por una avanzada furgoneta