Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Porsche nos cuenta los orígenes de la denominación 911

6

Poco después de dar a conocer el resultado de la restauración del único Porsche 901 auténtico que está en manos de Porsche, la marca ha editado un interesante vídeo sobre los motivos de la marca de cambiar el nombre original al ya icónico 911.

El único Porsche 901 en manos de la marca.

Hace solo unas pocas semanas, Porsche nos presentaba una de sus últimas y más valiosas piezas de su museo, el bastidor 57 del Porsche 911, la unidad del 911 más antigua que posee la marca y uno de los rarísimos ejemplares que salieron de la cadena de montaje con el nombre original, Porsche 901.

Esta unidad aparecía casualmente durante el rodaje de un programa de televisión alemán dedicado a las antigüedades y en cuanto la marca tuvo constancia de la naturaleza de este ejemplar decidió comprarlo inmediatamente, tras lo cual ha sufrido un extenso proceso de restauración y reconstrucción, ya que el modelo se encontraba en pésimo estado.

Probablemente, debido a la reciente presentación del Porsche 901 #057, la marca ha decidido realizar un pequeño pero interesante vídeo sobre los motivos de que el modelo recibiera otro nombre cuando precisamente ya se encontraba en producción. En ese momento se llegaron a ensamblar 82 unidades con la denominación 901, que mantuvieron esta designación a nivel oficial (documentación y bastidor) aunque llegaron a sus clientes con los emblemas 911.

El Porsche 901 #057 es el nueveonce más antiguo de la marca.

En el vídeo podemos ver al responsable de la colección Porsche, protagonista habitual de los vídeos de la división de clásicos de la marca, en el que nos ofrece una rápida y sencilla explicación de los motivos del cambio.

Como es bien sabido, todos los números de tres cifras con un cero en el medio (desde el 101 hasta el 909) ya habían sido registrados anteriormente por Peugeot, quién se puso en contacto con Porsche mediante una carta, y no mediante una demanda judicial como era plenamente aceptado, en la que se conminaba a Porsche a cambiar el nombre del modelo. El contenido de la carta no ha trascendido -por lo que la amenaza judicial puede haber existido realmente- pero la decisión de Porsche fue la conocida, modificar el nombre del modelo.

En ese momento Porsche contaba con los números 9, 0 y 1 ya fabricados para crear el emblema del modelo, por lo que sustituyeron el cero por otro ejemplar del uno, y así se formó el nombre 911, ya mítico a día de hoy. Lo más curioso es que esto sucedía a inicios de la década de los sesenta, y hasta el día de hoy, Peugeot no ha empleado la denominación 901 en ningún modelo de producción. De hecho, solo ha empleado cifras que comienzan por el dígito 9 en dos ocasiones hasta la fecha, con el 905 de Grupo C (vehículo de competición) y más recientemente con los 908 Hybrid 4/HDi FAP (también de competición) y 908 RC (concept car).

Noticias relacionadas

Porsche nos cuenta los orígenes de la denominación 911
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto