La inversión en electrificación de Porsche requiere recortes en otras áreas

Es uno de los fabricantes que más dinero gana. Las cuentas de resultados de Porsche, después de impuestos e intereses son objeto de deseo por parte de cualquier fabricante y sólo en el primer semestre del año. Pero, la elevada inversión que la firma de deportivos está realizando obliga también a recortar por otros lados.

El nuevo Porsche Cayenne, uno de los modelos más vendidos de la firma alemana

El primer semestre de Porsche ha sido abrumador para muchos fabricantes. Es cierto que es una marca con pocos modelos y con unos precios sólo al alcance de pocos, pero el margen de ganancia es abismal comparado con el de muchos otros fabricantes.

Hace unos días, ya te explicamos cuánto ganaban los fabricantes y podemos decirte que las cuentas de los primeros seis meses de 2018 han arrojado unas ganancias de 1.900 millones de euros, lo que supone un aumento del dos por ciento comparado con el mismo período del año pasado.

Esto es sólo un poco menos de la mitad de lo que los responsables de la firma prevén para todo el año, que han estimado entre 3.400 y 4.400 millones de euros, pero resulta que hay un dato muy significativo que ha influido de forma significativa en estas ventas, y es que Porsche ha vendido un 28 por ciento más de unidades del 911 en los primeros seis meses del año, lo cual es un hecho extraño cuando su sucesor está confirmado para otoño y suele ocurrir el efecto contrario.

Al final de su vida comercial, el Porsche 911, las ventas en el primer semestre de 2018 han sido de un 28 por ciento más que el año anterior

Pero no en la marca de deportivos, sino en todas, ya que los clientes prefieren esperar al nuevo modelo con todas sus novedades antes que llevarse el modelo antiguo. Y a lo que se suman también las elevadas ventas del Panamera, que ha crecido también con dos dígitos.

No todo son buenas noticias, la inversión en electrificación necesita recortes en otras áreas

La estrategia actual de Porsche pasa, indiscutiblemente, por la electrificación, lo cual necesita de una elevada inversión. Es más, algunas voces de la firma apuntan que "el nuevo Taycan está necesitando una gran cantidad de recursos". Pero lo que vendrá en los próximos años requiere mucho más, una inversión multimillonaria ya anunciada por Oliver Blume, que comprende unos 6.600 millones de euros hasta 2022 y que, al mismo tiempo necesita ahorrar mil millones en los próximos tres años.

El CEO de Porsche ha explicado que la inversión en electrificación comprende la inyección de 2.200 millones cada año, y que se destinarán al aumento en la eficiencia, para nuevas técnicas de fabricación y al desarrollo de nuevos productos, sobre el cual ha señalado que la movilidad eléctrica se asocia con menores prestaciones, lo cual no casa con la filosofía de la marca.

Pero Blume también ha hablado del recorte de los mil millones, ha señalado que no comprende recortes en personal o en los salarios, pero sí que ha apuntado al coste de los materiales pero sin especificar a cuáles de ellos afectará, si del interior o de estructura.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto