Los "radares" anticontaminación no podrán multar mientras estén en pruebas

Madrid tendrá dentro de poco tiempo controles automatizados de las emisiones de escape de los vehículos como parte de un proyecto europeo: LIFE GySTRA. Al menos durante un tiempo no habrá que tener miedo a las sanciones, al menos las automáticas.

Gracias a la tecnología RSD+ es posible determinar el nivel contaminante de un vehículo a distancia y de forma nada intrusiva. Se basa en luz visible, infrarroja y ultravioleta, que permite detectar los humos y permitir la identificación del vehículo que supera las emisiones permitidas.

Desde hace décadas los vehículos deben cumplir una normativa de emisiones específica dependiendo de su homologación. Actualmente las conocemos como normas Euro, siendo la más moderna Euro 6c, la más restrictiva (al menos sobre el papel).

En el mundo real muy pocos vehículos cumplen realmente con la normativa, ya que todo se diseñó para aprobar unas pruebas en laboratorio. Ahora bien, los que tienen emisiones fuera de control por falta de mantenimiento o avería pueden ser señalados.

Las ciudades de Madrid y Graz (Austria) participan en el proyecto LIFE GySTRA, cuya misión es poder determinar de forma objetiva las emisiones de los vehículos sin tener que acoplarles sondas en los tubos de escape. Inicialmente solo van a ser unas pruebas y tomas de datos para un estudio científico.

Con el tiempo, este sistema permitirá a los ayuntamientos identificar a los vehículos más contaminantes. En primer lugar se notificará al dueño que debe hacer mejoras en su coche. Más adelante se le puede apercibir y/o sancionar.

Sin embargo, para la segunda fase aún queda tiempo, al menos según nuestro sistema legal. Cualquier sistema automatizado que pueda captar imágenes y emitir multas debe estar aprobado por el Instituto Nacional de Metrología, tener homologación y someterse a controles periódicos. El artículo 83 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (RD 6/2015, de 30 de octubre) entra en materia:

  • 2. Los instrumentos, aparatos o medios y sistemas de medida que sean utilizados para la formulación de denuncias por infracciones a la normativa de tráfico, seguridad vial y circulación de vehículos a motor estarán sometidos a control metrológico en los términos establecidos por la normativa de metrología.

El sistema puede controlar 3.000 vehículos a la hora, con un coste de 70.000 euros al año

En caso contrario, no existe soporte legal para que ningún aparato detecte humos excesivos y emita multas. Habría que cambiar la ley para que estos aparatos tengan capacidad sancionadora.

¿Significa eso que se puede ir por ahí contaminando de forma descarada? Aunque no sea algo especialmente perseguido, lo cierto es que no, pero ha de juzgarlo un agente de la autoridad que tenga competencia de actuación.

Si echamos un vistazo al artículo 12 de la LTSV veremos que:

7. No pueden circular por las vías objeto de esta ley los vehículos con niveles de emisión de ruido superiores a los reglamentariamente establecidos, emitiendo gases o humos en valores superiores a los límites establecidos, ni cuando hayan sido objeto de una reforma de importancia no autorizada. Todos los conductores de vehículos quedan obligados a colaborar en las pruebas reglamentarias de detección que permitan comprobar las posibles deficiencias indicadas.

En teoría, los "calamares" pueden ser sancionados si los sorprende un agente - Fotografía: Pavel Kacerovský

¿Qué sucede cuando un vehículo es sorprendido incumpliendo la norma? Puede ser inmovilizado, y lo detalla el artículo 104:

  • 1. Los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico en el ejercicio de las funciones que tienen encomendadas podrán proceder a la inmovilización del vehículo, como consecuencia de presuntas infracciones lo dispuesto en esta ley, cuando:
    • h) El vehículo supere los niveles de gases, humos y ruido permitidos reglamentariamente según el tipo de vehículo.

Dicha inmovilización será anulada tan pronto se termine la causa que la motivó, una vez el responsable del vehículo se haya hecho cargo de la reparación y gastos inherentes a la retirada de circulación (grúa, depósito...)

Obviamente nos referimos a casos muy notorios, humo visible y abundante, ya que los agentes carecen de medios para poder ver la contaminación que no pueden apreciar con sus propios ojos.

Las ciudades serían mucho más limpias si hubiese controles automáticos de gases de escape, ya que muy pocos vehículos contaminan con varias decenas, incumpliendo la normativa de escape para la que fueron homologados. Cuando empiecen las sanciones habrá muchas protestas, pero a medio y largo plazo todos agradeceremos un aire más respirable.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto