Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Road Rover: la nueva gama de modelos de calle de Land Rover llegará en 2019

Jaguar Land Rover lanzará una nueva gama de modelos rescatando una antigua denominación que no se llegó a emplear en los años 50, Road Rover. Una nueva gama de modelos de calle que se posicionará entre las marcas actuales del grupo.

Land Rover Discovery Vision Concept.

Según la publicación británica Autocar, el grupo Jaguar Land Rover lanzará en 2020 una nueva y completa gama de modelos bajo la denominación Road Rover, un nombre que ya quiso emplear la marca en los años cincuenta pero que tras varios prototipos no se llegó a materializar en ningún modelo de producción.

Los nuevos planes de la marca contemplan la creación de una nueva serie de modelos que se posicionaría entre las actuales marcas del grupo, presentando una oferta de producto completamente diferente. El primer modelo es una buena muestra de ello, pues sería un vehículo del tamaño de un Jaguar XJ de aspecto crossover y ciertas aptitudes fuera del asfalto que contaría con un tren motriz completamente eléctrico.

Este nuevo modelo, del que por el momento no tenemos nombre, sería presentado a finales de 2019, según Autocar en el Salón de Los Ángeles, y llegaría al mercado en 2020. Su principal mercado sería Estados Unidos y China, y de nuevo según la publicación británica, se posicionaría como una suerte de rival para el “Mercedes Clase S en términos de lujo y riqueza de detalles pero con algunas capacidades todoterreno”.

Road Rover prototipo de 1967.

El resto de modelos de la gama llegarán más tarde, todos ellos diseñados para carretera pero de aspecto crossover. No hay demasiados detalles técnicos sobre estos modelos pero Autocar especula con una autonomía en torno de los 500 kilómetros y la posibilidad de contar con suspensión ajustable, que permita en un momento determinado con la posibilidad de sacar el vehículo del asfalto.

Curiosamente, en el seno de Land Rover, el concepto de vehículo más adaptado al asfalto nacía originalmente en 1951, y trataba de crear un vehículo a medio camino entre las gamas Rover y Land Rover. La premisa era básicamente la misma de los SUVs y crossover actuales, vehículos pensados por y para el asfalto pero que en un momento determinado puedan circular sin grandes problemas por carreteras de piedras o tierra sin mayor problema.

En ese momento se creó un primer modelo con un aspecto muy próximo al Land Rover de la época, que evolucionó en 1956 con la creación de una nueva versión, más estilizada, de la que se llegaron a producir hasta 9 prototipos rodantes. El proyecto realmente no fructificó pero fue la base para que años más tarde la marca creara el Range Rover, que en sus primeras etapas llegó a portar incluso la insignia Road Rover.

Fuente: Autocar

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto