Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota invertirá en Uber para avanzar en la conducción autónoma

Toyota ha anunciado que invertirá 500 millones de dólares en Uber como parte del acuerdo que han establecido ambas compañías. El principal objetivo de esta colaboración no es otro que seguir avanzando en el campo de la automatización de la conducción y poder hacer realidad cuanto antes los servicios de alquiler de coches autónomos a escala global.

Prototipo de coche autónomo de Uber

Toyota y Uber buscan hacer realidad los servicios de alquiler de coches autónomos por trayectos.

El fabricante japonés Toyota está destinando numerosos recursos, tanto económicos como logísticos, a sus proyectos relacionados con las tecnologías de conducción autónoma. La marca viene trabajando desde hace tiempo en diversas áreas con el objetivo de ser uno de los actores principales de la automatización de la conducción. Es más, la propia compañía cuenta con un prototipo de segunda generación.

Sin embargo, ahora la marca nipona va un paso más allá y ha establecido una importante colaboración con uno de los protagonistas actuales. Toyota y Uber trabajarán conjuntamente para impulsar la conducción autónoma. Como parte del acuerdo establecido, Toyota invertirá la relevante cantidad de 500 millones de dólares (algo más de 430 millones de euros al cambio actual) en Uber.

Estas dos compañías de primer nivel buscarán hacer realidad cuanto antes los servicios de alquiler de coches autónomos por trayectos como un servicio más de movilidad a escala global. Otra de las claves del acuerdo que ha sido rubricado por las dos entidades es que Uber usará los vehículos de Toyota desarrollados de forma específica para este servicio y que estarán equipados con la tecnología de las dos empresas.

El Toyota Sienna, un monovolúmen, será la base para el prototipo de vehículo autónomo que usarán Uber y Toyota.

En un futuro, cuando este nuevo servicio de movilidad de Uber cuente con vehículos autónomos, serán modelos de Toyota. Shigeki Tomoyama, Presidente de Toyota Connected, señaló la información que tiene este acuerdo ya que marcará un importante hito para el futuro de la compañía en la conducción autónoma: “Ayudamos a asegurar la expansión de los servicios de movilidad como el alquiler de vehículos autónomos por trayectos que incluirá coches y tecnologías de Toyota”.

Toyota y Uber tienen previsto operar conjuntamente coches autónomos junto con operadores de flotas. Dara Khosrowshahi, Consejero Delegado de Uber, argumentó lo que supone para su compañía el acuerdo con Toyota: “Nuestro objetivo es disponer de vehículos autónomos más seguros en la red de Uber, y este acuerdo es otro paso significativo a la hora de hacer esto realidad”.

En una primera fase del proyecto conjunto en el que se embarcarán ambas compañías se lanzará una flota de prototipos de vehículos autónomos basados en el Toyota Sienna, un monovolumen comercializado por la marca japonesa en Estados Unidos. En ellos se integrará el sistema de conducción autónoma desarrollado hasta la fecha por Uber y la tecnología Toyota Guardian. Además, Toyota usará su plataforma de información para coches conectados. Las primeras pruebas en la red de Uber están previstas para el año 2021.

Fuente: Toyota

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto