¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Se acabó la fiesta? Las ventas de coches en China muestran síntomas de debilidad

    Las ventas de coches en China muestran síntomas de debilidad.

    Las ventas de coches en China registradas durante los primeros 10 días de agosto de 2020 muestran indicios de cierta debilidad y desatan el alarmismo entre los analistas. ¿Se ha acabado la fiesta? El gigante asiático se ha convertido en la locomotora de la industria automotriz global desde que fue capaz de controlar la pandemia del coronavirus en su territorio.

    El sector automovilístico chino ha demostrado su enorme capacidad de recuperación en un tiempo récord. El momento que la pandemia del coronavirus fue controlada en el gigante asiático, las ventas de coches en China volvieron a la senda del crecimiento. Tras moderarse la caída en marzo, el pasado mes de abril se registró el primer aumento de las matriculaciones de coches nuevos en este país desde el año 2018.

    Durante estos meses las ventas de coches en territorio chino han venido encadenando ganancias mensuales consecutivas. En julio se comercializaron 2.1 millones de vehículos nuevos, lo que representa un ascenso del 16% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Son datos proporcionados por la CAAM (Asociación China de Fabricantes de Automóviles).

    Ventas de coches en China
    Las ventas de coches en China en la primera parte del mes de agosto arrojan datos preocupantes.

    Pero, ¿qué está ocurriendo en este mes de agosto? Los datos extraídos de los 10 primeros días octavo mes de 2020 han generado cierta alarma. Y es que muestran síntomas de debilidad y que, por lo tanto, la fiesta puede estar a punto de acabar. En dicho periodo de tiempo las ventas de vehículos de todos los fabricantes de automóviles extranjeros que producen en China y de los 11 principales fabricantes nacionales, que representan casi toda la producción, cayeron un 18% alcanzando solo las 384.000 unidades.

    Las ventas de vehículos comerciales tampoco se salvan de este descenso, puesto que hasta el día 10 de agosto se situaron en las 26.000 unidades, un 11% menos que en 2019.

    ¿Es posible darle la vuelta a estas cifras de ventas en lo que resta de agosto? Sin lugar a dudas es una pregunta clave. En teoría es posible revertir esta situación y cerrar este mes en positivo. Sin embargo, el hecho de que algunos concesionarios estén acumulando stock demuestra que no pocos consumidores han optado por retrasar la compra de un coche nuevo. A lo largo de estos últimos tres meses, una parte cada vez mayor de los vehículos enviados por los fabricantes a los concesionarios han pasado a engrosar la fila de unidades de stock en lugar de acabar en manos de los compradores.

    Ventas de coches en China
    Los concesionarios chinos han comenzado a acumular stock, lo que ha generado cierta alarma.

    Si bien el sector automovilístico chino ha gozado de unos meses de alivio, todo indica que en no poco tiempo la realidad tornará a un mercado que ha estado ensombrecido por la pandemia del coronavirus. Este ejercicio cerrará en negativo e incluso la CAAM augura que las ventas de coches nuevos en China caerán entre un 10% y un 20% en 2021. La evolución de las matriculaciones durante los próximos meses será clave de cara al próximo año, puesto que en 2020 el objetivo primordial es tratar de «salvar los muebles» por todos los medios posibles.

    Fuente: autonews