¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

VLF Force 1 v10, el primer deportivo Fisker

VLF Automotive ha aprovechado su reciente entrada en escena para aparecer en el Salón de Detroit con un nuevo deportivo. El VLF Force 1 V10 es un agresivo coupé de edición limitada que monta en su interior el propulsor V10 del Dodge Viper.

Así es el VLF Force 1 el nuevo deportivo desarrollado por Henrik Fisker

VLF Automotive entra fuerte a escena. El VLF Destino no es la única novedad que ha desvelado la reciente empresa que cuenta con el propio Fisker como socio. El Salón de Detroit ha sido aprovechado para mostrar al público el VLF Force 1 V10, un deportivo de altos vuelos desarrollado con la colaboración de un piloto experto y que monta el motor del Dodge Viper.

El VLF Force 1 V10 se trata de un deportivo de dos plazas fabricado con un cuerpo de fibra de carbono, de hecho sólo pesa 1.538 Kg. Bajo su capó encontramos un enorme bloque V10 de aspiración natural de 8.4 litros de cubicaje extraído del Viper. En el deportivo de Fisker desarrolla 755 CV y 865 Nm de par máximo, lo que supone un aumento de sus capacidades respecto a los 654 CV y 813 Nm de la víbora.

La potencia del motor Dodge es transmitida en exclusiva al eje posterior mediante un cambio manual de seis velocidades o una transmisión automática, también de seis relaciones, con levas en el volante. Su capacidad de aceleración le permite realizar el 0 a 60 millas por hora (96,5 km) en tres segundos clavados y podrá seguir pisando el acelerador hasta que alcance los 350 km/h de máxima.

Para controlar toda esta fuerza cuenta con un kit de frenos Brembo de alto rendimiento instalados en el interior de las enormes llantas de 21 pulgadas que calzan neumáticos Pirelli P Zero.

El habitáculo es francamente lujoso tapizado con cuero y Alcántara por la mayor parte de las superficies en combinación con inserciones en fibra de carbono. Para muestra del lujo y excelencia, o más bien excentricidad, incorpora un porta-botellas de cava fabricado en cuero entre los asientos.

Su producción comenzará aproximadamente a finales de Abril en Auburn Hills, Michigan la misma planta donde se construirá el VLF Destino. Su precio es aún más exclusivo que los 229.000 dólares de la berlina coupé puesto que contará con una tirada limitada. Por el momento sólo se constuirán 50 unidades a un precio de 268.500 dólares. No apto para todos los bolsillos.

Fuente: VLF Automotive

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto