Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen abre la puerta de Dresde a los clientes del e-Golf participando en su producción

Si eres de los que te gustaría estar en el proceso de producción de un coche, Volkswagen ofrece esa experiencia a los clientes del e-Golf. Una iniciativa -con coste- que permite participar en las fases de producción del modelo hasta que sale completamente de la cadena de montaje en una de las plantas de producción más sofisticadas de la marca, la de Dresde, la sede del Phaeton.

Volkswagen abre la factoría de Dresde a los clientes del e-Golf participando en las fases de producción junto a un especialista de montaje

Es una de las experiencias que ofrecen determinados fabricantes, la posibilidad de poder realizar un tour por la factoría de producción de modelos y comprobar "in situ" cómo nuestros coches salen de cadena de producción. Incluso, algunas más lujosas han llegado a ofrecer a los clientes el comprar un coche y disfrutar de las instalaciones o museos, mientras el modelo es fabricado y recogerlo inmediatamente.

Llevárselo puesto, por así decirlo, como si fuera una chaqueta. En esta misma línea, Volkswagen inaugura una nueva iniciativa para los clientes del e-Golf que se fabrica en una de las más avanzadas plantas de la firma alemana, la avanzada factoría de Dresde inaugurada especialmente para la producción del lujoso Phaeton, una edificación con un estilo exterior que contrasta mucho con las plantas de producción normales, solo a la altura de las grandes marcas de deportivos.

Rodeada de zonas ajardinadas y con una fachada completamente de cristal, los técnicos de la marca hoy ensamblan en esta localización la versión eléctrica del Golf, el que será el último modelo de la firma en salir de las cadena de producción como un modelo adaptado y con un sustituto ya previsto en la agenda de relevos, el Volkswagen ID. Neo.

Un cliente participa en la labor de anclaje de la carrocería y la plataforma en el proceso de "matrimonio" del Volkswagen e-Golf

La iniciativa persigue que los clientes formen parte del proceso de producción del compacto eléctrico, siguiendo las etapas de fabricación pasando por las cuatro estaciones en las que el propietario puede participar en el montaje de su coche asistido por la ayuda de un técnico.

Por ejemplo, el cliente podrá participar como si formara parte del equipo de montaje en partes clave como la integración del salpicadero y conexión o en la parte conocida como "matrimonio" en el que se une toda la plataforma con los trenes rodantes y mecánica a la carrocería, uniendo el conjunto y formando una sola pieza, incluso el cuidadoso montaje de la parrilla la rejilla del radiador delantero.

Arnd Meyer-Clasen, jefe de ventas, explica que "La fábrica transparente es uno de los escaparates de la movilidad eléctrica de Volkswagen. Además de las unidades de prueba, la configuración y la entrega del e-Golf, otro punto destacado que ahora ofrecemos es la capacidad de seguir la producción e involucrarse en ella", una experiencia que cuesta 390 euros y que se ha de reservar al pedir el e-Golf en los distribuidores oficiales, aunque la marca no ha señalado si es estrictamente para Alemania o todos los mercados de venta del modelo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto