¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen T-ROC, anticipando el futuro SUV compacto de la marca alemana

10

Volkswagen presentará en el Salón de Ginebra el T-ROC, un prototipo que anticipa las formas de un futuro SUV compacto. Tiene un motor TDI de 184 CV, cambio DSG y tracción total. Cuenta con un techo desmontable en dos partes. El cuadro de instrumentos, los mandos de la climatización y el sistema de infoentretenimiento se controlan mediante pantallas digitales.

Volkswagen presentará un nuevo prototipo en el Salón de Ginebra 2014 que pone las bases de un futuro SUV compacto que entrará en la gama por debajo del Tiguan. Se trata del Volkswagen T-ROC, un concept con muchas novedades como, por ejemplo, una inédita faceta cabrio.

La longitud del T-ROC rondará los 4,3 metros. Su imagen se caracteriza por las líneas horizontales que dan una mayor sensación de anchura, pasos de rueda muy marcados y voladizos cortos que propician una gran distancia entre ejes, con las ventajas en cuanto a habitabilidad que conlleva esta característica.

Uno de los rasgos más llamativos de su diseño es su techo doble desmontable. La pieza central del techo se divide en dos secciones iguales, que pueden desmontarse y guardarse en el maletero, convirtiendo al T-ROC en una especie de descapotable targa. Se trata de una solución similar a los techos “T-Top” que algunos deportivos pusieron de moda en los años 70.

En el interior la tecnología se apodera del cuadro de instrumentos, convertido en una pantalla digital. Lo mismo sucede con el módulo de la climatización. Tampoco puede faltar la pantalla táctil de infoentretenimiento en forma de tablet portátil que domina el salpicadero y que es completamente configurable.

CAMBIO DSG Y TRACCIÓN TOTAL

El concept está animado por un motor turbodiésel 2.0 TDI que desarrolla 184 CV de potencia y 380 Nm de par máximo, valores que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h. Además de por prestaciones, esta mecánica brilla por su consumo, obteniendo una media de sólo 4,9 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 129 g/km.

La transmisión se confía a una caja de doble embrague DSG de siete marchas. El sistema de tracción total con embrague Haldex de última generación le confieren cierta capacidad para salir del entorno urbano y permitirse ciertas escapadas fuera de carretera. En condiciones normales el motor envía su fuerza al tren delantero pero en caso necesario se puede alcanzar una distribución de la fuerza de 50:50 entre el eje delantero y trasero.

Cuenta con tres modos de conducción (Street, Off-road y Snow) seleccionables según la situación. Estos modos varían los parámetros del chasis, del motor, el cambio y el asistente de arranque y bajada en pendiente.

Fuente: Volkswagen

Noticias relacionadas

Volkswagen T-ROC, anticipando el futuro SUV compacto de la marca alemana
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto