¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW X1 xDrive 23d y xDrive28i. Ese pequeño gran SUV

42

EL BMW X1 reúne características de las que muy pocos vehículos pueden presumir. Su apariencia exterior de SUV, su tamaño de berlina compacta, su altura y su gama de motores disponible con tracción trasera e integral.

BMW nos sorprende de nuevo con su última incorporación a su gama X. En la presentación nacional del modelo probamos las motorizaciones tope de gama con tracción integral xDrive, asociados a una caja de cambios automática. Si tenéis interés, aquí podéis ver la galería de fotos de la presentación.

Os dejamos con nuestras impresiones.

También puede interesarte: Prueba BMW X6.

Exterior

Desde primera hora de la mañana me encontraba en la plataforma que BMW había preparado para la presentación de su modelo. Ante mí tenía una docena de unidades con distintas configuraciones. Tuve tiempo de repasarlos e irlos viendo detenidamente, incluso pude curiosear a mi antojo un Serie 5 GT que habían traído aprovechando la presentación.

Iba ser un largo día además de provechoso, divertido y entretenido. Rosa Caniego (Directora de Prensa) y José Luis Fernández (Dpto Formación BMW Group) nos presentaron el último miembro de la familia X, el BMW X1. De cada 5 vehículos BMW que se venden, uno de ellos pertenece a la familia X. Aquí hay negocio. BMW completa un segmento que empezó con el X5 y X3, continuó con el X6 y ahora acaba con el modelo que nos ocupa.

Diseño Exterior

Con 7 colores distintos su carrocería mide 12cm menos que su hermano mayor X3, por lo que su longitud total es de 4`45m, similar a la de otros SUV compactos como son el VW Tiguan, el Toyota Rav4 o el Ford Kuga. La altura libre al suelo es de 19’4cm y mide de ancho 1’78m. La medida por la cual el X1 llama la atención es su altura, 1’55m, una altura similar a la que tiene las versiones rancheras de algunas berlinas. La impresión general que da el modelo visto en persona es que se trata como de un “compacto” levantado, es decir, no da la impresión de ser un SUV compacto. Se debe en parte por tener un morro bastante largo, una apariencia “alargada” y una escasa altura. Tiene un coeficiente Cx de 0`32.

Los grupos ópticos adquieren una especie de actualización respecto al Serie 1 convencional, esta nueva generación de pilotos frontales toma las líneas que hemos visto en el Serie 7 nuevo, y además le siguen modelos como el Serie 5 GT que comparten líneas de diseño común. Los aros luminosos que podéis apreciar en los pilotos es la luz diurna de BMW.

En el frontal están acompañados por esa generosa parrilla que hace de toma de aire, detalle característico BMW. Los antinieblas están fuera de los faros delanteros y se encuentran integrados en el paragolpe, como podéis ver en la imagen de la derecha.

Los pilotos traseros también son nuevos y a mi juicio encajan perfectamente con el concepto del BMW X1. Como si hubiese cogiendo un X3 algo más pequeño y hubiesen actualizado su estética.
Como reza el título, probamos el xDrive23d y el xDrive28i. El gasolina es el rojo y el color gris el turbo diesel.

Hay un paquete llamado X-line que modifica algunos detalles del X1. Incluye una moldura plateada junto a las tomas de aire en el frontal del vehículo, unos faldones laterales algo distinto al de serie y si tiene barras de techo (opcionales) estas son plateadas.

Interior

Habitabilidad

En la parte delantera, la primera impresión que da es estar en un Serie 3, aires típicos de BMW, aspecto muy bien terminado, con ajustes precisos (¿Qué os voy a decir?). Los asientos sujetan bien el cuerpo (doy fe) , podemos regularlos para acomodarnos y bueno en el tiempo que he estado con los modelos no he encontrado alguna pieza “de broma” o de calidad considerablemente más baja que el resto.

Las plazas delanteras pueden disfrutarla personas cercanas a los 2 metros de altura, son amplias y confortables, tiene multitud de huecos portaobjetos. Si el conductor se acomoda en una postura retrasada ello resta bastante espacio para las piernas en las plazas traseras que tiene unas cotas más bien justitas de habitabilidad. De hecho lo ideal sería que los ocupantes totales fueran 4, tres ocupantes en las plazas traseras irían justos de espacio.

El volante de tres radios tiene algunos controles integrados, como el control del volumen del Radio CD, cambio de pista y uso del Bluetooth. En la consola central que cuenta con un reposavasos, se encuentra el navegador con una pantalla de 8´8", el radio CD, climatizador bizona y más abajo la palanca de selección de marcha que hemos usado bien poco, los modelos que hemos probado eran automáticos. Como es normal en la mayoría de modelos, desde la puerta del conductor se pueden graduar los espejos retrovisores y se controlan los elevalunas. Cuando damos marcha atrás en la pantalla del navegador podemos ver, gracias a una cámara trasera, lo que tenemos a nuestra espalda, facilitando de este modo la maniobra de aparcamiento.

Junto al reposa brazos practicable y freno de mano se encuentra un pequeño dispositivo con el que controlamos las funciones multimedias del BMW X1, permitiéndonos pasar del CD a la Radio o al Navegador. Además este dispositivo nos permite configurar nuestra ruta de navegación. Una de las unidades que probamos contaba con techo de cristal que es inclinable y deslizable, se controla desde una interfaz situada en el plafón de luces en el retrovisor central.

Volviendo a las plazas traseras, sus respaldos pueden inclinarse 31º para ganar 60L de capacidad en el maletero, de este modo los asientos traseros pueden usarse, pero los ocupantes quedan en una postura algo incomoda, sólo para pequeños viajes. Si los respaldos se abaten completamente la capacidad original de 420L aumenta hasta 1350L. El piso del maletero dispone de varias cintas para sujetar bultos, al igual que su lateral izquierdo que cuenta con una pequeña red para pequeños objetos, todas ellas con el objetivo de evitar deslizamientos de la carga del maletero.

En movimiento

Mecánica

EL BMW X1 tiene disponible tres motores que junto al tipo de tracción que lleve asociado conforman 5 versiones. Sólo existe una opción en gasolina, se denomina xDrive28i, es un motor 6 cilindros de 3.0L de cilindrada que tiene una potencia de 258cv. Este motor va asociado necesariamente al tipo de tracción integral y su caja de cambio es automática.

Los motores diesel son distintas variantes del 2.0L con potencias de 143cv, 177 y 204cv. A excepción del más potente, que sólo tiene disponible la tracción integral, las 2 motorizaciones restantes pueden ser tracción trasera o integral. Cuando decimos “sDrive” estamos indicando que el modelo es tracción trasera y cuando decimos “xDrive” tracción integral. Seguidamente continúa la cilindrada del motor y un D o I para el tipo de combustible, así se forma la nomenclatura del BMW X1.

Para mejorar sus consumos, en sus versiones manuales, BMW dispone de un sistema que recomienda la marcha que debe engranarse para optimizar consumos y además cuenta con un sistema automático de parada y arranque del motor cuando el coche está detenido.

Las cifras dinámicas relacionadas con los motores, las tenéis en la sección “Datos y Equipamiento”.

Comportamiento y Seguridad

Cómo he dicho antes, he probado las versiones xDrive28i y xDrive23d de 258 y 204cv respectivamente. Ignorando el rendimiento de potencia, más enérgico con el motor gasolina (que es una delicia) el chasis del BMW X1 se ha comportado perfectamente, así como el sistema xDrive y los frenos. Dimos un paseo de montaña donde estos elementos brillaban por su efectividad, la tracción integral se ha hecho notar en las curvas más cerradas.

Estos motores están asociados a un cambio automático de 6 relaciones que tiene un funcionamiento excelente, es capaz de cambiar varias relaciones de una vez si necesitamos potencia en ese momento. Ninguno de los dos motores me ha transmitido altibajos, aunque el gasolina se deja sentir más fuerte cuando va más bien subido de vueltas, por no hablar de su sonido…¿Habéis visto el video?

El Sistema xDrive consta de un embrague multidisco que reparte la fuerza entre las ruedas delanteras y las traseras. Trabaja conjuntamente con el control dinámico de estabilidad DSC y con la centralita del motor. Las ruedas tienen unos sensores que captan cualquier indicio de pérdida de motricidad o deslizamiento. Una vez detectado, el sistema varia la distribución de la fuerza en las ruedas en fracciones de segundo.

Si se equipa al modelo con el sistema “Performance control” , el vehículo se encarga de frenar la rueda interior trasera en las curvas para de este modo facilitar que el vehículo siga la trayectoria marcada originalmente en el volante evitando que el coche subvire o sobrevire.

Los frenos son de disco en las cuatro ruedas, 330/330 mm para la versión 23d y 348/336 mm para la 28i. Funcionan perfectamente, en un tramo de más de 40km con curvas enlazadas en los que he llegado a hacer frenadas contundentes no he notado fatiga en ellos, por lo que para un uso normal garantizan su efectividad.

Por desgracia carece de airbag de rodilla o laterales traseros, pero incluye el control de estabilidad de serie y tiene airbags frontales, laterales delanteros y de cabeza de tipo cortina.

Datos y Equipamiento

Para facilitaros los datos y el equipamiento del modelo hemos puesto a vuestra disposición distintos PDFs, esperamos que os sean de utilidad.

  • Datos técnicos de toda la gama.
  • Equipamiento de Serie
  • Equipamiento Opcional
  • Listado de precios

Os recordamos que los datos que contienen los PDFs pueden variar sin previo aviso.

Valoración

Valoración

El BMW X1 es un vehículo muy especial que puede resolver nuestras necesidades por las distintas opciones que puede tener. La tracción trasera es recomendable para aquel que sólo use el vehículo para ir por carreteras urbanas y que por norma general no se adentre en caminos montañosos o bacheados, pero tras probar el funcionamiento de la tracción integral os la recomendamos si tiene cabida en vuestro presupuesto.

Su sobre coste respecto a modelos equivalente puede justificarse por la calidad del modelo, eficiencia dinámica (sobre todo el gasolina),así como la calidad de los material y el ajuste de piezas del habitáculo. Parece que este será el próximo éxito de BMW.

Video

Noticias relacionadas

BMW X1 xDrive 23d y xDrive28i. Ese pequeño gran SUV
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto