Prueba Opel Adam 1.4 87: Introducción, equipamiento y precio (I)

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(10 fotos)

El utilitario de Opel viene con licencia de encandilar. Hemos probado el modelo "básico" (Jam), que por su dotación de equipamiento no tiene nada que ver con un modelo básico al uso. Le anima el motor 1.4 de 87 CV, que será próximamente reemplazado por un 1.0 SIDI. ¿Merece la pena esperarse al motor nuevo? En mi opinión, no.

El segmento A ya no es sinónimo de coches esenciales y pequeños, sino de coches pequeños. El Adam, dentro de unas dimensiones contenidas, tiene mucho que ofrecer a su dueño. Por ejemplo, un nivel de personalización prácticamente imbatible, Opel lo cifra en 4.000 millones de combinaciones, ¡nada más y nada menos!

Sus líneas de equipamiento son tres, Jam, Glam y Slam. La unidad probada, Jam, tiene prácticamente todo lo que se necesita, y muchas cosas que nunca esperaríamos en un "básico" (las comillas van adrede). En el Fiat 500 y otros rivales sí hay versiones tiesas de equipamiento, pero en el caso del Adam no.

El Opel Adam tiene en la personalización uno de sus puntos fuertes

Fijaos en la unidad de pruebas. Combina un color azul con piezas en color blanco, como las llantas de 16", las carcasas de los espejos retrovisores, el "bigote" de la parrilla y parte del techo. Tiene un diseño simpático y desenfadado, nada estridente. También es cierto que se parece mucho al Fiat 500, y no por aires de familia.

Los precios arrancan en 9.900 euros, incluyendo Plan PIVE

Una de las peculiaridades del Adam es que puede montar ruedas de 15 a 18 pulgadas, y más de uno pensará que la última dimensión es una barbaridad para un coche de hasta 115 CV (de momento). Bueno, tengo que admitir que en algunos casos sería algo más que pura estética, de todas formas con 16" no está nada mal.

Nuestra unidad de pruebas tenía el portabicicletas integrado (FlexFix)

El Opel Adam está disponible únicamente con motores de gasolina: 1.2 (70 CV), 1.4 (87 y 100 CV) y 1.0 SIDI (115 CV). Tras haber hecho unos cuantos kilómetros con el 1.4 de 87 CV, os aseguro que no se echa de menos un motor Diesel en la oferta. De hecho, muy pocos fabricantes ofrecen ya Diesel en segmento A, solo Fiat y MINI.

La verdad, la semana que el Adam fue mi compañero de carretera, quedé gratamente sorprendido. Deja en evidencia a muchos coches de segmento A que se vendían hasta hace muy poco tiempo, esperaba menos de él. Cómo han cambiado las cosas. El monovolumen Agila, del mismo segmento, es un coche bastante más sencillo.

La iluminación interior de LED nos permite elegir el color a nuestro gusto

Detalles como el equipo de sonido Infinity de siete altavoces, iluminación interior de colores, techo interior que simula el cielo estrellado, salpicadero acolchado en la zona superior, asientos abatibles con memoria o una pantalla táctil de 7" eran impensables hace poco tiempo, incluso en MINI.

El maletero estándar es de 170 litros, muy justo

No todo van a ser alabanzas en la prueba. El subwoofer del equipo de sonido deja el maletero en unos raquíticos 95 litros donde cabe con calzador una maleta tipo cabina de avión. Haciendo "tetris", quizá entren dos. Los asideros superiores rebotan con fuerza, el portón del maletero no siempre cierra bien y la pantalla táctil no siempre lee con claridad.

Aquí tienes una galería de 57 fotos del Opel Adam que estamos probando.

El volante es un poco grande, podrían haberlo hecho más pequeño perfectamente. Además, la luz solar en determinados momentos casi anula la pantalla. Según gustos, el tacto del cuero del volante puede ser algo áspero, pero nada nuevo en Opel. Por lo demás, predominan las luces sobre las sombras.

Precios

(Sin aplicar Plan PIVE y otros descuentos)

VersiónAcabadoPrecio
Adam 1.2 60
Jam
13.900 €
Adam 1.4 87
Jam
14.260 €
Adam 1.4 87 (GLP)
Jam
16.110 €
Adam 1.4 87
Glam
15.160 €
Adam 1.4 100
Glam
15.870 €
Adam 1.4 100
Slam
16.640 €
Adam 1.0 SIDI 115
Slam
17.640 €

Todo Opel Adam viene con sus elevalunas eléctricos, ordenador de a bordo, aire acondicionado, llantas de aleación, lunas tintadas, equipamiento de seguridad estándar con ESP, equipo de música, dirección asistida con doble ajuste (normal/suave en ciudad) o luces diurnas de LED. Por eso entrecomillé lo del "básico".

El máximo de funciones se aprovechan con iPhone, pero Android está bien integrado

Los Glam añaden sobre el Jam el sistema de sonido de alta gama Infinity, climatizador automático, mejor sistema multimedia y más posibilidades de personalización. Los Slam, además, tienen llantas de 17", una suspensión más deportiva, detalles cromados... Pero lo fundamental lo tiene hasta el Jam. El "básico", para entendernos.

Hay varios paquetes para mejorar el equipamiento estándar, y por su complejidad, es mejor derivaros al configurador de la Web de Opel. En ese sentido se parece mucho al MINI, la política de equipamiento del Fiat 500 y otros rivales me parece más simple. Hasta en eso han querido que el Adam sea más Premium.

En las próxima entrega seguimos, no te las pierdas.

Opel Adam 1.4 87

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

  • Comentario de JDavid Pascual
    03/11/2014 (19:08)

    JDavid Pascual

    "Práctico, ágil, dinámico, justo lo ideal para las cosas del día a día. Llevar el crio al cole, ir a comprar, padel, ideal."

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×