¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Presentación y toma de contacto: Subaru BRZ. Deportividad para todos los públicos

    48

    Subaru sabe cómo debe construirse un buen deportivo y el Impreza STI es el mejor ejemplo. En esta ocasión, con el Subaru BRZ el objetivo ha sido crear un modelo más accesible económicamente, más ligero y más fácil de conducir, sin renunciar a unas prestaciones brillantes y a un comportamiento dinámico muy destacable.

    Subaru BRZ

    El nombre de BRZ proviene de las palabras "Boxer" (motor de cilindros opuestos), "Rear-wheel drive" (propulsión trasera) y "Zenith" (el punto culminante y lo último en conducción, en sentido metafórico). Su presentación mundial tuvo lugar en el Salón de Tokio 2011 aunque sus líneas principales se anticiparon unas semanas antes reflejadas en el STI Concept del Salón de Los Ángeles.

    Ha sido desarrollado conjuntamente por Subaru y Toyota, siendo el primer fruto del acuerdo de colaboración que firmaron ambos fabricantes en 2005. El modelo equivalente en Toyota se denomina GT-86. Tanto el BRZ como el GT-86 son fabricados por Subaru en la planta japonesa de Gunma y las primeras unidades salieron de la factoría en marzo de 2012. En Japón el BRZ está siendo un éxito rotundo y se han cuadruplicado las ventas con respecto a los objetivos inicialmente barajados por Subaru.

    El Subaru BRZ destaca por su motor de cuatro cilindros opuestos y 200 CV de potencia, la propulsión trasera, el bajo centro de gravedad y su peso contenido. Argumentos que ponen de relieve la vocación deportiva del coupé japonés.

    Por fuera

    Subaru BRZ

    Si en las fotos ya tiene un aspecto agresivo en primera persona el Subaru BRZ es aún más impresionante. El frontal es la parte más impactante, con un diseño muy deportivo y afilado. La gran entrada de aire delantera hexagonal es acompañada de las luces antiniebla a cada lado. El capó está situado muy bajo y presenta dos leves nervaduras a continuación del logo de Subaru que le otorgan cierto dinamismo.

    En la vista lateral, la silueta del BRZ de 4,24 metros de longitud se ve muy bien proporcionada. Los voladizos delantero y trasero son cortos y la forma de las ventanillas acentúa la belleza del coupé de Subaru. Tras la aleta delantera hay una salida de aire, las puertas carecen de marco y el paso de rueda trasero está muy marcado. Las llantas de aleación de 17 pulgadas montan neumáticos con medidas 215/45 R17 en ambos ejes.

    Detrás la imagen es muy musculosa. Los pilotos traslúcidos se prolongan hasta morder el portón trasero. Encima de éste encontramos un alerón -que posiblemente se ofrezca como un elemento opcional, según versiones-. Llaman la atención las dos salidas de escape cromadas que se encuentran integradas en el difusor, al igual que las luces antiniebla y de marcha atrás.

    Por dentro

    Subaru BRZ

    La configuración del Subaru BRZ es la de un coupé de 2+2 plazas. Las plazas traseras cuentan con un espacio longitudinal para las piernas prácticamente inexistente aunque pueden ser suficientes para llevar niños si los pasajeros de delante no tienen regulado su asiento hasta la posición más retrasada. Dos adultos no irían cómodos en un viaje largo aunque sí que nos pueden sacar de algún apuro en recorridos cortos.

    Delante es otra cosa porque el espacio es suficientemente grande como para que conductor y acompañante se acomoden sin problemas, siempre que tengan una estatura de hasta 1,90 m aproximadamente. La posición al volante es baja, los asientos son muy deportivos, razonablemente cómodos y recogen bien el cuerpo. El volante es de pequeño tamaño y carece de botones integrados. Detrás se encuentra el cuadro de instrumentos que tiene un gran cuentarrevoluciones como protagonista.

    Subaru BRZ

    Los acabados son buenos aunque no excelentes. La parte superior del salpicadero está ligeramente acolchada y el resto de elementos son de plástico. El diseño de algunos mandos y botones está anticuado aunque al menos está equipado con navegador GPS y climatizador bizona en la unidad que pudimos probar, que presentaba el equipamiento más completo posible de la gama BRZ. De qué elementos prescindirán las versiones inferiores es algo que aún está por confirmar.

    El maletero tiene un volumen de 243 litros así que no es muy grande. Siendo un coche fantástico para ser utilizado en circuito liberando adrenalina durante un track day, sí que se ha tenido en cuenta que quepa un juego de neumáticos y un par de cascos abatiendo los asientos traseros.

    En marcha

    Subaru BRZ

    Uno de los principales atributos del Subaru BRZ es su motor. Se trata de un propulsor 2.0 aspirado de cuatro cilindros con arquitectura bóxer, como es habitual en Subaru, situado en posición delantera longitudinal. Se denomina FA20 y entrega 200 CV al tren trasero.

    Cuenta con el sistema de inyección D-4S desarrollado por Toyota siendo "mixta", es decir, directa e indirecta a la vez ya que cuenta con dos inyectores en cada cilindro, uno en el conducto de admisión y otro en la cámara de combustión. Dependiendo de las revoluciones del motor se realizan inyecciones directas, indirectas, o ambas simultáneamente cuando se está en la zona media del cuentarrevoluciones, garantizando -al menos en teoría- un rendimiento más satisfactorio al tiempo que se reducen el consumo de combustible y las emisiones contaminantes.

    Subaru BRZ

    Según Subaru, el motor está situado más bajo que en el resto de sus modelos lo que se traduce en un centro de gravedad situado a poca distancia del suelo, en concreto a 460 mm según los cálculos del fabricante japonés. También cabe destacar que el reparto de pesos es casi perfecto, 53% en el eje delantero y el restante 47% en el trasero, y que el eje trasero cuenta con un diferencial autoblocante tipo Torsen -que no se ofrecerá en todas las versiones del BRZ-.

    La entrega de potencia es muy lineal y sus 200 CV están muy bien aprovechados aunque lógicamente al ser un motor atmosférico hay que llevarlo alto de vueltas, por encima de las 4.000 rpm, para extraer su quintaesencia. No en vano, la potencia máxima se consigue a 7.000 rpm y el par máximo a 6.400-6.600 rpm. Lo cierto es que a poco que queramos ir rápido el motor pide guerra y estirar las marchas es una delicia.

    Subaru BRZ

    La caja de cambios manual de seis velocidades es rápida, con un tacto algo duro y tiene unos recorridos cortos -también está disponible opcionalmente una transmisión automática con levas en el volante y el mismo número de relaciones-. La dirección es muy directa y precisa.

    Todas estas características nos lleva a un coupé de reacciones muy nobles y fácilmente predecibles. Sólo si nos acercamos a los límites podremos apreciar subviraje si aceleramos antes de tiempo en los giros más cerrados y algo de sobreviraje si lo buscamos. El magnífico chasis aguanta lo que le echen así que estas pérdidas de tracción parecen producidas principalmente por los neumáticos montados, unos Michelin Primacy HP, y a buen seguro con unas gomas de altas prestaciones la mejora en el agarre sería notable.

    La suspensión es firme pero sin llegar a ser incómoda. La estabilidad es sobresaliente, incluso en terrenos bacheados, lo cual aporta una gran confianza a la hora de ir rápido. Los frenos ofrecen una capacidad de frenada suficiente y sólo en deceleraciones fuertes a gran velocidad se nota un cierto vaivén en la zaga.

    Subaru BRZ

    El control de estabilidad VDC ofrece cinco programas de acción diferentes, según la libertad que queramos conseguir. A diferencia de otros modelos de corte deportivo, el control de estabilidad del BRZ no es intrusivo e incluso con el modo más restrictivo es posible hacer pequeños deslizamientos de la trasera hasta que entra en acción.

    Un buen deportivo debe tener un sonido acorde y el BRZ cumple perfectamente en este apartado. La rumorosidad es alta dentro del habitáculo -aunque no llega a ser molesta- motivo por el cual el sonido del motor llega a los pasajeros con claridad. Con ese delicioso sonido de fondo ¿quién quiere encender la radio?

    En definitiva, el Subaru BRZ es efectivo pero no radical, por lo que cumple con su premisa de que cualquier tipo de conductor se puede divertir a sus mandos.

    En resumen

    Subaru BRZ

    El precio de partida del Subaru BRZ es de 29.900 euros, una cantidad asequible teniendo en cuenta que por esa cifra obtendremos muchísima diversión al volante. Queda por saber qué equipamiento vendrá incluido en ese precio y cuál será el coste de los elementos opcionales cuando llegue a nuestro mercado a finales de año.

    Bonito, potente, ligero, propulsión trasera, con un bajo centro de gravedad y buen reparto de pesos, ágil, noble de reacciones y además suena bien. El Subaru BRZ es la esencia de la conducción deportiva ¿qué más se puede pedir? Sólo os digo una cosa: Quiero uno de estos.

    A favor:

    - Estabilidad y agilidad
    - Diseño exterior
    - Sonido del motor

    En contra:

    - Espacio en las plazas traseras
    - Rumorosidad

    Datos técnicos

    Subaru BRZ

    DATOS TÉCNICOS del Subaru BRZ:

    - MOTOR
    Cilindrada: 1.998 cc
    Potencia: 200 CV a 7.000 rpm
    Par motor: 205 Nm a 6.400-6.600 rpm
    Diámetro x carrera: 86 x 86 mm
    Relación de compresión: 12,5:1
    - TRANSMISIÓN
    Tipo: Manual (automática en opción) de 6 velocidades
    - PRESTACIONES
    Aceleración 0-100 km: 7,6 s
    Velocidad máxima: 226 km/h
    - CONSUMOS Y EMISIONES
    Consumo urbano: 9,0 l/100 km (con cambio manual)
    Consumo extraurbano: 5,7 l/100 km (con cambio manual)
    Consumo combinado: 6,9 l/100 km (con cambio manual)
    Emisiones de CO2 urbano: 209 g/km (con cambio manual)
    Emisiones de CO2 extraurbano: 131 g/km (con cambio manual)
    Emisiones de CO2 combinado: 159 g/km (con cambio manual)
    - DIMENSIONES:
    Longitud: 4.240 mm
    Anchura: 1.775 mm
    Altura: 1.300 mm
    Batalla: 2.570 mm
    Vía delantera: 1.520 mm
    Vía trasera: 1.540 mm
    Peso: 1.220 kg
    Coeficiente Cx: 0,27
    Depósito de combustible: 50 litros
    Volumen del maletero: 243 litros

    Presentación y toma de contacto: Subaru BRZ. Deportividad para todos los públicos