¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Prueba Mazda CX-5 2022, restyling buscando la excelencia

    Prueba Mazda CX-5 2022, restyling buscando la excelencia
    16
    Oscar Magro
    Oscar Magro11 min. lectura

    Conducimos el nuevo Mazda CX-5 2022, una actualización que lo convierte uno de los SUV más interesantes por su relación entre precio, calidad y equipamiento. La marca nipona no ha buscado realizar cambios profundos sino depurar la propuesta de su superventas.

    Renovación para el CX-5 de cara a la segunda mitad de su vida comercial

    El Mazda CX-5 es uno de los modelos más importantes de la marca japonesa y un auténtico superventas que ha superado los 3,2 millones de unidades vendidas en todo el mundo tras su lanzamiento en 2012. La segunda generación del SUV nipón ha recibido una actualización para seguir siendo un pilar fundamental en la gama de Mazda.

    La renovación del todocamino más grande de Mazda en Europa supone un paso más para la marca en su ambiciosa aproximación a las marcas premium, propósito declarado desde la llegada del nuevo Mazda3. Los principales cambios del modelo japonés añaden más equipamiento, materiales de mayor calidad y aumentan el confort de marcha para proporcionar una experiencia más exquisita abordo.

    El CX-5 2022 también llega con retoques estéticos. Los más acusados están en la parte delantera, donde se estrena una nueva parrilla y paragolpes de nuevo diseño. Los faros delanteros no solo cambian a su silueta sino que también mejora en la tecnología led y ahora los faros Smart Full Led Adaptativos cuentan con una mayor cantidad de diodos para proporcionar una iluminación más precisa. Los pilotos traseros también cuentan con un nuevo diseño y una firma lumínica diferente.

    El acabado Newground con el nuevo color Zircon Sand

    El resto de cambios estéticos se centran en las llantas de aleación, ahora de 19 pulgadas de serie en todas las versiones y con nuevos diseños disponibles, y una gama de tonalidades exteriores que ha visto la incorporación del color Zircon Sand metalizado.

    El SUV de Mazda no ha variado sus dimensiones exteriores por lo que sigue ofreciendo una longitud de 4,57 m. La gama 2022 sí que ha introducido novedades en la configuración de la estructura de acabados, ofreciéndose hasta seis niveles de equipamiento diferentes: Origin, Evolution, Newground, Zenith, Homura y Signature.

    ¿Por qué tantos? Como los acabados proponen un equipamiento prácticamente cerrado sin apenas extras disponibles, Mazda ha tratado de configurar una versión para cada tipo de cliente. Los acabados Origin, Evolution y Zenith son transversales en la mayoría de modelos de Mazda, suponiendo la versión de acceso, intermedia y alta respectivamente. A esos se suma Newground (offroad), Homura (deportivo) y Signature (lujo) para dar enfoques más marcados a diferentes facetas.

    Los grupos ópticos se han renovado y mejoran su iluminación

    Tres acabados especiales

    El acabado Newground es totalmente nuevo y dota al CX-5 de un aspecto más campero. Incluye paragolpes específicos con molduras protectoras inferiores, molduras en los laterales en acabado plata para proporcionar una imagen más offroad, presenta detalles en color verde lima en la parrilla. Dentro el habitáculo se viste con una tapicería de cuero con costuras en verde lima, la salidas de aire también llevan detalles en verde lima y el suelo del maletero es reversible con una de las caras resistente al agua.

    Quién busque una estética más deportiva debería fijarse en el acabado Homura. En esta versión el equipamiento incluye unas salida de escape deportiva, moldura inferior de los paragolpes en negro brillante, detalle en rojo en la parrilla, paneles decorativos interiores en negro y tapicería de piel con costuras en rojo en asientos, paneles de puerta, consola central, volante, y palanca de cambios.

    El interior muestra una buena calidad y solidez en su construcción

    El tope de gama es el acabado Signature donde la marca de Hiroshima se ha centrado en ofrecer un interior exquisito. Además de disponer de todo el equipamiento tecnológico posible en este modelo, en este acabado se propone una tapicería de cuero Napa en color marrón y molduras de madera natural.

    De puertas para adentro, los cambios en el interior pasan más desapercibidos en un primer vistazo. Quizá la novedad más interesante es la incorporación de nuevos asientos que son extremadamente confortables. Resultan muy mullidos y el único inconveniente que les puede poner es que para conductores muy altos la banqueta es un poco corta.

    El sistema multimedia Mazda Connect es el ya conocido con pantalla de 10,25 pulgadas que disfruta de compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay que puede estar vinculado a un sistema de sonido Bose con 10 altavoces. Se ha incorporado una base de carga inalámbrica para smartphones que no podía tener ningún Mazda anteriormente.

    El primer Mazda con cargador por inducción para smartphones

    El equipamiento disponible es amplio incluso desde la versión de acceso. En el nivel más alto se encuentran elementos como los asientos delanteros calefactables y ventilados, una instrumentación parcialmente digital con pantalla de 7 pulgadas y head-up display, el climatizador bizona o un sistema de cámaras de 360°.

    El portón trasero con sistema de apertura y cierre eléctricos de acceso al maletero que ha ampliado su capacidad. Bajo el piso hay un compartimento que ha cambiado su distribución y tamaño para alcanzar una capacidad de carga de 522 litros, es decir, 55 litros más que el modelo anterior. Aunque las formas de este compartimento inferior son un poco irregulares desde luego es mucho más aprovechable.

    El maletero del CX-5 2022 ha ganado en capacidad

    Siempre dispuesto a viajar

    En este restyling no se ha alterado la gama de motores disponible. Por lo tanto, las opciones mecánicas siguen estando representadas por los gasolina 2.0 Skyactiv-G de 165 CV y 2.5 Skyactiv-G de 194 CV y el bloque diésel 2.2 Skyactiv-D disponible con 150 CV o 184 CV. Todos ellos son de cuatro cilindros y en el caso de los Skyactiv-G incluyen tecnología de desconexión de cilindros para tratar de ser más eficientes.

    Dependiendo de la versión la transmisión puede ser manual o automática, en ambos casos con seis marchas, y la tracción puede ser delantera o total. Las opciones de tracción integral i-Activ AWD quedan reservadas para los dos propulsores de mayor potencia. El Skyactiv-G de 165 CV con cambio manual y tracción delantera concentrará el mayor volumen de ventas.

    Que no haya modificaciones en la lista de motores no implica que no haya novedades en el apartado dinámico. El CX-5 2022 recibe una suspensión modificada y se han hecho cambios para dotar al chasis y la carrocería de mayor rigidez. Todo ello se traduce en una mejora en el comportamiento.

    La precisión de la dirección ha sido mejorada y los niveles de vibraciones que llegan al habitáculo se han reducido hasta casi desaparecer lo que contribuye a disfrutar de una cabina silenciosa, especialmente en versiones de gasolina ya que los diésel si muestran una sonoridad algo más alta de la deseable. Es un vehículo muy confortable y tanto la suspensión de tarado blando como los acogedores asientos hacen que este nuevo CX-5 sea un coche con el que hacer kilómetros sin cansarse.

    Una novedad destacada es que por fin Mazda apuesta por integrar varios programas de conducción que modifican las características del vehículo para adaptarse a un abanico de situaciones más amplio. Los modos de conducción Mi-Drive (denominación que viene de Mazda Intelligent Drive) permiten seleccionar un perfil Normal o Sport y las unidades con tracción total contarán adicionalmente con un modo Off-Road.

    Mismos motores, todos con etiqueta medioambiental C

    La gama de sistemas de seguridad y asistentes de conducción se ha ampliado. El SUV nipón incorpora un sistema de reconocimiento de señales de tráfico y un asistente de tráfico y crucero (CTS), este útil especialmente útil en atascos ya que el vehículo asiste al conductor acelerando, frenando o girando el volante. También se incluyen tecnologías como asistente de frenada de emergencia en ciudad, control de ángulo muerto, detector de tráfico trasero, sistema de mantenimiento de carril, control de crucero adaptativo con función Stop & Go o detector de fatiga.

    El nuevo Mazda CX-5 ya está a la venta en Españadesde 30.900 euros, un precio interesante en comparación con modelos similares de corte premium, especialmente por su abundante equipamiento de serie. Con los descuentos que ofrece la marca y acogiéndose a la Flexiopción la tarifa se reduce a 28.400 euros.

    Prueba Mazda CX-5 2022, restyling buscando la excelencia