¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaNissan e-NV200, presentación (II): Tecnología, autonomía y recarga

12

El Nissan e-NV200 disfruta de un motor eléctrico síncrono AC y una batería laminada de iones de litio. La potencia es de 109 CV, con 254 Nm de par. El paquete de las baterías pesa un total de 267,5 kg. El coste de mantenimiento del e-NV200 es un 40% inferior al de un vehículo con motor convencional.

A pesar de tomar como base el modelo de combustión, un 30% de los componentes son específicos para el Nissan e-NV200. Además del sistema propulsor se ha modificado el chasis, se ha añadido un sistema de frenada regenerativa de mayor capacidad, se han cambiado algunos elementos del habitáculo y se han efectuado cambios en el diseño exterior.

En nuestra galería de fotos podrás ver todos los detalles del nuevo Nissan e-NV200

Tecnología

El sistema de propulsión del Nissan e-NV200 está compuesto por un motor eléctrico síncrono AC y una batería de iones de litio, un esquema similar al del exitoso Leaf. El motor eléctrico desarrolla una potencia de 80 kW (109 CV) y un par de 254 Nm que anima el eje delantero. El motor se aloja bajo el capó delantero junto con el cargador y el inversor.

El segunda generación del motor eléctrico que monta el e-NV200 procede del Leaf

La batería laminada de iones de litio está compuesta por 48 módulos con cuatro células cada uno y con una capacidad nominal de 24 kW/h. Para maximizar el espacio de carga, el paquete de la batería es más corto y más bajo que el del Leaf pero más ancho. También es 7,5 kg más ligero, sumando un total de 267,5 kg, y se sitúa bajo el piso en la parte central del vehículo, entre ambos ejes.

La transmisión automática de una única marcha tiene una relación más reducida que la del Leaf para proporcionar una aceleración más rápida. El resto de características son compartidas con la del Leaf, con un Modo Eco que modifica la respuesta del acelerador para ofrecer una aceleración más suave y un Modo B con mayor capacidad de recuperación de energía en las deceleraciones.

Las baterías están colocadas bajo el suelo del e-NV200

Debido a sus características, el Nissan e-NV200 no presenta unas prestaciones fulminantes. Acelera de 0 a 100 km/h en 14 segundos, un tiempo similar al de las versiones dCi. Pensado para un uso urbano, el modelo japonés tiene una velocidad máxima limitada a 120 km/h, limitación que se reduce a 100 km/h cuando la batería tiene poca carga.

Todas las baterías van perdiendo capacidad con el paso del tiempo y las del e-NV200 no son una excepción. Nissan calcula que después de 10 años las baterías aún mantendrán el 70% de la capacidad de carga, un cálculo estimado que puede variar dependiendo del uso y el tipo de recarga que se realice habitualmente.

El paquete de baterías pesa 267,5 kg

Autonomía

El Nissan e-NV200 tiene una autonomía de 170 kilómetros en ciclo NEDC para la versión Combi (167 kilómetros para el Evalia y 163 kilómetros para el Furgón). Se trata de una autonomía suficiente para el 35% de los usuarios de furgonetas que, según los cálculos de Nissan, nunca recorre más de 120 kilómetros al día a lo largo de toda la vida del vehículo. Es decir, unas 200.000 furgonetas que se venden cada año en Europa no recorrerán más de 100 kilómetros diarios durante su vida útil.

Este tipo de usuarios es el que quiere captar Nissan, puesto que con ese kilometraje la e-NV200 puede cumplir su función sin necesidad de detenerse a recargar durante la jornada diaria. Y a cambio, obtendrán costes de utilización más reducidos, un confort mayor y emisiones cero.

El cable de carga tiene un conector SAE J1772 en un extremo y conector doméstico Schuko en el otro

Recarga

El puerto de carga del e-NV200 está situado en el frontal del vehículo, al igual que el Leaf, y tres indicadores led en el salpicadero muestran el estado del proceso de carga de la batería. A la hora de recargar existen diferentes alternativas. La fórmula más común será emplear un enchufe doméstico convencional de 10 amperios que necesita de unas 12 horas para la carga completa.

El e-NV 200 también es compatible con los cargadores convencionales de 16 amperios y 3,3 kW con conector de tipo Mennekes, lo que supone 8 horas para la recarga completa. Si se utiliza el cargador opcional de 32 amperios y 6,6 kW -opcional en algunas versiones- el tiempo de recarga se reduce a 4 horas. Por último, con un cargador rápido CHAdeMO de 50 kW será posible recargar la batería a un 80% de su capacidad en apenas 30 minutos.

Bajo la trampilla frontal están los conectores CHAdeMO y SAE J1772

Para saber si compensa desde el plano económico, también hay que tener en cuenta los gastos a la hora de ‘repostar’ o, en este caso, recargar. Nissan estima que los costes de uso son unas cuatro veces más económicos que los de un diesel.

Además de la diferencia de coste entre la electricidad y el gasóleo, según Nissan el e-NV200 tiene un coste de mantenimiento un 40% inferior al de un vehículo con motor convencional. Esto se debe a que los automóviles eléctricos tienen menos piezas móviles así que hay menos desgaste y las revisiones son más rápidas y económicas -no hay que cambiar ni aceite, ni correas, etc-.

Noticias relacionadas

Nissan e-NV200, presentación (II): Tecnología, autonomía y recarga
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto