¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba nuevo DS 5, diseño, calidad y refinamiento en un mismo espacio

He tenido la ocasión de ponerme a los mandos de la que posiblemente sea la berlina más bonita del momento, el DS 5. Ésta presenta pocos cambios con respecto a su predecesora, pero sigue manteniendo esa misma atmósfera de calidad, vanguardismo y confort.

Muchos piensan que DS es nueva, pero nada más lejos de la realidad, su aparición fue de lo más fulgurante. Corría el año 1955 cuando la vimos por primera vez, fue en el Salón de París. Su primer lanzamiento puede que sea el más reconocible de todos, el DS 19 (apodado como Tiburón). Han pasado 60 años de esa fecha y a día de hoy DS está más viva que nunca. Tres modelos ocupan su parrilla, pero hoy toca hablar del más grande de todos, del nuevo DS 5. La berlina más bonita del momento.

Y es que si por algo destacan los coches franceses es por su diseño. El país vecino se ha ganado con todo derecho del mundo el ser considerado como uno de los mejores diseñadores de coches del mundo. Dentro de todas las marcas francesas que existen posiblemente sea DS la que mejor perpetúe este adjetivo, con diseños increíbles y extravagantes pero rematados con gran elegancia.

Como he dicho al principio el nuevo DS 5 cambia poco con respecto a su predecesor. Sus retoques estéticos son muy sutiles. El frontal es el que más cambia. Se introduce un nuevo concepto de diseño denominado DS Wings. Éste incluye nueva parrilla, nuevos elementos cromados y sobre todo nuevos faros principales que ahora equipan tecnología de última generación tipo LED. A todo esto hay que sumar unos nuevos faros traseros y juegos de llantas con diseños más atrevidos.

El frontal DS Wings lo veremos en futuros modelos de la marca

Como toda renovación que se precie esta llega acompañada de una mejora tecnológica. Sumándose a la iluminación de LED hay que hablar del Head Up display y de un nuevo sistema de infoentretenimiento. Gracias a la pantalla ubicada en la consola central, con siete pulgadas y manejo táctil, podremos manejar gran cantidad de información y controles. Además se incluye la tecnología Mirror Screen, con la cual podremos clonar la pantalla de nuestro teléfono móvil, pudiéndonos descargar aplicaciones compatibles con Android e iOs.

No puedo pasar al tema mecánico sin hablar previamente de la calidad. DS quiere ser reconocida como una marca premium y para ello esta emplea los materiales más lujosos que podemos encontrar. El habitáculo entero desprende un impresionante aroma de refinamiento, con superficies suaves al tacto y con una gran sensación de atención por el detalle. Un trabajo muy delicado y que no dejará indiferente a nadie.

Sin embargo el carácter premium de una marca o un modelo no viene determinado solo por la calidad de sus materiales o lo extravagante de su diseño, también se mide por el rendimiento de sus motores. En este aspecto los franceses equipan al DS 5 con los bloques más potentes del grupo PSA. La gama está compuesta por un motor de gasolina, y un bloque diésel que es capaz de presentar tres potencias diferentes. Adicionalmente está disponible la variante más eficiente de todas, el Hybrid4.

El interior del DS 5 es un derroche de calidad, tecnología y confort

Ésta presenta una combinación de motor diésel, el HDi 160, con cuatro cilindros y 1.997 centímetros cúbicos al que se suma una batería que se encarga de impulsar un motor eléctrico situado en el eje trasero, consiguiendo así una tracción total. La potencia combinada del sistema es de 200 CV con un consumo medio homologado cifrado en 3,9 litros y unas emisiones de 103 gr CO2 por kilómetro. A pesar de ser altamente eficiente el DS 5 Hybrid4 es capaz de acelerar de 0 a 100 Km/h en 8,9 segundos, con una velocidad punta de 204 Km/h.

Ahora bien, ¿cómo se traduce esto a la hora de conducir el nuevo DS 5? Lo primero que hay que decir es que la calidad notable del interior se hace más patente según pulsamos el botón de arranque. No se percibe una sola vibración ni un solo ruido. Recorriendo los primeros metros te das cuenta que el 5 está diseñado para que sus ocupantes viajen con toda la comodidad posible. Las suspensiones se encargan de suavizar los obstáculos de la carretera y el motor nunca deja de empujar, gracias en parte a una transmisión automática de seis velocidades que sabe aprovechar la potencia existente.

En conclusión: Si buscamos una berlina diferente, bien fabricada, bonita y con atención por el detalle tendremos que fijarnos en el DS 5 irremediablemente. Sin embargo éstas no son sus únicas cualidades puesto que hay que sumar un interior de calidad, una tecnología de vanguardia y una gama de motores potentes a la vez que eficientes. Toda una apuesta ganadora por parte de DS, la misma con la que sorprendieron al mundo hace más de 60 años.

60 años separan a uno y otro modelo. Muchos cambios pero un mismo espíritu

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto