Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

SSANGYONG KORANDO D2.0T 4X2 PREMIUM PLUS AUTOMÁTICO. Súmate al cambio

51

Aunque en España, SsangYong es una marca en plena expansión y que, paso a paso, va ganando cuota de mercado (y eso que no lo tiene nada fácil en el segmento en el que se mueve), el fabricante surcoreano es una empresa con una dilatada experiencia que data desde su fundación a mediados del siglo XX, cuya especialidad reside en los vehículos 4x4 y que incluso ha trabajado con marcas como Mercedes-Benz en el desarrollo de motores desde los años 90.

Esta breve “retahíla” histórica viene al hilo de que no hay que meter en el mismo saco a “todo” lo que venga de Asia y es obligatorio poner a cada uno en su lugar. Durante los días que duró la prueba, hubo ciertos curiosos que me abordaron con un “¿este es un coche chino de esos nuevos?”. A lo que, lógicamente, respondí con un contundente NO, seguido de un sermón hacia el susodicho. Así que sin tener en cuenta los conocimientos automovilísticos del gran público (disculpen los que se den por aludidos), he querido dejar claro, antes entrar en detalle, quién está detrás de un modelo como este nuevo Korando. Un coche sorprendete y que, en cierto modo, va de “tapado” en un segmento en el que el marketing está marcando unas amplias diferencias. Así que mayor placer aún presentarlo de primera mano. Arrancamos.

Prueba

Alta costura

De la “madre” ya os hemos hablado, la casa SsangYong y su amplia experiencia en vehículos todo terreno, pero del “padre” también podríamos escribir una enciclopedia completa. Porque se trata del gran Giorgetto Giugiaro. Si, uno de los diseñadores más importantes del mundo y más influyentes de las últimas décadas en la industria del automóvil firma las líneas maestras del Korando. De ahí que presente un diseño dinámico, fluido y armónico. En una palabra: bonito.

Vista lateral

Detalles como unos grupos ópticos angulosos (faros y pilotos) delatan ese aire de Oriente perfectamente integrado en una carrocería compacta y con una muy buena distribución de las zonas acristaladas y las metálicas. Al menos en lo que al aspecto de la estética se refiere. Ya que su alta “cintura”, que incluso se come algo de las ventanillas traseras, le otorga una imagen muy deportiva. Todo ello, regido por una sencillez sumamente atractiva. Sin grandes estridencias (como el abuso en los pasos de rueda o tomas de aire, tan de moda en otros modelos) pero con un marcado carácter sobre el que se fundamenta un estilo inconfundible. Es un SsangYong, no parece otra cosa, ni pretende serlo.

Donde no se ha escatimado es en el equipamiento exterior, con llantas de aleación de 16 pulgadas de serie ya en el acabado de acceso (Line) que llegan a las 18 para los más equipados (Limited). Al igual que los intermitentes tipo LED integrados en los espejos retrovisores, las barras portaequipajes del techo o la doble salida de escape.

Un habitáculo confortable

Interior salpicadero

En su interior, se mantienen las pautas de fuera. Con la sencillez como premisa y una buena calidad de ajustes. Es cierto que encontramos materiales duros en algunos guarnecidos, pero la impresión general es de ir en un coche bien hecho y que “acoge” a sus ocupantes. En cuanto al diseño, también es más que aceptable, con una ergonomía muy lograda y una apariencia agradable a la vista con su combinación de negros y grises. La habitabilidad es buena en cualquiera de las plazas y hay que decir que sorprende la altura que ofrece el puesto de conducción.

Sin tratarse de un SUV de enormes dimensiones (4,4 metros de longitud y 1,67 de altura), en su interior, los pasajeros se sienten a bordo de un coche mucho más grande. En su equipamiento no echaremos prácticamente nada en falta y, dado que la marca ofrece paquetes cerrados, apenas tendremos que pagar por la pintura metalizada en función del acabado que elijamos entre el Line, Premium y Premium Plus Automático, en el caso del 4x2 (nuestro protagonista), mientras que los Limited y Limited Plus Automático quedan para la opción con tracción integral.

Motor líder de su categoría

Está claro que hasta el momento es un coche con argumentos convincentes. Y eso que aun no hemos entrado a hablar de dos de los factores que lo hacen único: su motor y su precio. Empezando por el primero. Se trata de un bloque de apenas dos litros de cilindrada, turboalimentado, con inyección directa y common rail y que rinde una potencia de 175 CV. Una cifra que lo convierte en uno de los más potentes de su categoría.

Motor

Por poner un ejemplo, el “todopoderoso” Qashqai no llega a este nivel de potencia con un motor 2.0. Una mecánica que se encuentra cómoda entre las 2.000 y las 3.000 rpm, rango en el que ofrece su par máximo (360 Nm) y que estira con ganas hasta algo más de 4.000.

Otra peculiaridad más, en este caso lo encontramos asociado a una transmisión delantera con caja de cambios automática-secuencial de seis velocidades (E-Tronic, la cual cuenta con un programa electrónico para adaptarse a la forma de conducir del usuario y recordarla). Sin duda una combinación sin competencia y que ofrece un funcionamiento óptimo. Por un lado la caja de cambios automática compensa perfectamente el vacío de potencia que puede tener el motor a regímenes bajos de giro, mientras que la tracción delantera contribuye a reducir unos consumos que en muchas ocasiones no se justifican para los 4x4 que habitualmente circulan en ciudad.

Personalmente, me ha gustado mucho su comportamiento en recuperaciones a velocidad media, en las que el motor entra con fuerza y el coche acelera con suma rapidez. No me ha gustado el manejo de esta caja en modo manual, ni por los pulsadores del volante multifunción, ni por el de l propio selector de la misma caja de cambios. Los primeros no destacan entre el resto de botones del volante y el segundo es demasiado pequeño y, aunque no sea difícil de pulsar, es poco intuitivo, sobre todo a la hora de las reducciones. Así que la mayor parte del tiempo opté por su utilización en modo completamente automático, igual de eficaz. Además, esta caja de cambios (de convertidor de par), permite elegir un modo de funcionamiento “Winter” mediante el botón que hay junto a la palanca, pensado para su uso en condiciones de baja adherencia o para superar grandes desniveles.

Detalle rueda

Un candidato muy serio

Por último nos centraremos en su precio. Éste, la unidad que la marca ha cedido temporalmente a motor.es para esta prueba tiene un precio base de 26.050 euros. Sin embargo, la gama arranca en los 20.900 del acabado Line, con el mismo motor y con la trasmisión manual de seis velocidades y tracción delantera. Hasta llegar a los 29.050 del más equipado de todos, el Limited Plus Automático, con la caja de cambios que acabamos de probar y la tracción integral (además de otros elementos de serie como la tapicería completa de cuero.

Todas las versiones van equipadas con el motor de 175 CV y la verdad es que incluso el más caro de la gama está por debajo de muchos de sus rivales directos. Pronto llegarán a la gama Korando un motor de gasolina y otro turbodiésel, ambos menos potentes que este 2.0 y que, a buen seguro, darán mucho que hablar entre sus rivales. Porque lejos de “rimbombantes” campañas publicitarias, este SsangYong es un excelente producto por calidad/prestaciones/precio.

Pros y Contras

No hay modelos en el mercado que ofrezcan un motor turbodiésel de 175 CV, transmisión automática y tracción 4x2 por un precio como el de este Korando. Las versiones de tracción integral aumentan claramente su capacidad fuera del asfalto pero también consumen más combustible, tanto con la caja de cambios manual como automática.

Datos y Equipamiento

Dimensiones
Longitud: 4.410 mm
Anchura: 1.830 mm
Altura: 1.675 mm
Distancia entre ejes: 2.650 mm
Maletero: 486 l
Depósito: 57 l
Peso en vacío: 1.611 kg

Motor

Tipo: Diésel, turboalimentado
Cilindrada: 1.998 cm3
Nº Cilindros: 4
Potencia máxima: 175 CV a 4.000 rpm
Par máximo: 360 Nm entre 2.000 y 3.000 rpm
Consumo oficial combinado: 7,3 l/100km
Emisiones CO2: 194 g/km
Cambio: Automático 6 velocidades
Transmisión: Delantera

Prestaciones
Velocidad máxima: 186 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 10,8 s

Equipamiento Premium Plus Automático

Airbag conductor y acompañante, lateral delantero y de cortina

ABS con EBD, control de estabilidad ESC, sistema activo antivuelco ARP, asistente en frenada BAS, aviso luminoso de frenadas de emergencia ESS, ayuda de arranque en cuesta HSA

Sistema de Radio/CD/MP3 con 6 altavoces y tweeters

Manos libres por bluetooth

Entrada auxiliar y USB

Volante multifunción

Climatizador automático

Ordenador de a bordo

Control de la velocidad de crucero

Asientos delanteros calefactables

Llantas de aleación de 17 pulgadas

Faros antiniebla delanteros

Opciones

Pintura metalizada: 400 euros

Rivales

Como hemos comentado a lo largo de la prueba, por mecánica y precio, el SsangYong Korando tiene pocos coches que se pongan a su altura. Además, transmite más sensaciones de todo terreno que algunos de sus rivales, con un comportamiento más parecido al de un turismo.

Ford Kuga Titanium 2.0 TDCi 163 CV PowerShift 4WD. La propuesta de Ford se acerca mucho por potencia, cuenta con una caja de cambios de doble embrague más avanzada que la de SsangYong, pero solo se puede adquirir con la tracción integral y es más cara incluso que el Korando más alto de gama (4x4 incluido).

Hyndai ix35 2.0 CRDi 136 CV 4x2 Comfort. Aunque ligeramente más barato, el último SUV compacto de Hyundai es menos potente, no cuenta con cambio automático y la versión de 184 CV de su 2.0 solo está disponible para el 4x4. Su consumo es algo más bajo pero hay casi 40 CV de diferencia a favor del Korando.

KIA Sportage Drive 2.0 CRDi 136 CV 4x2. Cuenta exactamente con los mismos pros y contras que su “hermano” de Hyundai. Un motor notablemente menos potente y solo disponible con cambio manual. En su favor, una ligera diferencia de precio entre esta versión y nuestro protagonista de la prueba. Puede interesarte nuestra prueba del Kia Sportage Emotion 2.0CRDi AWD.

Nissan Qashqai Tekna Premium 2.0 dCi 150 CV DPF 4x4 Aut. El rey del mercado de los SUV compactos tampoco tiene una alternativa para hacer frente al 100 por cien a nuestro protagonista. El motor turbodiesel más potente del Nissan no llega a la potencia del Korando ni tampoco está disponible con tracción 4x2. También es casi 6.000 euros más caro que la versión que el modelo que hemos podido probar de SsangYong.

SSANGYONG KORANDO D2.0T 4X2 PREMIUM PLUS AUTOMÁTICO. Súmate al cambio
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto