¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Un grupo de aficionados: ratas de laboratorio de la F1 para mejorar las carreras

    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Pat Symonds ha desvelado que la categoría utiliza aficionados a las carreras como referencia para mejorar el reglamento.

    A través del análisis de la respuesta galvánica de la piel, Liberty Media identifica las situaciones que emocionan en mayor medida a los espectadores.

    Todo experimento o estudio necesita un sujeto con el que analizar los cambios y avances. Por ello, Liberty Media ha decidido recrear su propio laboratorio científico adaptado a la Fórmula 1 para así intentar mejorar el espectáculo en las carreras.

    En este caso, lo que los dueños y gestores de la categoría hacen es reunir un grupo de aficionados a las carreras para que visionen Grandes Premios mientras son monitorizados. A través de la medición de la respuesta galvánica de la piel, también denominada actividad eletrodérmica, se monitorizan los cambios en las características eléctricas de la misma causadas por la variación de la sudoración del cuerpo humano.

    De ese modo, los científicos pueden determinar qué acciones emocionan o causan un mayor impacto en los aficionados, información que Liberty Media pretende utilizar para adaptar el reglamento y mejorar las carreras.

    «Estamos absolutamente centrados en lo que es bueno para la competición y lo que hace que una carrera sea buena», comentó Pat Symonds en declaraciones a Autosport. «Te sorprendería la cantidad de análisis que estamos haciendo sobre eso, incluso cosas como tener personas monitorizadas mientras miran carreras, observando la respuesta galvánica de la piel para ver sus emociones. A partir de eso, comenzamos a entender cuáles son las cosas importantes».

    «Con la respuesta galvánica de la piel, comenzamos a entender cuáles son las cosas importantes»

    A partir de los datos recopilados, se buscarán métodos para mejorar el espectáculo y propiciar que las carreras mejoren en ese aspecto. «Estamos analizando diversas áreas de investigación. Luego podremos intentar diseñar, no sólo las reglas técnicas, sino también las reglas deportivas para garantizar que obtengamos un mayor porcentaje de buenas carreras. No vamos a tener 21 carreras como Alemania el año pasado, pero lo que puedes hacer es asegurarte de tener 15 carreras realmente buenas y que las otras seis también sean bastante buenas», afirmó Symonds.

    Otro aspecto importante a tener en cuenta es el del llamado «efecto final máximo», que propicia que los últimos sucesos determinen en gran medida la evaluación final de una carrera. «Si el final de una carrera es bueno, la gente juzga que la carrera es buena. Si la mitad de la carrera es buena pero el final de la carrera es un poco predecible, no lo juzgan tan bien. Somos conscientes de eso y estamos trabajando muchísimo con Mario Isola (Pirelli) para intentar descubrir cómo diseñar los neumáticos que den este tipo de espectáculo deportivo que conduce a este efecto final máximo», concluyó Symonds.

    Fuente: Autosport