¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Andreas Seidl se quedó en Melbourne con el equipo de McLaren en cuarentena

Seidl ha hecho labor de equipo junto a los suyos en un momento complicado.

El carácter y la forma de comandar del dirigente alemán le llevó a no dejar atrás a sus trabajadores ante la adversidad.

Seidl conto además con el beneplácito de los máximos responsables del equipo en todo momento desde su llegada a Australia.

El arranque fallido del Mundial de 2020 es ya historia: una serie de desafortunados sucesos que fueron encadenándose hasta la consecuente cancelación del Gran Premio de Australia, una cita que ha inaugurado el calendario en los últimos 9 años de forma consecutiva, presente en el campeonato de la categoría reina durante 24 años en Melbourne después de que el ‘Gran Circo’ abandonase Adelaida tras otros 11 años de historia australiana.

Todo comenzó a complicarse en la jornada del jueves, cuando un miembro del equipo del chasis de McLaren, que no un mecánico, como portavoces del equipo han confirmado a Motor.es, dio positivo en coronavirus. Este medio ha seguido de cerca la evolución del empleado en cuestión, el cuál progresa según lo esperado de forma favorable según informa la estructura de Woking. Fue entonces cuando les tocó mover ficha, con la consecuente retirada de la formación papaya poco después.

Tanto Brown como Seidl antepusieron la seguridad de su personal a lo económico.

Además de este trabajador infectado, otros 14 miembros de McLaren se quedaron en cuarentena junto a él en Melbourne, mientras que el resto de personas que realizaron el viaje a Australia se ha confinado en sus casas sin el permiso de regresar al McLaren Technology Center en los siguientes 15 días. Para sorpresa de muchos, Andreas Seidl optó por no abandonar a los suyos allí y hacer piña junto a ellos en un momento plagado de dudas para todos.

«Encontré al equipo toda la noche y por el momento me quedo con mis trabajadores en Melbourne, simplemente para apoyarles», confesó el propio Seidl. «Tuve que actuar inmediatamente, decidí retirar al equipo de la carrera. Los propietarios del equipo apoyaron totalmente mi decisión. En un caso como este, la seguridad de mis empleados es mi máxima prioridad», concluyó el jefe del equipo británico, asegurando que no tenía alternativa si quería mantener su comportamiento ejemplar.

Fotos: McLaren

Fuente: F1 Insider

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto