¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Aston Martin confirma que no fabricará su propio motor de Fórmula 1

Aston Martin confirma que no fabricará su propio motor de Fórmula 1
Aston Martin ha decidido no complicarse la vida y seguirá comprando motores a otro fabricante.
David Plaza
David Plaza4 min. lectura

El fabricante británico de automóviles ha estado evaluando la posibilidad de convertirse en motorista en la Fórmula 1. Sin embargo, la valoración ha sido negativa y, finalmente, eso no ocurrirá.

Siempre se ha dicho que, para ganar en la Fórmula 1, es imprescindible ser un constructor integral. Es decir, fabricarse el coche completo. Esto es algo que, en la actualidad, sólo Ferrari, Mercedes, Renault (Alpine) y Red Bull (a través de Honda) son capaces de hacer.

Aston Martin es un fabricante de automóviles mundialmente conocido y, a raíz de su llegada a la Fórmula 1 con planes muy ambiciosos, inició un estudio sobre la posibilidad de construir su propio motor de cara al nuevo reglamento de 2026.

Ventajas y desventajas de fabricar un motor propio en la Fórmula 1

La decisión no es sencilla, pues contar con un motor propio de Fórmula 1 ofrece diversas ventajas, pero también implica riesgos importantes.

En el apartado positivo, destaca la capacidad de poder diseñar un conjunto perfectamente compenetrado, con el chasis y el motor desarrollados uno según las necesidades del otro y viceversa. En cambio, los equipos que compran el motor a otro fabricante, deben adaptar su chasis a un diseño de unidad de potencia concebido para las necesidades de otro monoplaza, y que no pueden modificar.

En lo negativo, lo más relevante es el enorme gasto y riesgo que supone desarrollar un motor como el de la Fórmula 1: un V6 turbo híbrido repleto de complejidades técnicas. Una marca tan prestigiosa como Honda tardó cinco años en alcanzar un nivel aceptable tras gastar más de 100 millones de dólares anuales y, aunque el motor de 2026 será más sencillo, seguirá planteando retos monumentales.

Aston Martin decide no convertirse en motorista de Fórmula 1

Andrew Green, director técnico de operaciones de Aston Martin, desveló meses atrás que la marca británica estaba evaluando la posibilidad de convertirse en suministrador de motores en 2026.

«Estamos investigando fabricar nuestra propia unidad de potencia a largo plazo», confesó Andy Green en febrero de este mismo año. «2026 se plantea como un nuevo reglamento para los motores, y creo que como equipo nos encantaría participar».

La cúpula de Aston Martin, con Lawrence Stroll (derecha) y Martin Whitmarsh (centro) a la cabeza, quiere optar al título mundial en 2025 a más tardar.

«Ahora contamos con Aramco como patrocinador principal (petrolera saudí), y me parece que las conversaciones continuarán en los próximos años, ya veremos. Estoy convencido de que lo estudiaremos con gran detalle y comprenderemos si nos beneficia avanzar en esa dirección», agregó en aquel momento.

Sin embargo, la evaluación ha sido negativa, tal y como ha confirmado el director del equipo, Mike Krack.

«Hemos evaluado todos los recursos necesarios, así como nuestra situación para los próximos años. Decidimos que estamos muy, muy contentos con el suministro actual de unidades de potencia de nuestro socio, y luego decidimos no continuar», señala el ingeniero luxemburgués.

Por tanto, Aston Martin continuará siendo cliente de Mercedes para la unidad de potencia mientras dure su contrato actual, que expira a finales de 2025. Cuando llegue ese momento, tendrá que evaluar si continúa con la marca alemana -con la que tiene vínculos sólidos también para los coches de calle- o se plantea cambiar a otro motorista. Audi, sin ir más lejos, llegará a la F1 en 2026 y probablemente querrá tener algún equipo cliente que le ayude a desarrollar su nuevo motor.

Fotos: Aston Martin Racing