¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El detalle reglamentario que amenaza el dominio de Mercedes en la F1

    El túnel de viento de Brackley trabajará menos horas este año.

    Este año entra en vigor un sistema que relaciona directamente el rendimiento deportivo con las horas de túnel de viento y CFD. Por tanto, Mercedes tendrá más limitaciones que el resto de equipos de la parrilla.

    La pandemia ha propiciado muchos cambios inesperados en la Fórmula 1 y uno de los más relevantes fue el aplazamiento del nuevo reglamento técnico hasta 2022. Otro ha sido la congelación del chasis y muchos otros elementos mecánicos para su uso también en 2021, permitiendo así una reducción de costes para los equipos en un clima de crisis financiera.

    Pero la reglamentación de 2021 trae otra sorpresa de la que se ha hablado poco: la relación directa entre los resultados del Mundial 2020 de constructores y las horas de desarrollo aerodinámico para este año.

    Eso, en la práctica, hace que el quinto equipo del año pasado, Renault/Alpine, pueda utilizar el 100% del tiempo permitido por el reglamento (40 sesiones semanales), mientras que Williams podrá hacer uso de un 112,5% (45 sesiones semanales). En cambio, Mercedes tendrá que conformarse con el 90% (36 sesiones semanales).

    RELACIÓN ENTRE EL RENDIMIENTO DEPORTIVO Y EL TIEMPO DE DESARROLLO AERODINÁMICO

    La limitación de tiempo será incluso más acusada en 2022, cuando llegue el nuevo reglamento.

    Ello implica que el equipo campeón tendrá nueve sesiones semanales menos que el último de la parrilla, algo con lo que la FIA quiere promover mayor igualdad en la parrilla. «Llevamos muchos años limitados en cuanto a la cantidad que se nos permite utilizar el túnel de viento y la DCF. El límite en el pasado siempre ha sido el mismo para todos los competidores, mientras que para 2021 ha cambiado y ahora obtenemos una asignación diferente dependiendo de lo exitosos que fuimos en la temporada anterior», explica James Allison.

    El director técnico de Mercedes, aclara que, «básicamente, el último equipo de 2020 tiene permiso para utilizar alrededor de un 20% más de túnel de viento que el equipo campeón. Tuvimos la suerte de ser buenos el año pasado y, por desgracia, pagamos el precio de 2021 en adelante porque vamos a utilizar menos este activo fundamental, el túnel de viento y las computadoras DCF, en comparación con nuestros competidores».

    Mayor eficiencia

    Aún está por ver cómo afectará eso al rendimiento de Mercedes en relación a su directo rival, Red Bull, puesto que la formación alemana tendrá una sesión semanal menos que la austriaca este año. Para intentar compensar, se han revisado los procedimientos para intentar extraer mayor potencial de cada sesión realizada.

    «Para nosotros el reto ha sido: “¿Cómo reaccionamos a este nuevo reglamento de la manera más positiva? ¿Cómo podemos asegurarnos de que no nos perjudique? ¿Cómo podríamos adaptar nuestro mundo para sacar cada vez más provecho de cada sesión en el túnel de viento?”. Hemos tratado de adaptar nuestro enfoque a esto para mitigar e incluso compensar completamente el efecto de esta reducción», explica Allison.

    James Allison explica las novedades reglamentarias para 2021.

    «Los coches se han hecho más pesados. Estos neumáticos más duraderos y eficaces son un poco más pesados a consecuencia de esa resistencia. Además, también se permitió un aumento de peso en el chasis para 2021. En general, los coches son unos seis kg. más pesados que sus predecesores y hemos tenido que averiguar cómo hacer uso de ese peso adicional. Tuvimos la suerte de tener uno de los coches más ligeros (en 2020)», concluye el ingeniero británico.

    ¿Perjudicará esta nueva medida a Mercedes o le hará incluso más fuerte?

    Fuente: Mercedes AMG F1 / Fotos: Mercedes AMG F1