Motor.es

GP Sao PauloPodio con sabor a victoria para Fernando Alonso tras una lucha histórica: «Nos merecíamos una alegría»

El piloto español terminó en puestos de podio tras una pugna sin cuartel con Sergio Pérez, al que rebasó en la última vuelta. Alonso reconoció que llegó a tirar la toalla tras ser adelantado, y que no anticipaba no poder marcharse en el stint final.

Podio con sabor a victoria para Fernando Alonso tras una lucha histórica: «Nos merecíamos una alegría»
Octavo podio del año, quizá el más memorable de todo 2023 para Alonso - Aston Martin F1 Media

6 min. lectura

Publicado: 05/11/2023 21:25

La posición en parrilla era excelsa para ambos Aston Martin, pero casi ningún escenario previo al Gran Premio de Sao Paulo contemplaba un desarrollo de carrera tan intenso, frenético e histórico como el que Fernando Alonso ha afrontado este domingo. El piloto español ha expandido su colección de momentos para el recuerdo en la Fórmula 1 con un espectacular duelo final por el podio, en el que batió por tan solo 53 milésimas a Sergio Pérez tras recuperar la posición que el mexicano le arrebató en el giro anterior.

Tras dos salidas y una bandera roja, Alonso convirtió su cuarta posición de parrilla en tercera, a la estela de Max Verstappen y Lando Norris. No hubo manera de seguir el ritmo del Red Bull ni del McLaren, pero sus excelentes tiempos con neumático gastado, tanto con el blando como con el medio, le permitió tener un margen de hasta cuatro segundos con Sergio Pérez antes de la batalla sin cuartel en el stint final, resuelta en dos adelantamientos al límite.

El propio Alonso reconoce que llegó a tirar ligeramente la toalla cuando Pérez le ganó la posición por el interior al inicio de la penúltima vuelta, tras varios giros de intentos infructuosos: «Cuando me adelantó a dos vueltas del final, me dije: "pues bueno, cuarto, es lo que hay". Me resigné, porque me fui fuera en la curva 6 cambiando la trazada y cogí muchas virutas de goma. Ahí dije: "bueno, ya no voy a poder tener otra oportunidad"», comentó en declaraciones a DAZN.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

«Pero (Checo) se fue un pelín largo en la 1, y me dio esa oportunidad luego para juntarme en la 2 y la 3. Luego al final ni sabía si faltaba una vuelta o dos, y cuando vi la bandera también me pilló un poco por sorpresa, que era ya la última vuelta y pasamos rueda con rueda», comentó Alonso, que ostenta con este noveno podio en Interlagos el récord de más podios sin victorias en un circuito concreto de Fórmula 1. A su vez, iguala los ocho podios de Pérez, que acumula ya seis carreras sin cajón, rompiendo Alonso a su vez una sequía idéntica desde Zandvoort.

Alonso celebra un podio para el recuerdo ante sus mecánicos

«En vez de abrir hueco, se juntaba más, no me salían las cuentas»

La táctica de mantener a raya a Pérez a la par que conservaba los neumáticos funcionó durante casi toda la carrera, pero no al final. «Fue un poco más tranquilo de lo que se vería desde fuera, seguramente, porque tenía que ahorrar un poco de gasolina en la última tanda y un poco los neumáticos. Iba más o menos controlando, o lo que yo creía que estaba bajo control; pensé que Checo iba a estar como diez vueltas o así detrás mío, y luego que iba a abrir hueco, como abrí con las medias. Cuando faltaban cinco o seis vueltas empecé a tirar y en vez de abrir hueco vi que se me juntaba más, y entonces ahí no me salían las cuentas de que estaba tan cerca».

El resultado, que Alonso celebró casi como una victoria, y la forma de obtenerlo, en un duelo sin cuartel ante el coche campeón, sabe aún más dulce por los enormes sinsabores de la gira norteamericana para Aston Martin: «Han sido tres semanas duras, hay que ser sinceros. Llegamos a Austin sin estar preparados del todo, el sprint nos puso un poco las cosas patas arriba allí, y luego en México éramos súper lentos y también tuvimos que abandonar al final. Este triplete, con el cansancio acumulado, con la reparación que tuvimos que hacer ayer y todo... La verdad es que el equipo se merecía una alegría».

La alegría dentro del garaje fue completa por el quinto puesto de Lance Stroll, su segundo mejor resultado del año tras el cuarto lugar que consiguió en Australia, otro de los podios de Alonso al principio de 2023. Esto pemite a Aston Martin mantener un poco la guerra en la intensa batalla en constructores, después de semanas convulsas con dimes y diretes. «Ha sido un poco inesperado, pero bueno, nos da moral para las últimas carreras y para el año que viene también. Este podio es para toda la gente de la fábrica, y seguiremos luchando hasta la última carrera».

Fotos: Aston Martin F1 Media

Compártela en:

Pixel