¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La FIA y la F1 se posicionan conjuntamente en la polémica del vídeo de Nikita Mazepin

    David S. de Castro
    David S. de Castro3 min. lectura

    La Federación y la propia competición han emitido un comunicado condenando las acciones del próximo piloto titular de Haas, si bien no avanzan ninguna acción o castigo en su contra.

    Dejan en manos del equipo cualquier eventual acción contra el ruso.

    La polémica suscitada por la última (ni mucho menos la primera) polémica de Nikita Mazepin ha levantado un gran revuelo entre los aficionados de la Fórmula 1 y en la propia competición en sí.

    Desde que saliera a la luz el vídeo en el que el piloto ruso metía mano a una chica, que ante el huracán de críticas afirmó que era todo una broma y que eran amigos desde hace tiempo, muchos fans se han echado encima no sólo del piloto, sino también de Haas F1, que le ha fichado (o más bien, se ha vendido a él) para 2021 para formar equipo junto a Mick Schumacher.

    La escudería estadounidense ya emitió un comunicado afirmando que iban a tratar el asunto de manera interna, pero desde las redes sociales se pedía algo más, como un castigo directo de la propia F1 o de la FIA.

    Estas han respondido, 24 horas después de que saltara la polémica, con un comunicado conjunto, escueto y en el que básicamente dejan en manos de Haas cualquier acción contra el piloto, si bien recuerdan que ellos fomentan la igualdad y el respeto:

    «Apoyamos al equipo Haas F1 en su respuesta sobre las inapropiadas acciones recientes de su piloto, Nikita Mazepin. Mazepin ha emitido una disculpa pública por su pobre conducta y este asunto será tratado de manera interna por el equipo Haas F1. Los principios éticos y la cultura de diversidad e inclusión de nuestro deporte son de una máxima importancia para la FIA y la Fórmula 1»

    A efectos prácticos, la F1 y la FIA se lavan las manos. La afición se ha echado encima de Mazepin, como demuestran acciones en redes sociales como el hashtag #WeSayNotoMazepin, en el que amenazan con boicotear de alguna manera el consumo de la F1.

    Fotos: Haas F1