¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Horner duda que el límite presupuestario sea el camino a seguir

    Liberty Media lleva meses trabajando en la instauración de un control de gasto en la Fórmula 1 a través de un límite presupuestario.

    El jefe del equipo Red Bull sugiere que sería más efectivo buscar otros métodos como la limitación de evoluciones en el coche o la estandarización de determinadas piezas.

    El tiempo va pasando y Liberty Media no consigue hacer avances significativos en ninguna de las medidas estrella que pretende instaurar para 2021, cuyo plazo expira el 30 de junio. Una de ellas es la implementación de un límite presupuestario de 200 millones de dólares anuales, con una posterior reducción progresiva hasta los 150 millones.

    Algo que, en opinión de Christian Horner, debe ser realizado de modo que no perjudique a ningún equipo de la parrilla. “Lo que es increíblemente importante es que Red Bull cuente con las mismas oportunidades que competidores nuestros como Mercedes y Ferrari”, afirmó el británico en declaraciones a Motorsport.com.

    “Creemos que nos hemos ganado eso durante nuestra estancia en la F1, y es de vital importancia que cualquier restricción financiera que se instaure en la competición se sustente sobre una base justa y equitativa, sin discriminar a ningún equipo”, señaló Horner, para apuntar a continuación que “las reglas financieras y el gobierno son algo extremadamente difícil de controlar para la FIA, estamos esperando con interés ver qué proponen para hacerlo”.

    Con los equipos punteros empleando más de 400 millones anuales y, como contrapunto, los más modestos superando por poco los 100, Christian Horner considera que es necesario establecer un punto intermedio al que todos los equipos tengan que adaptarse. “Creo que no hay ningún equipo en la F1 que quiera ver reducido su presupuesto. No vamos a reducirlos al nivel de Sauber (actualmente Alfa Romeo), por lo que habrá que encontrar un punto intermedio. Tendrá que haber un compromiso con el que los equipos grandes no estén contentos y los pequeños tampoco”, señaló.

    El método es la clave

    Sin embargo, Horner no confía en que haya un modo fiable de controlar las actividades de determinadas marcas con proyectos en otras categorías o un entramado de empresas con actividades asociadas a la competición. Lo que es crucial es que se haga de modo que las actividades no puedan ocultarse a través de otra paralela, como un equipo de la Fórmula E o cosas así. Mercedes actualmente tiene gente empleada en ciertos concesionarios que trabajan en el programa de F1, ¿cómo controlas eso?”, preguntó.

    Mercedes tiene gente empleada en ciertos concesionarios que trabajan en el programa de F1, ¿cómo controlas eso?

    Por esa razón, el jefe de Red Bull cree que se deberían explorar otros métodos más sencillos de controlar y que son igualmente efectivos a la hora de reducir los costes de explotación de un equipo de Fórmula 1. “Por eso considero que debemos reducir la presión sobre el límite presupuestario y trasladarla al número de evoluciones, tipos de piezas, estandarización, áreas que son benignas. ¿Por qué no?”, concluyó.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: Red Bull Content Pool