Fórmula Vintage Las máquinas campeonas de la F1: Maserati 250F

  • El dominio de Ferrari llegó a su fin con la reinstauración del reglamento 'Fórmula 1' y Maserati lanzó el 250F en el momento justo.
  • Mercedes y Lancia no tuvieron sus monoplazas listos a tiempo para el comienzo de la temporada y Juan Manuel Fangio -que había firmado con los alemanes- ganó las dos primeras citas para Maserati.
  • El 250F renació para volver a ganar en 1956 y, sobre todo, 1957, temporada en la que Fangio consiguió su quinto título con la genial creación de la marca del tridente.


Con el fin de la era F2 en el Campeonato del Mundo de velocidad, la Fórmula 1 volvía a reflejarse en el reglamento y con ella motores más potentes y monoplazas más voluminosos. Maserati había estado presente en todas las ediciones del campeonato, pero casi siempre con equipos privados y monoplazas poco exitosos como el 4CLT y el A6GCM que, no obstante, sirvió de base para el nuevo 250F.

La firma italiana con base en Bolonia fue fundada por cuatro hermanos: Alfieri, Bindo, Ettore y Ernesto, que llevaban involucrados en las carreras desde los años 20. Como a muchos otros constructores, el creciente poderío de los fabricantes alemanes previo a la II Guerra Mundial les obligó a redefinir sus objetivos, aunque Maserati se las arregló para encontrar un buen negocio en las Voiturettes (pequeños monoplazas ligeros y de escasa cilindrada). A pesar de ello, los cuatro hermanos tuvieron finalmente que vender la empresa al empresario Adolfo Orsi, quedando completamente desvinculados a la misma en 1947. Con el retorno de la ‘Fórmula 1’ al reglamento del campeonato, la marcha de Alfa Romeo y la tardía aparición de Mercedes y Lancia, Maserati aprovechó para lanzar el 250F.

Apoyo total a los equipos privados

Aunque la base era el A6GCM -del que se utilizaron todas las partes útiles- el coche era, en esencia, nuevo. Gioacchino Colombo fue el encargado de liderar el proyecto, con Valerio Colotti como responsable del chasis y suspensiones, cediendo el departamento de motores a Taddeucci y Nicola. Nello Ugolini sería el encargado de dirigir al equipo de competición.

La intención de Maserati fue ofrecer monoplazas muy competitivos a equipos privados, que contarían con el apoyo logístico de la marca. La posibilidad de poder contar con un motor competitivo de 2.5 litros atrajo a numerosos equipos, que apostaron por el 250F, aunque sólo Juan Manuel Fangio y Onofre Marimón pudieron competir con el nuevo coche en el primer Gran Premio de la temporada: el de Argentina. El campeón argentino había fichado por Mercedes para liderar el retorno de la marca alemana a la competición, pero el revolucionario monoplaza no estuvo listo hasta el cuarto Gran Premio de la temporada disputado en Reims.

Motor de 220 caballos y suspensiones mejoradas

El chasis del 250F siguió la estructura tubular con largueros de 40 milímetros en el que se anclaba un motor de seis cilindros en línea y una capacidad de 2.493 centímetros cúbicos, dos árboles de levas y doble bujía por cilindro. Tres carburadores Weber de doble cuerpo instalados en la parte derecha del motor alimentaban al propulsor, que contaba con un largo y llamativo tubo de escape que recorría todo el flanco izquierdo del monoplaza.


El bloque de seis cilindros en línea optimizado por Taddeucci y Nicola. Foto: Timitrius.

La lubricación se lograba mediante un carter seco y el diferencial y la caja de cambios formaban un solo bloque en posición transversal. La mencionada caja de cambios pasó enseguida de tener cuatro velocidades a cinco y se mejoraron el carburador, los frenos y otras partes del monoplaza.

El tanque de combustible -situado en la parte trasera y con una capacidad de 200 litros- era alimentado por una mezcla del 50% de etanol, 35% de gasolina, 10% de acetona, 4% de benzoilo y 1% de aceite de ricino que contribuía a que el motor entregara 220 caballos de potencia a 7.400 revoluciones por minuto. La gasolina era de 80 octanos, pero gracias a la mezcla, la combustión se aceleraba.

En cuanto a las suspensiones, Colotti se decidió por una delantera independiente y trasera de Dion, pero mejorando ostensiblemente la distribución de pesos y su ligereza respecto a la utilizada por Ferrari en el 500 del año anterior.

Buen inicio… hasta que llegó Mercedes

Las dos primeras carreras de la temporada fueron de manera inmejorable para el dúo Maserati-Fangio, con sendas victorias en los Grandes Premios de Argentina y Bélgica (obviando las 500 Millas de Indianápolis, en las que los equipos habituales del campeonato no participaron). Los Ferrari, que básicamente eran 500 con el motor modificado para cumplir con el reglamento, no eran rivales para El Chueco.

Pero en Reims, los espectaculares Mercedes llegaron, vieron y vencieron sin oposición, ya con Fangio inmerso en sus filas junto a los alemanes Karl Kling y Hans Herrman. Maserati decidió sustituir a Fangio con el campeón de los dos años anteriores, Alberto Ascari, pero la relación no funcionó y terminó dejando el equipo tras sólo dos carreras.


Foto: Maserati

Fangio y Kling dominaron en Reims, doblando a todos sus competidores y dejando al primer Maserati del Príncipe Bira fuera del podio. Durante el resto de la temporada, Maserati no volvió a conseguir la victoria y sólo se anotó dos podios más en Silverstone y Pedralbes. En 1955, Mercedes siguió dominando con autoridad y dejando las migajas a Ferrari y Maserati.

El renacimiento

En 1956 Mercedes dejó la Fórmula 1 y eso permitió a Maserati recuperar protagonismo en el campeonato con su aún competitivo 250F que, además, estaba pilotado por el brillante y prometedor Stirling Moss, que terminaría disputándose el campeonato con Juan Manuel Fangio, que había recalado en Ferrari.

Aquella temporada, el 250F recibió mejoras en la caja de cambios, los tambores de freno y la aerodinámica, gracias a lo cual el coche adoptó un morro más estrecho y modificaciones alrededor del cockpit del piloto. También se actualizó el chasis y se varió 5 grados la posición del motor para bajar el centro de gravedad, aunque todo ello sólo se puso a disposición de los pilotos oficiales. En su última fase de desarrollo, llegaron los frenos de disco, pero Moss no pudo batir a Fangio, que se llevó su cuarto título mundial.

En 1957, el duelo por el título se repetiría, pero esta vez con ambos pilotos defendiendo a la marca del tridente, pues el tetracampeón argentino había vuelto a la que fuera su casa para certificar su quinto y último entorchado mundial de Fórmula 1. Aquel año, Maserati consiguió un total de cuatro victorias, cinco poles y diez podios, además de las dos primeras posiciones en el campeonato de pilotos. Aquella fue la despedida de la marca en la Fórmula 1, si bien numerosos equipos privados siguieron utilizando el 250F hasta 1960 cuando, en el Gran Premio de Estados Unidos, el longevo monoplaza italiano apareció por última vez en la categoría.

Datos

Especificaciones técnicas
DiseñadorGioachinno Colombo
DenominaciónMaserati 250F
ChasisMaserati
Potencia220 a 7.400
MotorMaserati 2.493 cc en posición delantera
Número de cilindros6 en línea
SobrealimentadoNo
TransmisiónMaserati Manual de 4/5 velocidades
ChasisTubular
Peso630 kg
Suministrador carburante/lubricante-
FrenosDe tambor/disco
Distancia entre ejes2.280 cm
NeumáticosPirelli, Dunlop
Resultados deportivos1954195519561957195819591960
Pilotos (Oficiales y privados)Fangio, Marimón, Bira, Moss, Mantovani, Ascari, Villoresi, Wharton, Salvadori, Flockhart, Mieres, Schell, De Graffenried, Musso, Rosier, Godia, BertocchiBehra, Schell, Rosier, Wharton, Bertocchi, Mieres, Mantovani, Musso, Menditeguy, Bucci, Macklin, Perdisa, Claes, Bira, Walker, Gould, Collins, Fitch, Moss, Piotti, Landi, Gerini, González, HawthornMoss, Behra, Menditeguy, Piotti, Landi, Gerini, González, Hawthorn, Rosier, Gould, Perdisa, Chiron, Villoresi, Godia, Taruffi, Simon, Gould, Volonterio, Maglioli, Halford, Brabham, Schell, Salvadori, De Graffenried, Bonnier, Fangio, Moss, Behra, Menditeguy, Schell, Bonnnier, Piotti, Gregory, Simon, Gould, Scarlatti, Herrmann, Piotti, Bonnier, Gerini, Bueb, Halford, Godia, Volonterio, Fangio, Behra, Menditeguy, Schell, Godia, Gould, Gregory, Bonnier, González, Mieres, Piotti, Campbell, De Filippis, Scarlatti, Gerini, Kavanagh, Taramazzo, Testut, Chiron, Bonnier, Scarlatti, Trintignant, Seidel, Shelby, Ruttman, P. Hill, Ruttman, Herrmann, Allison, De Oliveira, Cabianca, Chimeri, CadeGould, Drake
Presencias en Grandes Premios86771073
Victorias2024000
Poles1015100
Vueltas rápidas4133100
Podios531110000
Km. liderados772311.3091.631102--
Primer triunfoGP Argentina-GP MónacoGP Argentina---
Último triunfoGP BélgicaGP ItaliaGP Alemania---
Títulos1--1---

Vídeos

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×