¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El legado de Dietrich Mateschitz para Red Bull: un nuevo túnel de viento

El legado de Dietrich Mateschitz para Red Bull: un nuevo túnel de viento
Red Bull ha logrado la excelencia en dos etapas con un túnel del viento bastante obsoleto.
Fernando Sancho
Fernando Sancho5 min. lectura

Dietrich Mateschitz aprobó antes de su muerte una gran inversión para que Red Bull tenga un nuevo túnel del viento, toda vez que la firma de la bebida energética venía usando el túnel de viento de Arrows desde que compró Jaguar en 2004.

Desde que Red Bull aterrizó en la Fórmula 1 tras la compra de Jaguar en 2004, el equipo de la bebida energética ha logrado la excelencia en dos etapas muy distintas. Poco o nada tenían que ver los monoplazas con los que Sebastian Vettel logró ganar cuatro títulos entre 2010 y 2013 con el concepto de coche que impera en la actualidad y con el que Max Verstappen ha logrado el título en 2021 y 2022.

Sin embargo, hay dos puntos en común entre ambas etapas. La convergencia positiva radica en los diseños del excepcional Adrien Newey para dar forma a monoplazas ganadores. La parte más negativa de estas coincidencias pasa por el túnel de viento de Red Bull. Y es que el equipo aún utiliza el vetusto túnel de viento de Arrows, unas instalaciones que datan de 1946 y que fueron reacondicionadas para esta función.

«Fue uno de los compromisos de Dietrich con el proyecto, invertir en un nuevo túnel»

Aunque el rendimiento de Red Bull no se ha visto afectado -al menos en gran medida- por el uso de este túnel de viento tan antiguo, Christian Horner se refirió a estas instalaciones como una «reliquia de la Guerra Fría». Y es que la antigüedad del edificio que alberga el túnel del viento y su tamaño provocan incluso que no puedan tener un control de la temperatura idóneo.

Por esta razón, Red Bull tiene ya proyectado la construcción de un nuevo túnel del viento a dos años vista, instalación que se incrustará en el campus de tecnología de Milton Keynes. De esta forma, el equipo concentrará todas sus actividades en un mismo escenario y podrá optimizar sus recursos. En este aspecto, la repentina muerte de Dietrich Mateschitz no ha cambiado el plan previsto, puesto que el magnate aprobó la inversión para este túnel del viento antes de su fallecimiento.

Apuesta necesaria en el contexto actual

Christian Horner ha explicado que «fue uno de los compromisos de Dietrich con el proyecto, invertir en un nuevo túnel. Una vez que se introdujo el nuevo reglamento sobre este tipo de instalaciones, la eficiencia de nuestro túnel del viento simplemente no es comparable con el rumbo que siguen las normas. Nos obligó a que necesitáramos hacer esa gran inversión de capital».

«Aunque es cierto que cuando miras todo, ves que la simulación juega cada vez un papel más importante. Con todo, la realidad es la que es. Deberíamos haber sido lo suficientemente valientes como para pensar en alejarnos de los túneles en el futuro, pero dado que hay una cultura del miedo en lugar de una cultura de acogida, la necesidad es clara» ha añadido el responsable de Red Bull.

El legado de Dietrich Mateschitz en Red Bull: un nuevo túnel de viento
El túnel del viento es una herramienta clave mientras no se potencie aún más la simulación en CFD.

Misma tesitura para McLaren y Aston Martin

Aunque la inversión de Red Bull en un nuevo túnel del viento podría tener fecha de caducidad, ya que hay conversaciones para prohibir los túneles de viento a partir de 2030, lo cierto es que la falta de concreción al respecto está animando a los equipos a construir nuevas instalaciones de este perfil. Además de Red Bull, los proyectos de McLaren y Aston Martin también están en la misma posición y ambos equipos tendrán nuevos túneles de viento a corto plazo.

Incluso si existe voluntad de ir limitando las pruebas en el túnel del viento para dar un total protagonismo al desarrollo de simulación computacional CFD, lo cierto es que no hay un acuerdo en firme, sobre todo porque hay fabricantes de vehículos presentes que ven los túneles de viento como importantes activos de capital por el desarrollo de sus coches de calle y el alquiler de las instalaciones a otros fabricantes, preparadores y proyectos deportivos.

Fuente: TheRace / Fotos: Red Bull Content Pool