¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Más lío con los alerones flexibles, mientras Red Bull apunta al delantero de Mercedes

    Christian Horner charla con Toto Wolff.

    La reciente modificación de la normativa de flexibilidad de los alerones traseros ha generado polémica y posiciones encontradas en la parrilla, con McLaren, Mercedes, Ferrari y Red Bull en posiciones claramente opuestas.

    Cuando, tras el Gran Premio de España, la FIA reaccionó a la polémica del alerón trasero flexible de Red Bull Racing endureciendo los test de control a partir del Gran Premio de Francia, era de esperar que este tema permaneciera activo al llegar a Mónaco.

    Y así ha sido, pues los dirigentes de los equipos que han estado presentes en las conferencias de prensa oficiales de la FIA no han querido pasar de puntillas sobre el asunto.

    «La FIA pone a los equipos que cumplen con las reglas en una gran desventaja»

    El más radical ha sido Andreas Seidl, que considera un agravio que la FIA espere hasta el 15 de junio para implementar la modificación de la normativa, dando con ello más ventaja a los equipos que han aprovechado la situación.

    «En primer lugar, creo que cuando ves todas las imágenes de Barcelona, está bastante claro lo que está pasando. Por lo tanto, acogemos con satisfacción la reacción de la FIA con la directiva técnica y estamos satisfechos con su contenido básico», comenzó diciendo el director de McLaren.

    «En lo que estamos totalmente en desacuerdo es en el momento de la implementación, porque desde nuestro punto de vista no hay ninguna razón, después de que no sólo un equipo ya haya tenido una ventaja que, en nuestra opinión, está claramente en contra de la normativa. Seguirá teniendo ventaja unas carreras más y es claramente algo con lo que estamos en desacuerdo, por lo que estamos en conversaciones con la FIA».

    David Moreno analiza la flexión de los alerones en vídeo.

    «Esperamos que la FIA sea firme, porque desde nuestro punto de vista no es aceptable. Pone a los equipos que cumplen con las reglas en una gran desventaja», apuntó el ingeniero alemán.

    Ante la pregunta de si consideraría una protesta formal ante los comisarios, Seidl aclaró que «en principio, no soy un gran fan de protestar contra otros equipos y coches, etc. Todo lo que puedo decir en este momento es que estamos en diálogo con la FIA para entender lo que van a hacer, con el fin de asegurarse de que los equipos que han diseñado dispositivos o piezas que permiten estas cosas no puedan hacerlo a partir de ahora».

    El alerón delantero de Mercedes

    Christian Horner, por su parte, ha reaccionado tras ser su equipo el principal señalado de aprovechar las limitaciones de los test de flexión para ganar rendimiento, comenzando por asegurar que estas modificaciones de la normativa saldrán muy caras.

    «Para un equipo como nosotros, que obviamente está corriendo al límite del tope presupuestario, es obligado tomar decisiones. El impacto de algo como esto es probablemente medio millón de dólares, así que eso evitará que se hagan otras cosas», lamentó el director de Red Bull Racing.

    «Creo que tiene que haber un plazo, no se puede simplemente hacer magia con los componentes», argumentó el británico ante las palabras de Seidl. «Si cambiaran las pruebas en las alas delanteras este fin de semana, y hemos visto mucho más rendimiento de la flexibilidad de la delantera, entonces eso afectaría a todos y cada uno de los equipos y algunos mucho más grandes que otros».

    «Tiene que haber un plazo. No se puede esperar que las piezas aparezcan durante la noche sin que se incurran en costes. El coche cumple con la normativa que ha estado vigente durante los últimos 18 meses y luego se ha cambiado la normativa, se han cambiado las pruebas y tiene que haber un plazo de notificación para ello».

    A continuación, Horner derivó la atención hacia Mercedes, afirmando que su alerón delantero es mucho más flexible que el trasero de Red Bull.

    «Todo el coche está bajo influencia aerodinámica. Se está haciendo mucho ruido con el alerón trasero del coche, pero si nos fijamos en algunas imágenes de Imola de la parte delantera del coche de nuestro competidor (Mercedes), mostrarán una aerodinámica claramente flexible. Como sabemos, el alerón delantero es una parte mucho más sensible del coche que la trasera», aseguró Horner.

    «Pensar que la superficie aerodinámica de todo el mundo es completamente rígida sería una falacia. Simplemente no es el caso. Se puede ver físicamente», insistió.

    Mercedes será más agresivo en su diseño

    Toto Wolff, también presente en los actos oficiales de la FIA, también dio su opinión al respecto, considerando normal que el organismo regulador dé un plazo a los equipos para adaptar sus diseños a las nuevas reglas del juego.

    «Hemos visto en el pasado que los rediseños complejos tuvieron un plazo. Está claro que si tienes carreras consecutivas, o tal vez incluso dos semanas entre una y la siguiente, es poco tiempo para que todo el mundo se adapte», apuntó el austriaco.

    ¿Protagonizará el alerón delantero de Mercedes una nueva polémica en próximas fechas?

    «Pero tenemos cuatro semanas para Bakú y es incomprensible que en cuatro semanas no se pueda endurecer un alerón trasero para una pista que es probablemente la más afectada por las alas traseras flexibles», señaló, sin embargo.

    Mercedes es el equipo que más ha insistido a la FIA para que regule esta situación, afirmando Wolff que llevan persiguiendo dicho objetivo desde el verano de 2020.

    «Cada uno de nosotros necesita adaptarse a la normativa y nos hemos quedado en el limbo desde hace mucho tiempo. Hicimos notar esta situación el verano pasado sin haber recibido ningún comentario. Debería haberse abordado mucho antes. Sí, tendremos que modificar nuestro ala: necesitamos suavizarla, es extremadamente rígida, cumpliendo con el famoso artículo 3.8 que dice que debe permanecer inmóvil. La nueva prueba que se ha introducido es una solución a medio hornear que nos da oportunidades y todo esto puede generar más flexión en el futuro», anticipó Wolff.

    Ferrari y Alpine, también afectados

    Finalmente, Ferrari y Alpine dieron su opinión a través de Mattia Binotto y Laurent Rossi, confirmando ambos que han estado compitiendo al límite de la normativa aún vigente.

    «Sí, lo estamos explotando, como todos los equipos, es posible y creemos que es correcto», afirmó el director de Ferrari. «La directiva técnica se está aclarando además. Tendremos que adaptarnos un poco, pero no creo que afecte mucho a Ferrari. Y en el tiempo por vuelta, por lo que hemos visto, muy poco».

    «Sí, lo estamos explotando, como todos los equipos, creemos que es correcto»

    «Es normal, se trata de traspasar los límites. La FIA trató de aclarar las intenciones y los principios del reglamento. En el momento oportuno, estoy bastante seguro de que la FIA comprobó lo que estaba bien y lo que estaba mal. Al decidir sobre ciertas fechas, analizaron bastante bien el caso», apuntó Binotto.

    Laurent Rossi, CEO de Alpine, comenzó diciendo que «diseñamos un coche que se ajusta a las reglas. Si las pruebas demuestran que tenemos que cumplir con un nuevo conjunto de reglas, lo haremos. Eso es todo lo que puedo decir».

    «Vamos a hacer las modificaciones. Soy ingeniero, así que me voy a abstener de comentar nada sobre el impacto antes de que mis ingenieros me den resultados porque sería un insulto a su saber hacer. Así que sólo diré que nos adaptaremos y veremos cuánto nos afecta», concluyó el francés.

    Fuente: FIA / Fotos: Red Bull Content Pool | Mercedes AMG