¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La FIA endurece los test de flexión del alerón trasero tras las palabras de Hamilton

    El alerón trasero de Red Bull está bajo sospecha.

    Los comentarios de Lewis Hamilton en el Gran Premio de España han tenido contestación por parte de la FIA, que intensificará su persecución sobre la flexibilidad de las estructuras aerodinámicas.

    Aunque es un tema que ha pasado desapercibido hasta ahora, lo cierto es que Mercedes lleva tiempo buscando el modo de cortar la progresión de Red Bull en lo que a flexibilidad de materiales respecta.

    Toto Wolff lleva tiempo buscando el modo de animar a la FIA a endurecer la normativa de carga de los alerones traseros y, tras las palabras vertidas por Lewis Hamilton el pasado sábado en Barcelona, lo ha conseguido.

    «Red Bull tiene ese alerón trasero flexible con el que ganan al menos tres décimas»

    «Los Red Bull son muy rápidos en las rectas. Tienen ese alerón trasero flexible y ganaron al menos tres décimas. Así que serán más rápidos en las rectas que nosotros y será difícil mantenerlos atrás», afirmó el que posteriormente se convirtió en poleman y ganador de la carrera en el circuito catalán.

    Actualmente, la FIA cuenta con una serie de test de flexión que miden la capacidad de los materiales para flexionar bajo determinadas cargas, pero dichas pruebas se realizan en parado. Algo que permite a los equipos diseñar los alerones de manera que soporten dichas cargas en estático, pero flexionen cuando la velocidad hace que el flujo aerodinámico se incremente.

    David Moreno analiza el asunto de los alerones flexibles.

    El alerón trasero

    En esta ocasión, la pieza objeto de sospecha es el alerón trasero del Red Bull RB16, que según Mercedes flexiona a alta velocidad para reducir la incidencia del mismo y el drag generado. Eso permite a los del equipo austriaco ganar velocidad punta en recta.

    La nota informativa de la FIA detalla una serie de nuevas pruebas que se van a introducir y que se centran en las características de los alerones que rotan hacia atrás a alta velocidad. El reglamento actual controla que no se produzca una rotación superior a un grado horizontal o tres milímetros verticales en la estructura al aplicar ciertas fuerzas.

    En cambio, el nuevo test de flexión buscará limitar la rotación del alerón a un solo grado respecto a un eje normal del plano central cuando se apliquen dos cargas de 750 Newtons, una trasera y otra horizontal.

    Una prueba adicional, que implica una fuerza vertical y de fuerza descendente de 1000N, permitirá igualmente sólo un grado de rotación. Dicha normativa entrará en vigor el 15 de junio, lo que bajo el calendario actual permitiría a los equipos competir en tres carreras más antes de verse obligados a acometer modificaciones: Mónaco, Azerbaiyán y Turquía, que está en serio peligro de cancelación por la pandemia.

    Fuente: Autosport / Fotos: Red Bull Content Pool