¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Lotus, la decepción del inicio de temporada

Si las dos primeras carreras de 2014 muestran la clara superioridad de Mercedes entre los equipos punteros, en la otra cara de la moneda se encuentra Lotus. Ni en Australia ni en Malasia han sido capaces de sumar un solo punto, y a estas alturas el año pasado ya llevaban 40. Son la gran decepción del comienzo de mundial.

Tras un 2013 muy positivo en lo deportivo, no demasiado lejos de Mercedes y Ferrari, Lotus ha comenzado el año de la peor manera posible, con cuatro ceros en las casillas de sus pilotos en las dos primeras carreras. Además, tres de ellos son abandonos, y solo Grosjean en Malasia pudo completar la carrera, terminando en la undécima posición, cerca de puntuar. Es la lectura positiva que sacan los de Enstone, satisfechos con la idea de acercarse a los puntos y completar carreras. Pero sabe a poco.

Que Lotus se conforme con ver la bandera a cuadros sorprende, tratándose de un equipo que el año pasado ganó el Gran Premio de Australia y sumó, con Raikkonen y Grosjean, un total de catorce podios durante la temporada. Sin embargo, tras los problemas sufridos durante la pretemporada (no formaron parte de los primeros test), que aún arrastran, y la fragilidad de su monoplaza en conjunto con los motores Renault, cualquier noticia positiva, por pequeña que sea, les da aire. Así habló Grosjean el domingo en Sepang: “Completar todas las vueltas era el objetivo principal, y es bueno estar cerca de los puntos. Estar de vuelta es una buena noticia”.

Grosjean afirmó haber tenido pérdida de carga aerodinámica en la zona trasera de su coche por un problema en el difusor durante las últimas vueltas. Mucho antes, tras un toque en la primera vuelta, Maldonado tuvo que retirarse para proteger el motor, y ambos monoplazas tuvieron fallos en los entrenamientos libres. Problemas de fiabilidad que poco a poco esperan ir solucionando para abandonar los últimos puestos en el mundial de escuderías. Lotus debe arreglar los defectos del E22 y esperar que Renault solucione los suyos en la unidad de potencia.

La marcha de Eric Boullier y Kimi Raikkonen supuso un importante varapalo para la escudería. Sin embargo, la undécima posición de Romain Grosjean en Malasia abre una puerta a la esperanza. Así lo declaró Alan Permane, director de operaciones de pista: “Hemos dado un paso adelante con respecto a Australia, vamos progresando y que Romain haya terminado la carrera nos permite recopilar muchos y muy importantes datos”. En Estone mantienen la confianza. Afirman que el primer paso es terminar carreras, posteriormente empezar a puntuar y creen tener el potencial suficiente para luchar, dentro de un tiempo, por el podio. En definitiva, dejar de ser la gran decepción de la temporada.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto