¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes: un costoso error tras el test de Barcelona y plena confianza en los pontones reducidos

    Mercedes: un costoso error tras el test de Barcelona y plena confianza en los pontones reducidos
    Mercedes tiene ante sí un gran reto si quiere optar al título este año.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    El equipo que ha ganado los últimos ocho campeonatos de constructores se encuentra ante un reto mayúsculo este año: revertir la compleja situación en la que se encuentra en este inicio de era reglamentaria.

    La Fórmula 1 tenía la esperanza de iniciar en 2022 una nueva era que produjera cambios en la parrilla y los pronósticos se han cumplido, al menos parcialmente. Y es que el equipo dominador de los últimos ocho años ha comenzado la temporada como tercer mejor equipo, lo que sin duda supone un gran contraste en relación a campañas anteriores.

    Mientras Ferrari y Red Bull se jugaban la victoria en Sakhir el pasado fin de semana, Mercedes se limitaba a mantenerse por delante de equipos como Alfa Romeo, Haas o Alpine, en tierra de nadie.

    Pero, ¿qué le ha ocurrido a Mercedes que ha propiciado este cambio de tendencia?

    Error estratégico en pretemporada

    Independientemente de si el hecho de haber estado luchando por el Mundial de 2021 hasta la última carrera ha influido negativamente en el desarrollo del Mercedes W13, lo cierto es que el equipo anglo-germano no afrontó la pretemporada del modo adecuado, según reconoce el mismísimo Toto Wolff.

    «La nueva configuración de Bahréin hizo que nos encontráramos con circunstancias que nos hicieron darnos cuenta de que teníamos un problema demasiado tarde. Cuando pusimos el coche en pista en Bahréin, nos sorprendimos mucho con los problemas que tuvimos», admite el director de Mercedes.

    «Saber que la actualización de Bahréin venía hizo que tal vez no analizáramos los resultados y los datos de Barcelona del modo adecuado», desvela el dirigente austriaco. «Llevó un tiempo entender los problemas, ahora estamos en el proceso de marcarlos. Pero eso significa aplicar la ciencia, el escrutinio y el trabajo duro, la física y no la mística».

    Durante la primera semana de test, Mercedes rodó sin aparentes problemas con una configuración aerodinámica que cambió por completo para la segunda semana en Bahréin. Eso hizo que el equipo no prestara suficiente atención a los problemas intrínsecos del coche, esperando que los nuevos pontones solucionaran los mismos.

    Algo que no ocurrió y que plantea la siguiente pregunta: ¿Dará Mercedes marcha atrás y desechará los pontones reducidos? «No, nos hemos comprometido con el concepto actual y creemos firmemente que es el camino correcto», zanja Wolff.

    Recuperar medio segundo

    El Gran Premio de Bahréin ha evidenciado que Mercedes debe enfrentarse a un déficit de medio segundo por vuelta en clasificación, cifra que sube aún más en condiciones de carrera.

    «Una de las fortalezas de nuestro equipo es ser muy realistas sobre dónde nos encontramos y en Bahréin hemos visto nuestro nuevo punto de partida. No es catastrófico, pero nos coloca frente a un desafío muy diferente al de los años anteriores», reconoce Wolff.

    «Hemos tenido que luchar contra los motores Ferrari y contra los cambios regulatorios, como el año pasado con Red Bull, y aún así hemos sido capaces de ganar campeonatos y estar muy cerca. Ahora hay un nuevo desafío», reitera.

    «Somos terceros. Somos un poco optimistas sobre nuestra posición en la clasificación y si me hubieras dicho que el año pasado habría dicho que no es satisfactorio, pero es donde estamos hoy, es la dura realidad. Ahora sabemos dónde está el objetivo».

    «Probablemente nos falte medio segundo a una vuelta. Fue más en las hojas de tiempos, pero sólo tuvimos un intento con blandos nuevos en Q3. Ahí es donde nos vemos a nosotros mismos, pero sabemos dónde estamos perdiendo. El juego de ponerse al día ha comenzado», concluye Toto Wolff.

    Fuente: The Race / Fotos: Mercedes AMG F1