¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Por qué nadie quiere el motor Renault de F1? Rossi lo explica sin tapujos

    El motor Renault necesita ganar impulso en 2022.

    Actualmente, Renault es el único motorista que no cuenta con clientes en la parrilla de la Fórmula 1 y se conforma con suministrar al equipo oficial del grupo, Alpine. Su CEO ha explicado con claridad lo que llevó a la marca a esta situación.

    La disputa pública entre Red Bull Racing y Renault acaparó gran parte de la atención durante años, hasta que finalmente ambas partes se separaron. Tras aquello, McLaren recurrió al fabricante francés, pero en cuanto ha tenido la oportunidad ha vuelto con Mercedes.

    Eso deja a Renault con un único equipo al que suministrar motores en la Fórmula 1, Alpine, que no es más que el equipo oficial del grupo empresarial galo. Así las cosas, ¿por qué un motorista de tanto prestigio y éxito en la categoría reina ha quedado relegado al ostracismo?

    Laurent Rossi, CEO de Alpine Cars, no ha tenido reparos en explicarlo, reconociendo que ahora la marca francesa tiene que trabajar duro para recuperar el prestigio perdido. «Es una señal. Aparentemente ya no tenemos ningún crédito. Debemos mirarlo con sobriedad. Nuestro motor ya no era atractivo para los clientes», lamenta.

    «En el pasado, a menudo nos marcamos un autogol desde un punto de vista técnico, porque adaptamos en demasía nuestros motores a los deseos de los clientes para su chasis. Esto ha llevado a capacidades limitadas», desvela.

    Por tanto, la disputa con Red Bull tuvo sus consecuencias a todos los niveles, no sólo a nivel de imagen. Renault cedió en exceso a las peticiones de la marca austriaca y eso terminó perjudicando el desarrollo de un motor que en la actualidad se encuentra por detrás de Mercedes y Honda.

    «Si el cliente no estaba satisfecho, nos desarrollamos en dos direcciones, con las que nos perjudicamos a nosotros mismos», argumenta Laurent Rossi. «En un mundo ideal, debes construir un motor y los clientes tienen que vivir con eso. Así el equipo de fábrica también tiene un beneficio porque recibe más datos».

    «En este momento, nos beneficiamos de centrarnos en nosotros mismos. Una vez que todo haya funcionado, sería interesante tener uno o dos clientes de nuevo», concluye Rossi.

    Cyril Abiteboul, director de Renault, abandonó la marca en invierno y Remi Taffin, histórico responsable de motores en la marca francesa, abandonó la misma recientemente.

    Fuente: Auto Motor und Sport / Fotos: Alpine F1 Team