¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Sainz, a Nürburgring con la vista en el radar meteorológico: «Esperamos frío y lluvia»

    Sainz, a Nürburgring con la vista en el radar meteorológico: «Esperamos frío y lluvia»
    Carlos Sainz espera remontar el vuelo en Nürburgring.McLaren Racing
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    La undécima carrera de la temporada podría traer lluvia a la competición tras varias carreras en las que la previsión ha anticipado el líquido elemento, que finalmente no ha aparecido. McLaren y Carlos Sainz se preparan para un fin de semana meteorológicamente inestable.

    El circuito de Nürburgring recibe a la Fórmula 1 por primera vez desde 2013 y lo hace en una fecha nada habitual, pues el otoño alemán es mucho más inestable de lo que suele serlo la primavera y el verano.

    Pero la pandemia ha obligado a la F1 a tomar riesgos en materia de calendario y Nürburg, situado en el estado de Renania-Palatinado, amenaza con acoger un Gran Premio de Eifel frío y lluvioso. Algo de lo que Carlos Sainz, que en la carrera anterior se marchó a casa de vacío, espera que suceda.

    «La última vez que competí en Alemania logré terminar quinto en condiciones difíciles»

    «La última carrera en Rusia no fue la forma en que esperaba terminar un fin de semana que había comenzado bastante bien», admite el piloto de McLaren. «Siempre repaso en detalle lo que podría haber hecho de otra manera, lo recuerdo y sigo adelante».

    «Mi enfoque ahora está al 100% en el Gran Premio de Eifel», prosigue Sainz. «Todavía hay muchos puntos en juego y cada carrera cuenta para ambos campeonatos, así que créanme, seguiré adelante hasta la última bandera a cuadros del año».

    El español, que ha visitado Nürburgring en categorías inferiores, está deseoso de conocerlo a bordo de un Fórmula 1. «La última vez que competí en Alemania logré terminar quinto en condiciones difíciles. Sin embargo, competir en Nürburgring este año en lugar de en Hockenheimring presenta un desafío diferente. Esperamos que las condiciones sean similares a las de la carrera del año pasado en Alemania, con frío y posiblemente mojado. He corrido allí antes en 2014, pero nunca en un coche de Fórmula 1, así que estoy deseando ver qué podemos hacer con estos coches».

    Los rivales aprietan

    Pero, independientemente de las circunstancias del Gran Premio de Eifel, McLaren debe volver a la senda de los puntos si no quiere perder su tercera posición en el campeonato de constructores, tal y como recuerda Lando Norris.

    «Tuvimos un fin de semana difícil en Rusia y nuestros rivales nos pisan los talones, pero sólo debemos concentrarnos en nosotros mismos y rendir al máximo de nuestras capacidades en la pista», señala el británico, que también ha competido en este circuito con anterioridad. «Tengo muchas ganas de correr en Nürburgring este fin de semana, ya que es una pista genial que disfruté conduciendo en F3 y F4. Es genial verlo en el calendario este año. Gané la última vez que corrí allí, en 2017, en condiciones meteorológicas difíciles, por lo que espero que mi experiencia previa me ayude al comenzar a competir el viernes».

    En Sochi, McLaren se fue de vacío por primera vez este año.

    Andreas Seidl, director de McLaren, lamenta que en Sochi el equipo no puntuara por primera vez en la temporada. «Salimos de Rusia sin puntos en el campeonato, lo cual es una novedad para nosotros esta temporada. Hemos tenido la oportunidad de reiniciar, prepararnos y concentrarnos en nuestra próxima carrera en Alemania. Como equipo, estamos decididos a volver más fuertes, pero sabemos que nuestros rivales también lucharán por conseguir buenos puntos».

    El ingeniero alemán, que por tanto competirá en casa, apunta que «correr en Nürburgring por primera vez en F1 desde 2013 es emocionante para el deporte. Es un circuito en el que he hecho muchas carreras en diferentes condiciones en mi vida como piloto. Debido a la época del año, el clima podría ser un desafío interesante que tendremos que tener en cuenta durante el fin de semana».

    «El equipo tanto en la pista como en la fábrica ha hecho un trabajo increíble en lo que va de temporada, pero aún quedan siete carreras», recuerda Seidl. «Después de las actualizaciones implementadas en Rusia, continuaremos mejorando el coche y nuestro objetivo es mejorar el rendimiento durante el resto de la temporada. Necesitamos seguir consolidando nuestras fortalezas, mejorando nuestras debilidades, siendo mentalmente resistentes y empujando como un equipo unido en la lucha por los puntos».

    A día de hoy, la previsión meteorológica para Nürburg anuncia lluvia durante toda la semana y máximas de 14 ºC, con un 70% de probabilidades para sábado y domingo, día en el que la carrera podría disputarse con máximas de 7ºC.

    Fuente: McLaren Racing / Fotos: McLaren Racing