¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Tost: "Liberty discute y habla, Ecclestone tomaba decisiones"

    La fecha límite del 30 de junio se acerca y Liberty Media debe aprobar el reglamento de 2021 si no quiere depender por completo de los equipos.

    El jefe del equipo Toro Rosso ha hablado del modelo de gestión de Liberty Media y lo que considera que Carey, Brawn y Bratches deberían hacer para desatascar la situación.

    La Fórmula 1 se encuentra en un periodo de incertidumbre ante lo que el futuro deparará a la categoría y el rumbo que ésta seguirá a partir de 2021, momento en el que los actuales acuerdos comerciales, económicos y deportivos dejarán de tener validez.

    Liberty Media trabaja desde hace meses en un monoplaza de Fórmula 1 que permita mantener los niveles actuales de rendimiento y mejore el espectáculo de las carreras, además de buscar un límite presupuestario y un reparto de beneficios que posibilite a los equipos de la parrilla un rendimiento más equitativo con respecto a los punteros.

    En relación al primer reto, el del reglamento, Liberty Media tiene de plazo hasta el 30 de junio para implementar los cambios requeridos. En caso de no hacerlo, tendrá que contar con el apoyo unánime de los equipos para poder llevarlos a cabo en 2021.

    Franz Tost, jefe del equipo Toro Rosso, observa con preocupación la lentitud de Liberty Media a la hora de llevar adelante sus planes. “Van demasiado lentos, deben llegar las decisiones. Hablamos desde hace mucho tiempo, pero el reglamento técnico no está terminado aún, el reglamento deportivo tampoco. Tenemos el límite presupuestario, la distribución del dinero y todas esas cosas. Los pilares principales aún están en discusión y Liberty Media tiene que tomar decisiones”, afirmó en declaraciones a Racefans.net.

    De izquierda a derecha, Sean Bratches, Chase Carey y Ross Brawn, los máximos responsables de la gestión de la Fórmula 1 en la actualidad.

    Liberty Media cuenta con numerosos ingenieros de prestigio con los que analizar en profundidad el nuevo reglamento, por lo que Tost no entiende que no tomen la iniciativa y busquen consenso en cada decisión. “Los equipos aún están involucrados, hay reuniones del grupo técnico y todo eso. Pero si yo fuera Liberty Media, no involucraría a los equipos demasiado, porque ellos tienen la infraestructura para tomar decisiones. Ross Brawn, Pat Symonds y el resto tienen experiencia para saber exactamente lo que la Fórmula 1 necesita y qué dirección tomar”, comentó el ingeniero austriaco.

    Otro de los delicados asuntos es el Acuerdo de la Concordia, que expira a finales de 2020 y debe renovarse para garantizar un modelo de gestión y gobierno con el que los equipos y fabricantes puedan comprometerse a largo plazo. Si siguen preguntando a los equipos, nunca llegarán a una conclusión, porque cada equipo busca obtener ventaja, cada equipo tiene su propia agenda. No creo que necesariamente haya que excluirlos por completo, pero la FIA y Liberty deben avanzar con propuestas reales y decir: ‘Mirad, esto es lo que queremos hacer’. Luego, por supuesto, discutirlo con los equipos. Si algunos no están de acuerdo, Liberty tiene que decidir”, sugirió Tost.

    Si siguen preguntando a los equipos, nunca llegarán a una conclusión

    Ante la pregunta de si sería factible retrasar la introducción de las nuevas normas un año, Tost negó la conveniencia de dicha medida. No creo que sea posible, porque no se trata sólo del reglamento, también de la distribución del dinero, el límite presupuestario, muchas cosas. ¿Cómo va a cambiar eso si lo pospones un año? Si no se ha podido tomar una decisión para 2021, ¿cómo vas a poder tomarla después? Liberty discute y habla, Bernie (Ecclestone) simplemente tomaba decisiones”, concluyó, recordando al anterior gestor de la Fórmula 1.

    Fuente: Racefans.net