Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

[Vídeo] Resumen del GP de Japón de F1 2018

El mundial quedó visto para sentencia con la nueva victoria de Lewis Hamilton en la carrera del Gran Premio de Japón. Dentro de dos semanas en Austin al británico solo le hará falta conseguir ocho puntos más que su rival para poder celebrar su quinto mundial de forma oficial.

La tarde de domingo caía sobre el legendario circuito de Suzuka, pista, que como ya comentamos en la previa hace unos días, tenía un aliciente especial si teníamos en cuenta la historia y el factor decisivo de la cita nipona a lo largo de los años. Este año, Japón no defraudó y volvió a decidir un título que, aunque ya estaba casi sentenciado, ahora lo está aún más tras el diferente fin de semana que vivieron los dos contendientes por el título. En el día de hoy, por vía escrita, analizaremos brevemente como fue la decimoséptima ronda del calendario desde las perspectivas del británico y el alemán.

Un Lewis rozando la perfección

Al británico le salió todo perfecto. Consiguió su pole número 80 el sábado en unas condiciones inciertas y arrancó la carrera escudado por su fiel compañero. La ventaja de Hamilton es que desde que cogió las riendas del mundial allá por los meses de verano tras el 'cero' de Vettel en Alemania, depende de él mismo para ganar su quinto título mundial. Con un coche que ha mejorado por momentos y con un nivel de pilotaje excelente, el '44' no tuvo presión alguna y pudo permitirse el lujo de pasearse tranquilamente por un circuito "alucinante" en palabras del propio piloto. Esta tranquilidad aparente se podría entender como quién dice "con calculadora en mano", pero Lewis ha ido más allá junto con su equipo, haciendo inalcanzables sus tiempos por vuelta y demoledora su actitud optimista en sus declaraciones a la prensa.

Punto, set y partido

En la otra cara de la moneda, un errante Sebastian Vettel, trató de llegar hasta los límites de la física con su monoplaza. Ya en la clasificación erró con un trompo sin demasiada importancia. La clave de la victoria en la Fórmula 1 consiste en estar dotado de una sincronía excelente acorde con tu nivel a tu equipo. No obstante, aunque el piloto vaya perfecto, si el equipo no acompaña, llegar hasta el cajón más alto del podio queda imposible. Ferrari volvió a fallar con su estrategia esta vez en clasificación ante una climatología cambiante. La estrategia de neumáticos no fue correcta y el alemán sufrió las consecuencias al salir en octava posición el sábado tras comenzar su vuelta a la par que la lluvia. Esto provocó que ni siquiera pudiera sobrepasar al resto de pilotos del 'Top 10'.

El de Heppenheim tenía claro que debía llegar hasta los Mercedes cuando antes, y su objetivo era realista cuando para la segunda vuelta se desquitó de cuatro pilotos incluido su compañero tras el percance con Verstappen. El holandés que venía de equivocarse con Kimi, para muchos no tuvo la culpa de lo que sucedió en la curva de Spoon tras el relanzamiento de la prueba. Vettel arriesgó y perdió, apuró y falló, chocó con el de Red Bull y trompeó. Tras caer a la última posición y asumiendo la derrota por la radio -aunque las matemáticas aún le acompañan-, al '5' de los de rojo sólo le quedó entretenerse adelantando a los pilotos de 'segunda división', ya que con la carrera estabilizada por delante, el sexto puesto era lo máximo posible. Como siempre, analizamos lo más destacado de la carrera del Gran Premio de Japón también en nuestro resumen en formato vídeo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto