¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

[Vídeo] Resumen del GP de Rusia de F1 2019

El doblete de Mercedes en el Autódromo de Sochi volvió a demostrar a Ferrari que a pesar de no contar con el mejor coche en según qué casos, son capaces de ganar gracias a la ejecución perfecta de las diferentes oportunidades que presentan las carreras.

Desastre final para la Scudería. Tras una clasificación del ‘Top 3’ idéntica a la de hace una semana en Singapur, los de rojo gracias a su ingenioso plan para desquitarse de Lewis Hamilton aprovechando los rebufos, entraron de nuevo en una dinámica ganadora que luego derivó en una tensión que tuvo que ser controlada desde el muro. Sebastian Vettel según se pudo saber por las comunicaciones de radio, se saltó el plan inicial de su equipo al adelantar a su compañero además de a Lewis Hamilton, el objetivo principal, propiciando una nueva discusión entre los jerifaltes y los pilotos.

La cuestión es que el alemán tiene una excusa suficientemente buena a pesar de desobedecer órdenes directas: seguridad y velocidad. Seguridad porque en plena salida, la maniobra acometida por Vettel era la que menos tiempo podía hacer perder a ambos pilotos de cara al comienzo de la carrera. Sin embargo con el margen de seguridad conseguido con los Mercedes, el ‘5’ de Ferrari fue notoriamente superior vuelta tras vuelta que Charles Leclerc, marcando registros en morado y generando cada vez más distancia. Es probable que el monegasco decidiera acatar la situación para no comprometer sus neumáticos y por ende el resto de la prueba, pero en la esencia de las carreras, es completamente natural que gane el piloto más rápido.

Cuando se rompe la jerarquía de un equipo

Lo que ocurre es que la Fórmula 1 es un deporte de equipo, te debes al conjunto de gente que fabrica un coche y lo pone a punto para correr las carreras, y por tanto has de obedecer la jerarquía impuesta, guste o no. Sebastian se volvió a saltar una orden como antaño con Red Bull, una vez en primera posición cumplir la parte del trato para cualquier piloto competitivo es realmente difícil, sin embargo en alguien del calibre de Vettel cuesta de comprender cómo no obedeció a la primera cuando su compañero ya ha cedido en pro del equipo en varias ocasiones.

Así pues el muro de Ferrari encabezado por Mattia Binotto tuvo que intervenir con una estrategia que evitara cualquier tipo de circunstancia como perder la carrera, que hubiera batalla entre compañeros, o mucho peor, un accidente. De esta forma el ‘Plan Pacificador’ consistió en parar antes a Leclerc para forzar un ‘auto-undercut’ hacia Sebastian para así remediar la situación artificialmente evitando en todo momento que el piloto tuviera punto de control dentro de esa situación.

El resto ya es conocido. Un fallo de fiabilidad en el monoplaza del propio Vettel nada más salir de boxes propició un conjunto de situaciones entre Virtual Safety Car y el Coche de Seguridad físico, que volvieron a dar a Mercedes la victoria otro domingo más. En otro día en el que los de Brackley no contaban con el mejor coche, las flechas plateadas volvieron a demostrar a su máximo rival que están ahí ante cualquier mínimo error; así por suerte, astucia y ejecución de las múltiples situaciones que se han dado en la temporada, Mercedes vuelve a sumar mucho más que Ferrari, dejando ambos mundiales vistos para sentencia, y sobre todo, bajando a los italianos del cielo a la tierra. No solo vale el mejor coche. Como siempre, más información en nuestro resumen en formato vídeo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto