Fotos GP Brasil F1 2017

El circuito de Interlagos, lugar donde se disputa el Gran Premio de Brasil desde 1972 (alternándose en determinados años con el trazado de Jacarépagua) es uno de los más cortos del calendario con 4.309 metros de longitud. En cuanto a si dibujo, se trata de un trazado muy exigente, complejo y técnico, características que hacen denotar su antigüedad. Dos de las mayores dificultades para los pilotos son, sin lugar a dudas, los continuos cambios de pendientes y superficies, ya que el vetusto circuito de Interlagos (su primer diseño data de 1940) es uno de los que presenta un asfalto más bacheado.

También tiene uno de los pit-lane más polémicos del calendario. La salida de la calle de boxes transcurre de forma paralela a las famosas "eses de Senna", la primera serie de curvas enlazadas en bajada que sigue a le recta de meta, y los pilotos que salen de los boxes no se incorporan a pista hasta la recta trasera, lugar donde se permite la activación del DRS, por lo que las reincorporaciones de los que vienen de cambiar neumáticos siempre suelen traer espectáculo.

La recta de meta del trazado brasileño también es otro de los puntos más interesantes ya que se entra en ella a una velocidad altísima, tras un par de curvas rápidas que se hacen en plena aceleración, lo que provoca que se vean numerosos adelantamientos en la primera apurada de frenada justo después de alcanzar la velocidad máxima de unos 320 km/h. El circuito de Interlagos tiene 15 curvas (10 a izquierdas y 5 a derechas) y es uno de los pocos en los que se corre en sentido contrario a las agujas del reloj. La carrera esta programada a 71 vueltas.

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×