¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Cómo aparcar en batería fácil y a la primera con dos sencillos trucos

Cómo aparcar en batería fácil y a la primera con dos sencillos trucos
Aparcar en batería es más fácil de lo que puede parecer con estos sencillos pasos.
David Plaza
David Plaza4 min. lectura

Si eres de las personas que resopla cuando tiene que aparcar en batería, te aconsejamos que leas estos consejos que te damos para que te resulte mucho más sencillo hacer la maniobra a la primera.

Para muchos conductores/as la maniobra de aparcamiento es lo más complicado, ya que tienen dificultades para calcular correctamente las distancias a determinar en cada paso. La operación de estacionamiento suele ser posible en un único movimiento, pero para ello hay que dominar bien la técnica.

Cómo aparcar a la primera en batería

La maniobra de aparcamiento en batería es aquella en la que introducimos el vehículo marcha atrás en una línea perpendicular al eje de la vía por la que circulamos. Y el modo más sencillo de hacerlo es el siguiente:

  1. Cuando veas una plaza de aparcamiento en batería libre, señaliza la maniobra con el intermitente para no obstaculizar el tráfico o evitar que un vehículo que circule por detrás te impida iniciar la maniobra.
  2. El primer truco para ejecutar bien la operación es alinear el parachoques de tu vehículo con el lateral que da a la plaza libre del vehículo aparcado. Además, debes dejar una separación lateral aproximada de medio metro.
  3. Aprovecha todo el radio de giro del volante hacia el lado al que vas a estacionar tu vehículo. Inicia el movimiento marcha atrás mientras compruebas por el espejo retrovisor que da a los vehículos aparcados que no hay peatones ni obstáculos.
  4. Ahora viene el segundo truco: cuando tu rueda trasera haya rebasado el faro del vehículo estacionado, sabrás que no vas a tocarlo. Es el momento de comenzar a mirar por el espejo retrovisor contrario mientras sigues retrocediendo.
  5. Una vez que has metido el vehículo por completo en el hueco, comprueba si es necesario centrarlo en la plaza de aparcamiento. Recuerda que pueden multarte por dejar el coche demasiado cerca de otro.

¡Aparcado!

¿Es mejor aparcar en batería marcha atrás o hacia adelante?

La maniobra que hemos descrito es la que necesitas si quieres aparcar el coche en batería marcha atrás. Como es lógico, también puedes meterlo hacia adelante, para lo cual tendrás que dejar mucho más espacio lateral antes de iniciar el giro e introducir el morro de tu vehículo en el hueco.

Es evidente que hacerlo hacia adelante es mucho más sencillo al entrar, ya que la visibilidad es muy superior. El problema vendrá al salir, ya que tendrás que hacerlo marcha atrás para introducirte en la vía por la que circula el resto de vehículos.

Aparcar en batería hacia adelante puede ser más sencillo, pero luego hay que salir marcha atrás.

Para evitar una colisión, deberás hacerlo muy despacio e intentar anticipar la llegada de otro vehículo, algo complicado al tener que mirar lateralmente a través de una fila de coches aparcados.

Por todo ello, nuestro consejo es que siempre lo hagas marcha atrás. Ya verás como, con estos sencillos trucos y un poco de práctica, pronto dominarás la maniobra a la perfección.

Fuente: DGT / Fotos: Freepik