¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Aston Martin podría formar parte del grupo Geely

La compañía de Gaydon sigue buscando inversores para estabilizar su futuro financiero en un clima de incertidumbre y números oscilantes, a la espera de que su gallina de los huevos de oro (DBX) empieza a generar dinero contante y sonante.

Según una información del Financial Times aparecida esta misma tarde (req. sub.), Aston Martin está negociando con Geely que el gigante chino tome parte en su accionariado. Los beneficios de Aston Martin han disminuido en un año más de la mitad, y hace falta consolidad el futuro financiero de la firma. A Geely le sobra el dinero.

Hasta cuatro fuentes respaldan esa información, según FT

Aunque el Aston Martin DBX se lanzó a nivel comercial en noviembre y las expectativa son muy altas, a corto plazo la compañía sigue en problemas. El rendimiento del mercado europeo no es el esperado, y las turbulencias políticas del Reino Unido han afectado a la cotización de la libra, haciendo que bailen los números. En el tercer trimestre anunciaron pérdidas y la cotización en bolsa se desplomó.

El imperio Geely ya ha incorporado a su cartera varias marcas y fabricantes que se encontraban en apuros, y tras la conveniente inyección de dinero, reflotan. El mejor ejemplo es Volvo, a la compañía sueca nunca le ha ido mejor (más de 700.000 coches en 2019) y han pasado 10 años desde que fue adquirida a Ford Motor Company.

Aston Martin no pertenece a ningún grupo automotriz, va un poco por libre. Es un fabricante pequeño de coches de lujo. Ha corrido una suerte muy diferente a la de Ferrari. La compañía italiana se ha revalorizado un 70% desde que se lanzó al parqué, pero Aston Martin ha perdido más de la mitad de su valor en solo un año.

Daimler posee el 5% de Aston Martin, lo cual tiene un mínimo de lógica, Mercedes-AMG les proporciona motores. Es más, a Daimler le interesa que Aston Martin le vaya bien y siga comprando esos motores. La compañía alemana no ha hecho declaraciones sobre este rumor, pero tampoco lo han hecho ni Aston Martin ni Geely.

Li Shufu, el empresario chino detrás de Geely, ya tiene en su poder Volvo, Polestar, Lynk & Co, Lotus, London Electric Vehicle Company (anterior LTI) y Proton, además de su propia marca para China, países asiáticos y latinoamericanos. Además, conviene señalar que casi el 10% de Daimler también es propiedad de Geely, así como la mitad de la joint-venture de smart.

Geely está metiendo las narices en varias marcas europeas que han tenido problemas, y lo está haciendo para bien

Pero, ¿qué interés tendría para Geely hacerse con una participación en Aston Martin?Según la agencia Reuters, se podrían aprovechar sinergias con Lotus Cars. El resto de los vehículos del catálogo de Geely no encajan mucho con la filosofía de Aston Martin.

Y Geely no es el único nombre que se baraja para entrar al capital de Aston Martin. Anteriormente salió a la palestra el milmillonario canadiense Lawrence Stroll, el dueño del equipo de Fórmula 1 Racing Point, donde compite su hijo, Lance Stroll. Se habló de que adquiriese una buena tajada.

De momento los mercados han reaccionado positivamente ante el interés de Geely, las acciones han pegado un rebote del 11% intradía, hasta llegar al 15% de ganancia hoy. Eso deja los títulos a 4,78 libras, lo cual está casi 20 libras por debajo del precio de la oferta pública de acciones en octubre de 2018.

Aston Martin DBX, el modelo que puede salvar a la compañía

Aston Martin tiene muchas esperanzas en el SUV DBX, desde noviembre hay 1.800 pedidos, lo cual mejora el rendimiento comercial de cualquier Aston Martin que se haya ofrecido previamente. Incluso en marcas de superlujo los SUV están salvando balances y resultados. Hasta Rolls-Royce ha pegado un subidón con el Cullinan y ha pasado de 5.000 coches en 2019.

Y es que modelos como el DBX implican un engorde del beneficio por unidad, habida cuenta del mayor factor capricho de este tipo de coche. No son deportivos puros, pero son más utilizables, especialmente frente a carreteras de mala calidad o de cara a que viajen cuatro personas con más comodidad. De hecho, China se postula como su principal mercado.

Si Geely se mete en el accionariado de Aston Martin, lo haría en un momento excelente. El DBX animará las ventas y el dinero va a fluir muy bien. Además, el fantasma del "Brexit" sin acuerdo se está esfumando (habrá divorcio amistoso), y las acciones de Aston Martin están muy cerca de su suelo de cotización, 3,71 libras en los últimos 52 meses.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto