¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Audi abandonará la combustión en 2035, arranca la transición a los coches eléctricos

    Los Audi Q4 e-tron y e-tron GT, SUV compacto y berlina deportiva, dos nuevos eléctricosAudi

    La última conferencia de prensa de la marca de los cuatro aros celebrada hace tan solo unos días, han dejado muchos titulares. El más significativo es que Audi abandona la producción de motores de combustión, tanto gasolina como diésel. La firma solo invertirá en el ajuste de los propulsores para cumplir con la futura norma Euro 7, una transición.

    Markus Duesmann se ha propuesto llevar a la marca de los cuatro aros al nivel que sus antecesores pretendían pero que nunca terminaban de concretar. La última conferencia de prensa donde se han rendido las cuentas anuales y las líneas estratégicas del futuro de Audi han dejado claro que el modelo de combustión quedará atrás en 2030, con una gama de coches eléctricos a disposición de los clientes. El empujón determinante que hacía falta.

    Duesmann ha confirmado que la firma no desarrollará nuevas familias de motores en esta década, abandonando los esfuerzos para ofrecer nuevos propulsores, y centrar las inversiones en las tecnologías, sistemas de propulsión y baterías para los futuros modelos de movilidad sostenible. La actual generación de motores de gasolina y diésel están ya dotados de tecnología semi-híbrida MHEV de 48 Voltios, y en los que se seguirá trabajando para cumplir con la exigente norma Euro 7 que llega en 2026.

    Foto Prueba Audi Q7 60 TFSI e quattro Tiptronic Competition - exterior
    SUV híbridos enchufables como el Audi Q7 60 TFSI e quattro Tiptronic Competition permanecerán en oferta

    Audi será una marca totalmente eléctrica en 2035

    La decisión es fruto del compendio de circunstancias que se están dando en los últimos meses, agravada también por la decisión de algunos países de la Unión Europea de solicitar al comisionado de transportes que establezca una fecha límite para la combustión en el Viejo Continente y que no sea cuando cada fabricante apunte. Volkswagen es uno de los que pretende acabar con la combustión en 2040, pero contando con una gama de coches eléctricos muy completa en 2030.

    Así, Audi ha iniciado ya una transición al mundo de las cero emisiones de verdad con el objetivo de que la Unión Europea no le pille con el pie cambiado como en la fecha tope de la adaptación a la norma Euro 6d. Duesmann ha señalado que la futura norma Euro 7 no será muy eficaz en material medioambiental pero lo que sí supone es dedicar una gran partida de dinero, a la que no está dispuesto.

    De hecho, a la llegada de esta norma prevista para 2026, la marca tiene previsto contar con una decena de modelos totalmente eléctricos, y prácticamente toda la gama inundada de híbridos enchufables, la forma con la que compensará los estrictos límites. Ojo, esta nueva estrategia no significa que Audi se desprenda de los motores de combustión de un plumazo, sino que mantendrá los más vendidos, y serán parte de los híbridos enchufables hasta 2035. Entonces sí, a mediados de la próxima década Audi será completamente eléctrica.