¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los modelos de Bentley serán híbridos enchufables en 2023 y eléctricos en 2030

    Los modelos de Bentley serán híbridos enchufables en 2023 y eléctricos en 2030
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    La marca británica de lujo acaba de avanzar sus planes de electrificación, confirmando también lo que era un secreto a voces. El programa de Bentley contempla disponer de toda la gama con versiones híbridas enchufables hasta 2026 y transformarse en eléctrica en 2030. Unos objetivos muy serios y ambiciosos para los de Crewe.

    Bentley ha confirmado lo que era un secreto a voces, la firma se transformará en una marca completamente eléctrica a finales de esta década. En 2030, los clientes encontrarán en los exclusivos concesionarios solo coches eléctricos. Lo ha confirmado Adrian Hallmark, cuyos planes más inmediatos pasan por ir aplicando las nuevas recetas de electrificación.

    Esta estrategia de movilidad sostenible se enmarca en el concepto «Beyond 100», que va mucho más allá de la electrificación de los motores y de los futuros modelos de la casa británica. Porque también comprende acciones en todas las áreas de la empresa, destinadas a reducir las emisiones de CO2 hasta un 75 por ciento en 2025. Pero en lo relativo a la gama , el primer paso es implantar una tecnología más sofisticada y eficiente, cumpliendo las nuevas normas y poniendo las bases del futuro.

    El nuevo Bentley Flying Spur Hybrid se estrenará en 2023, luciendo potencia y eficiencia

    Bentley ha confirmado sus planes de electrificación hasta 2030

    Y esto pasa por ampliar la oferta de versiones híbridas enchufables, sumando al Bentley Bentayga Hybrid, la correspondiente variante del Flying Spur y el Continental GT Hybrid al que vimos en pruebas hace más de dos años. Ambos PHEV serán estrellas por potencia y eficiencia, esperándose su debut en 2021 según ha confirmado recientemente la marca británica, mientras que el primer eléctrico llegará en 2024.

    Éste último será el primer modelo de la firma en estrenar la plataforma PPE de coches eléctricos Premium desarrollada por Audi y Porsche. La firma trabaja ya en ella, como también en el nuevo motor eléctrico bautizado como «OCTOPUS». Un pie en el acelerador que se ha puesto con más presión, teniendo en cuenta que Rolls-Royce también pretende ofrecer versiones eléctricas en la próxima década.

    Una amenaza muy seria teniendo en cuenta el poder económico de BMW, quien está detrás de la marca de lujo, pero también una respuesta a las demandas de los clientes de Bentley, en base a la encuesta realizada internamente con unos resultados sorprendentes para la firma: el 55% de los clientes de Bentley pretende comprar un eléctrico de Bentley en cinco años, a pesar de que algunos cuentan ya con uno de otra marca, y en un 30% de los propietarios del Bentayga Hybrid conducen en modo eléctrico.