¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Cómo funciona la bici rotonda o rotonda holandesa

    Cómo funciona la bici rotonda o rotonda holandesa
    En las bici rotondas el carril bici se integra en la circulación.Depositphotos.com
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Este tipo de rotonda, que es muy habitual en países centroeuropeos, está llegando a España y ya se ha instalado en varias ciudades de nuestro país. Te contamos cómo funcionan y cuáles son sus ventajas.

    Las rotondas son elementos imprescindibles en el tráfico urbano actual, pues permiten una mayor fluidez y también la reducción de determinados riesgos en los cruces o intersecciones.

    Pero existen varios tipos de rotondas, como por ejemplo las turboglorietas, de las cuales ya te hemos hablado. Ahora se están poniendo de moda las rotondas que dan prioridad a las bicicletas, también denominadas rotondas holandesas.

    Qué es una bici rotonda o rotonda holandesa

    Lo primero que debemos tener claro es que en realidad una rotonda de este tipo cuenta con la misma forma que una convencional, pero con la diferencia de que incluye un anillo perimetral que no es más que la extensión del carril bici.

    Esto, en la práctica, da prioridad a los vehículos que circulan por los carriles bici en el interior de la rotonda. Esto es válido para bicicletas, patinetes eléctricos y en general todos los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) autorizados a utilizar el mencionado carril bici.

    Cómo funciona una bici rotonda o rotonda holandesa

    El funcionamiento de este tipo de rotonda es el mismo que el habitual en cuanto a que el tráfico motorizado que circula por el interior de la misma tiene prioridad sobre el que pretende ingresar en ella.

    Eso sí, al igual que pasa con los peatones en los pasos de cebra situados a la entrada y salida de la rotonda, los ciclistas o usuarios de patinetes y otros VMP también tienen prioridad mientras circulen por el anillo exterior o carril bici.

    Así funciona una rotonda holandesa en Países Bajos.

    La posición del carril bici, que suele estar indicado con color granate o verde, es variable. En algunas rotondas se sitúa justo en el perímetro exterior de la rotonda, mientras que en otros lo hace unos metros más atrás, junto al paso de peatones, dejando espacio para un vehículo a continuación y antes de entrar en la rotonda.

    Sea como fuere, en este tipo de rotondas el ciclista siempre tendrá prioridad sobre los vehículos motorizados, al igual que el peatón.

    Ventajas de la bici rotonda o rotonda holandesa

    La intención de este tipo de rotondas es la de acabar con los atropellos a ciclistas en un punto tan conflictivo como suele ser este punto. En muchas ocasiones, los ciclistas y usuarios de patinetes eléctricos, que están obligados a circular por la calzada o por el carril bici, no son respetados o vistos por los conductores, ocasionando accidentes graves a este colectivo vulnerables.

    Por desgracia, en España su implantación está siendo complicada a consecuencia de la falta de cultura del conductor con este tipo de rotondas y la circulación de bicicletas en las ciudades, lo que ha propiciado en más de una ocasión que no se respete la prioridad o se produzcan incidentes.

    ¿Serán cada vez más habituales y terminarán triunfando?