Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

BMW 530 MLE: el primer BMW M de la historia aunque no oficialmente

BMW 530 MLE: el primer BMW M de la historia aunque no oficialmente19

BMW Sudáfrica va a restaurar uno de los raros BMW 530 MLE que fueron fabricados en los años setenta, y que pasa por ser el primer modelo desarrollado por BMW Motorsport, antes incluso que fuera lanzado el primer BMW M oficialmente reconocido.

Un BMW 530 MLE en perfecto estado.

Aunque oficialmente el primer BMW M de la historia fue el BMW M1, o al menos eso es lo que nos ha contado siempre la marca, lo cierto es que la división BMW Motorsport desarrolló una variante deportiva varios años antes del lanzamiento del deportivo de motor central, el BMW 530 MLE o Motorsport Limited Edition.

Este fue desarrollado exclusivamente para el mercado sudafricano, donde fue comercializado en pequeñas series para poder homologar un par de unidades del BMW Serie 5 generación E12 en competición. Por lo que podemos considerarlo como una suerte de antecesor lejano de la saga BMW M5.

De ahí que entre 1976 y 1977 fueron fabricadas dos pequeñas series con especificaciones diferentes, los Type 1 en 1976, de los que fueron fabricados solo 110 ejemplares, y las 117 unidades fabricadas en 1977 de los Type 2.

El tratamiento de aligeramiento fue muy radical.

De esta manera, el BMW 530 MLE se convirtió en el primer modelo desarrollado por BMW Motorsport que llegó a ser producido, aunque no en Alemania sino en la planta de Rosslyn en Sudáfrica. Un par de años después pasó a producción el BMW M1, que curiosamente tampoco fue ensamblado por completo en Alemania. Ya que su laborioso proceso de montaje se llevaba a cabo mayormente en Italia, y solo en Alemania, en las instalaciones del carrocero Baur, se montaban el motor y la transmisión.

Los BMW 530 MLE contaban con un 6 cilindros en línea de 3.0 litros que entregaba 200 CV (197 hp) y 277 Nm de par máximo. Las prestaciones oficiales eran 9.3 segundos para completar el 0 a 100 km/h y 208 km/h de velocidad máxima.

Todas las unidades fueron fabricadas en color blanco, incluyendo nuevos spoiler delantero y trasero, pasos de rueda más anchos y un tratamiento de aligeramiento muy peculiar, pues además de contar con diversos paneles en aluminio también disponía de algunos paneles fuertemente perforados para ahorrar peso. Un sistema bastante rudimentario pero muy efectivo.

La unidad número 100 de la serie.

La unidad de las fotografías cuenta con el número de bastidor 770100, lo que supone que este es el ejemplar número 100 de la serie. Esta unidad cuenta con su motor y transmisión originales y perteneció a Peter Kaye-Eddie, piloto y manager del equipo que compitió con los 530 MLE. La compañía alemana compartirá los avances del proceso de restauración a través de sus redes sociales con el hashtag #BMW530MLE.

Noticias relacionadas

BMW 530 MLE: el primer BMW M de la historia aunque no oficialmente
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto