¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Unas fotos espía confirman que BMW sigue probando la tecnología de 48 Voltios

    5
    Fotos espía de BMW, la marca alemana prueba tecnología de 48 VoltiosMotor.es

    Hace tan solo unos días que nos comentaban el avistamiento de una unidad de pruebas del BMW X5. Aparentemente no llamaba la atención más que porque parecía que acababa de salir del concesionario. Sin embargo, las fotos espía del interior dejan claro que la firma estaba realizando pruebas de 48 Voltios. Una mejora continua con prototipos camuflados o unidades destapadas.

    Muchos se preguntan si tiene sentido que las marcas saquen a la carretera unidades de modelos presentados o prototipos camuflados de un modelo que ya está a la venta. Lo tiene, porque se trata de una mejora continua, pero son simples mulas en las que se prueban cientos sistemas -propios o de los proveedores- y que, a veces, no tienen nada que ver con el modelo en cuestión en el que está basado.

    Los fabricantes utilizan los prototipos que sirvieron para el desarrollo de un modelo, evitando fabricar nuevas unidades para probar electrónica, electricidad, detección de ruidos a bordo, fallos de sistemas, etc. Camufladas por completo o con jirones dejando ver los esperados detalles durante la fase de puesta a punto, pero que ya no importan. Estas unidades aparecen tiempo después, lo que induce a preguntarse qué trama la marca, cuando a veces no tienen ningún detalle que llame especialmente la atención.

    Interior de una mula de pruebas del BMW X5, repleta de dispositivos

    Las marcas usan prototipos camuflados para probar mejoras continuas, sin tener que tratarse de una nueva versión

    Hace tan solo unos días que un BMW X5 llamaba la atención de un lector porque aparecía aparcado con matrícula alemana. Aparentemente, ningún detalle exterior que llamara la atención más allá de un estado flamante, del que casi se podría decir que acababa de salir del concesionario. Solo un vistazo más detenidamente al interior, y del que no envió unas fotos espía, mostraban el propósito de esta unidad de pruebas del SUV.

    El ordenador ocupando el asiento del pasajero y enfocado al conductor para consultar informaciones, además de una nueva pantalla adicional delatan a esta unidad de pruebas, junto a una serie de dispositivos conectados entre sí, y enviando datos al ordenador, los que consultan permanentemente durante la conducción, según unas instrucciones específicas que siguen.

    Pero si te fijas algo más, verás que cobran más sentido con los documentos que se aprecian en el salpicadero, de los que se deducen ensayos de una serie de parámetros de un sistema eléctrico con una red de 48 Voltios. Una tecnología que ya se encuentra a bordo de las diferentes mecánicas de gasolina y diésel del X5, pero que el fabricante alemán sigue probando para mejorar el sistema, tanto en el SUV como en otros modelos de la marca alemana.

    Uno de los pliegos con las pruebas a realizar a bordo de un modelo de BMW
    Unas fotos espía confirman que BMW sigue probando la tecnología de 48 Voltios