¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    LG ya tiene solución a los problemas de incendio del Chevrolet Bolt EV

    LG ya tiene solución a los problemas de incendio del Chevrolet Bolt EV
    Puerto de carga de la batería del Chevrolet Bolt EVChevrolet
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Los de LG han tardado meses en dar con el fallo que causaba los incendios en las baterías equipadas a bordo del Chevrolet Bolt EV. El proveedor, que ha asumido la compensación económica a la marca americana, se encuentra con el gran problema de encontrar todas las unidades afectadas.

    Los técnicos de LG ya han dado con la verdadera tecla, más bien los grandes fallos, que algunas de las baterías equipadas en el Chevrolet Bolt EV presentaban y que eran la causa del incendio de éstas. A finales del pasado verano, el fabricante lanzó una actualización y pidió a los propietarios limitar la carga de la batería hasta el 90 por ciento de la capacidad, lo cual no fue la solución y casi que aumentaron más las unidades siniestradas.

    LG se hizo cargo de la garantía por el problema causado con una multimillonaria compensación a Chevrolet, pero no ha sido hasta hace unos meses cuando el proveedor ha logrado descubrir la causa verdadera. Según han apuntado, se trata de dos fallos de fabricación de las baterías, uno es la rotura del ánodo de la batería debido a un enganche con otro componente, y el segundo es que uno de los separadores de las celdas se doble.

    Producción Chevrolet Bolt EV
    La producción de los Chevrolet Bolt eléctricos se pausó hasta la solución de la batería defectuosa

    Un fallo de fabricación, causa del incendio de los Chevrolet Bolt eléctricos

    La combinación de los dos fallos causa el incendio, si bien el fabricante apunta que con solo uno de ellos no se da el fallo. La cuestión clave es que ambos se den en la misma celda.
    Detectado el fallo y la solución de sustituir el ánodo y reforzar las separaciones entre las celdas, ahora hay un tercer problema añadido, y es el de encontrar todas las unidades afectadas, algo que el proveedor de las baterías no puede hacer por sí solo y ha recurrido a la NTHSA americana.

    El organismo de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Estados Unidos ha puesto a su disposición sus herramientas y bases de datos para rastrear los vehículos que están equipadas con estas baterías defectuosas, de las que se desconoce si presentan los dos fallos de fabricación o uno de ellos porque, realmente, hay unidades que no se han incendiado.

    Fuentes de la NHTSA apuntan que existen 138.324 unidades afectadas. Pero hay que tener en cuenta un factor añadido más, y es que los de LG Energy Solution también han vendido baterías defectuosas a otras empresas, por lo que esta cifra puede aumentar considerablemente. Según Reuters, una vez que se detecten unidades concretas, se les comunicará oficialmente a los propietarios para realizar las actuaciones pertinentes cuando correspondan. La empresa suministradora de las baterías también a desarrollado un software de diagnosis que Chevrolet implantará en sus modelos para detectar fallos según el control del rendimiento de la batería, aumentando también los parámetros de carga.

    Fuente: Reuters