Chevrolet Corvette C8: todo lo que sabemos del nuevo 'Vette de motor central

El nuevo Chevrolet Corvette de motor central se acerca. La octava generación del 'Vette debería ser presentada el próximo año y a pesar del extremo secretismo que rodea su desarrollo, ya hay circulando algunos datos interesantes sobre el nuevo modelo.

Unidad de pruebas del nuevo Chevrolet Corvette C8.

Aunque toda la atención mediática se está centrando estos últimos meses en el inminente Corvette ZR1, que además se encuentra en un avanzado estado de desarrollo con docenas de prototipos circulando en la calle, en Chevrolet siguen trabajando paralelamente en su sucesor.

La nueva generación C8 estrenará la configuración de motor central trasero en la gama, una idea recurrente dentro de de la división Corvette desde hace décadas y que casi estuvo a punto de concretarse con la séptima generación, aunque la crisis financiera de finales de la década pasada acababa con estos planes y GM decidía volver a la configuración tradicional de motor delantero y tracción trasera.

El silencio que se cierne sobre el proyecto del actual C8 es total y por el momento no hemos asistido a las habituales filtraciones y realmente no se sabe nada a ciencia cierta sobre el modelo o sus especificaciones. Tan solo tenemos pequeñas piezas del puzzle que han ido apareciendo de manera desordenada y que ni siquiera son lo suficientemente claras como para saber como encajarlas, como es el caso del nuevo motor LT5 V8 DOHC, que se presume será estrenado por el C8 y no el ZR1.

El Chevrolet Corvette C8 junto a los prototipos del C7 ZR1.

Por tanto, lo poco que sabemos a día de hoy son unos pocos detalles que además, proceden de fuentes desconocidas. En primer lugar, aunque GM estuvo planteándose su presentación en el Salón de Los Ángeles de este mismo año, su estreno debería ser en el próximo Salón de Detroit 2018, para lo que queda poco más de medio año, por lo que estrecha la ventana temporal del aún no presentado C7 ZR1, que vería la llegada de la nueva generación nada más llegar al mercado.

Esta es la causa de que muchos analistas auguren un lanzamiento en una fecha posterior, en Detroit 2019, aunque una presentación temprana en Detroit 2018 como modelo 2020 es poco probable pero sigue siendo una posibilidad.

Lo que parece respaldar una presentación más cercana en el tiempo es el cierre temporal de la planta de Bowling Green, que se enfrenta a numerosas modificaciones. Y a pesar de las muchas y detalladas explicaciones de Chevrolet, muchos seguimos pensando que se debe a la adaptación de las instalaciones para la fabricación de la nueva generación, que además, será un modelo global y contará incluso con versiones con volante a la derecha. Esta versión RHD podría tener como destino principal el mercado australiano, como el deportivo V8 que ya ha prometido lanzar Holden en los próximos años.

La factoría de Bowling Green ha prohibido las visitas guiadas durante nada menso que 18 meses..

La nueva generación C8 no solo sufrirá un cambio estético y de configuración mecánica, también será replanteado su propio posicionamiento en el mercado, apuntando directamente a marcas como Ferrari o McLaren, aunque por un precio del que se dice será aproximadamente un tercio de estos.

En cuanto a su mecánica, si bien muchos dan por hecho que estrenará el nuevo V8 LT5 DOHC, algunos apuntan a que nos encontraremos de nuevo un clásico bloque V8 push-rod, para poder controlar los costos y conectar esta nueva generación con con el legado del modelo.

Aunque por lógica, podríamos encontrarnos ambas opciones mecánicas para dar vida a las distintas versiones de las que se compondrá la gama. En el caso de la versión animada por el V8 clásico nos encontraríamos con una potencia ligeramentepor encima de los 500 CV, y e el caso del novedoso V8 DOHC una cifra en torno de los 670 caballos.

Su desarrollo está avanzado pero aún no hemos visto prototipos definitivos.

Sobre la esperada variante electrificada, que podría emplear la denominación ya registrada E-Ray, es aún más complejo conjeturar, pues esta en teoría sería una variante puramente eléctrica del Corvette, aunque esta opción es bastante más improbable que una versión híbrida más prestacional del nuevo deportivo, por lo que a falta de informes más concretos solo podemos esperar.

Y por último, en cuanto a su estética, si bien se espera que cuente con rasgos propios del ADN Corvette (adaptados a las nuevas proporciones), según el jefe de diseño de GM lo que nos encontraremos será una silueta propia de los superdeportivos de motor central actuales, con detalles como salidas de aire orientadas a la zaga y winglets cercanos a los pasos de ruedas. También será de esperar una evolución de las ópticas actuales, sobre todo en la trasera, con los falsos conjuntos dobles que tanta polémica levantaron durante la presentación del C7.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×