¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Los coches usados siguen subiendo de precio: ¡el doble que los nuevos!

Los coches usados siguen subiendo de precio: ¡el doble que los nuevos!
La compraventa de coches sufre una rotunda subida de precios.
David Plaza
David Plaza5 min. lectura

El barómetro trimestral elaborado por Coches.com y GANVAM revela que el precio de los vehículos usados mantiene su subida, llegando incluso a duplicar la que también experimentan los nuevos.

Comprar cualquier cosa en este momento supone un gasto muy superior al de hace un año y eso es algo que se refleja de manera muy evidente en los precios de los coches, tanto nuevos como usados.

No es sólo una sensación de los clientes y profesionales del sector, sino que los datos y estadísticas reflejan una tendencia que de momento no tiene visos de acabar.

Subida espectacular de precios

Según el barómetro elaborado conjuntamente por Coches.com y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), entre enero y septiembre de este año los coches nuevos se han encarecido un 11 % con respecto al mismo periodo del año pasado.

Pero la cifra más llamativa es la de los coches usados, que en las mismas circunstancias y periodo se han encarecido un 19 % de media. Es llamativo que, además, los vehículos con más años son los que más han subido de precio: un 35 % los de más de 15 años y un 32 % los de entre 10 y 15. Los que menos se han encarecido son los usados de entre 3 y 5 años, un 19 %.

Los coches de entre 3 y 5 años son los que menos han subido de precio.

Si entre enero y septiembre de 2021 el precio medio de un coche de ocasión era de 15.100 euros, este año dicho importe ha ascendido hasta los 17.950 euros. De media, un coche de más de 15 años cuesta 3990 euros en un mercado de segunda mano que se ha encarecido por diversas cuestiones.

Por qué los coches usados están más caros

El principal problema al que se enfrenta el sector de los coches de ocasión es la consecuencia de los problemas a los que la industria automotriz lleva enfrentándose dos años: encarecimiento del transporte y la energía, escasez de materias primas y falta de stock.

Esa falta de stock ha hecho que las flotas y empresas tengan más problemas para renovar su parque móvil. Además, en los últimos tiempos muchos usuarios descartaron la compra de un vehículo nuevo por los largos tiempos de espera. Ahora, la oferta de coches de segunda mano es más escasa y eso encarece los precios.

Los datos indican que, en lo que llevamos de año, se han vendido un 5 % menos de coches usados que hace un año. De estos, los de más de 10 años supusieron el 61,3 % de las ventas.

El director corporativo de GANVAM, Jaime Barea, indica que «este protagonismo de los vehículos más antiguos dificulta la consecución de objetivos de neutralidad climática, lo que evidencia que la renovación del parque debe ser una piedra angular en la estrategia de descarbonización».

«No pensemos sólo en el planteamiento tradicional de incentivo al achatarramiento a cambio de la compra de otro vehículo e incorporemos también -siguiendo el ejemplo de Madrid-, otras fórmulas como monederos de kilómetros canjeables en soluciones de sharing. Estos vehículos de movilidad compartida, con alta tasa de renovación, ayudarían a nutrir el mercado de ocasión de vehículo joven y aumentarían el protagonismo del vendedor profesional sobre el particular», amplía.

En opinión de Gerardo Cabañas, director general de Coches.com, «no ayuda a la demanda de coche la situación de inestabilidad y de inflación, sobre todo de los combustibles, subvencionados en estos momentos pero que nadie sabe qué ocurrirá en 2023».

Según el informe, el Volkswagen Golf sigue siendo el modelo usado más demandado del mercado de ocasión, seguido del SEAT Ibiza y el SEAT León.

Fotos: Freepik